LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

30/11/2022. 01:08:14

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La inteligencia artificial aterriza en el sector legal

asesora jurídica en LABE Abogados

  • Todo lo que debes saber sobre la aplicación de la inteligencia artificial en el sector legal

Qué duda cabe que la tecnología está cambiando de manera drástica las distintas formas de actuación y modelos de negocio existentes, pues bien, el sector legal no iba a ser menos. Si bien es cierto que, a diferencia de otros sectores como el automovilístico o el de telecomunicaciones, éste se ha mostrado reacio a ciertos avances, la realidad evidencia la necesidad de apostar por la utilización de proveedores de software dedicados a la aplicación de la Inteligencia Artificial.

En 1950, Alan Turing, matemático de profesión, publicó un conocido artículo titulado “Computing machinery and Intelligence” (en español, “Maquinaria informática e Inteligencia”). La premisa sobre la que se basó el mencionado artículo era la siguiente pregunta: ¿pueden las máquinas pensar? Este texto marcó el inicio del campo de la Inteligencia Artificial.

La Inteligencia Artificial puede definirse como una rama de la computación capaz de desarrollar sistemas para ejecutar funciones o tareas típicamente humanas, como investigar, aprender, predecir, solucionar problemas y tomar decisiones. En los años 80, se suscitó un renovado interés por los sistemas expertos, es decir, aquellos que replican el pensamiento lógico-racional propio de la inteligencia humana. El programa DeepBlue, creado en 1996 por IBM, progresaba en esta tecnología al vencer a Garri Kaspárov, campeón mundial de ajedrez. En 2011, otro programa de la estadunidense IBM, Watson, derrotó a los campeones de preguntas y respuestas del juego televisivo Jeopardy. Todos ellos representan pequeños pasos hacía dicha tecnología que, actualmente, se puede reconocer en la navegación de GPS, los traductores en línea, los drones, los asistentes virtuales o el reconocimiento facial entre otros. No obstante, es ahora cuando la Inteligencia Artificial ha adquirido mayor importancia en el sector legal. El interrogante es claro ¿cómo puede ser beneficioso en el área del derecho?

  • Investigación legal. La ingente cantidad de datos e información disponible hoy en día ha trasformado la tarea de los profesionales en la búsqueda de antecedentes y documentación relevante, convirtiéndola en una labor más exhaustiva y costosa. La Inteligencia Artificial simplifica la búsqueda de respuestas y jurisprudencia necesaria para preparar los casos, a través de bases de datos legales y de análisis más rápidos y eficientes.
  • Due Diligence y revisión de documentos. Resulta de gran ayuda para la verificación de grandes cantidades de contratos, acuerdos u otros archivos legales. Además, esta tecnología permite encontrar informes específicos, clasificar o resumir documentos.
  • Chatbots. Éstos son asistentes virtuales, es decir, un programa de interacción con los usuarios, que les ofrece la posibilidad de aclarar dudas. Se automatizan las consultas frecuentes, se resuelven preguntas, asesoran y orientan a los clientes hacia soluciones más apropiadas a sus problemas pudiendo llegar a elaborar  valoraciones preliminares del caso.
  • Predicción. Gracias a las bases de datos legales, la Inteligencia Artificial facilita la evaluación del desempeño de los tribunales, las posibilidades de éxito del caso así como los costes y beneficios de las estrategias legales. Comienza a transformar la forma en la que se toman decisiones basadas en un análisis más completo y óptimo de las grandes cantidades de datos almacenados en sistemas judiciales, fallos e informes.
  • Confección de escritos. Los propios usuarios son los proveedores de información para chatbots que, mediante una guía de preguntas, elaboran un escrito para presentar directamente ante la administración de justicia.

En definitiva, queda patente la multitud de ventajas que aporta la Inteligencia Artificial al mundo del derecho, agilizando tiempos de respuesta y optimizando procesos. No parece que esta tecnología vaya a afectar al trabajo de los abogados, se trata de una alianza y no de una amenaza como algunos puedan creer. Al contrario, las tareas más complejas, mecánicas y repetitivas pasaran a formar parte de las funciones que realicen las “máquinas” frente a los abogados, que podrán destinar más tiempo a aquellas tareas que aporten mayor valor añadido a la firma.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.