LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

03/03/2024. 09:46:50

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Recurrir a un abogado como asesor de impuestos es cada vez más frecuente

Solo hay dos cosas ciertas en la vida: la muerte y los impuestos. No nos pongamos dramáticos, y hablemos mejor de los segundos. En España, a menudo nos quejamos de nuestra carga fiscal. Pero, aunque la situación sea la que es, sí es posible ahorrar dinero fiscalmente hablando. Tanto empresas como personas físicas pueden reducir su factura con la Administración Pública. Para ello, la opción más práctica es la de recurrir a profesionales de las finanzas y a abogados que actúan como asesores fiscales.

Calculadora

Las 3 ventajas de un abogado asesor fiscal

Está claro que las cosas son diferentes desde la perspectiva personal y la empresarial. Centrémonos, en primer lugar en los segundos. Si eres una empresa, tener un asesor fiscal puede:

  • Ayudarte a solicitar ayudas para la contratación de personal o para la compra de inmovilizado. Contar con los servicios de un abogado asesor fiscal te permitirá conocer las convocatorias de ayudas para empresas por parte de las Administraciones Públicas. Además, este profesional también se encargará de presentar la documentación necesaria cumpliendo con todos los requisitos.
  • Mantener los beneficios de la empresa ajustando costes inasumibles o inapropiados. El abogado asesor fiscal debe analizar la situación económica-financiera de la empresa y establecer las medidas necesarias en caso de que se esté incurriendo en costes que no se pueden afrontar.
  • Aplazar fácilmente impuestos si lo requiere la liquidez empresarial. Al conocer la legislación en materia tributaria y el estado de la compañía, el profesional puede aconsejar el aplazamiento del pago de los impuestos. En caso de que lo autorice la empresa podrá hacer las gestiones correspondientes para solicitar esta prórroga.
  • Los impuestos que más preocupan a los particulares

Los particulares cuentan con obligaciones tributarias distintas a las de las empresas. Por ello, sus necesidades son diferentes. Sin embargo, ellos también deberían decantarse por un especialista fiscal para mejorar la carga fiscal a la que están sometidos. La ayuda en las reclamaciones o instancias que haya que presentar en Hacienda es una de las ventajas mejor valoradas por los particulares. Además, también se pueden obtener pautas recomendadas y totalmente legales para el ahorro en impuestos. 

    1. El impuesto IBI. Este tributo es uno de las que más preocupa a los particulares. Esto se debe a que los ayuntamientos han incrementado su gravamen en los últimos años. La falta de liquidez de las familias puede impedir su pago a tiempo. Por eso es recomendable controlar bien las fechas y hacer previsiones para afrontarlo.

    2. Impuestos sobre las pensiones familiares. Actualmente se han producido diversos problemas en el caso de españoles que perciben pensiones del extranjero. Para evitar penalizaciones y recargos y con el objetivo de no perder ningún derecho, tener un asesor de mano es muy recomendable.

    3. IVA. Siguiendo las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobierno español subió de forma importante este impuesto indirecto recientemente. No puedes eludir su pago, pero sí te lo puedes deducir si eres autónomo o si tienes alquileres comerciales.

Aunque, los impuestos suscitan muchas críticas, estos son necesarios para mantener el Estado de Bienestar del que todos nos beneficiamos. No puedes eludirlos, pero sí se puede ahorrar con una buena planificación de la carga tributaria. Si además se tienen los productos adecuados, como planes de pensiones o ayudas específicas para las empresas, la jugada será redonda. Pero sobre todo, legal.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.