LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

07/02/2023. 23:17:29

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El mercado de los valores mobiliarios

En sentido amplio, puede definirse un mercado como el lugar o espacio donde compradores y vendedores pueden entrar en tratos comerciales, ya sea directamente o por intermedio de agentes, de modo que los precios que se pidan en una parte del mercado influyan sobre los que se paguen en otras partes. Se dice que los mercados son perfectos cuando los precios pagados en cada operación son conocidos inmediatamente entre las partes y donde todo comprador puede negociar con cualquier vendedor; e imperfectos, cuando los precios que se pagan son desconocidos para algunos compradores o vendedores.

Gráfico mercado de valores

Una primera aproximación al concepto del mercado de los valores mobiliarios, haciendo uso de la noción de mercado antes expuesta, nos lleva a considerarlo como un lugar o espacio en el que oferentes y demandantes entran en trato, generalmente, a través de un intermediario a fin de comprar o vender (o negociar e intercambiar) determinados bienes de características especiales, denominados valores mobiliarios. Éstos pueden ser vistos, desde un sentido lato o económico (no jurídico), como el segmento de bienes intercambiables al interior de todo el universo de bienes posibles de intercambio de una economía. A su vez, los valores mobiliarios tienen la naturaleza de activos financieros, en contraposición con los denominados activos reales. Punto que nos sirve de partida para indagar por las funciones del mercado de valores mobiliarios. 

Los activos financieros pueden ser definidos como "títulos emitidos por unidades económicas de gasto que constituyen un medio de mantener riqueza para quienes los poseen y un pasivo para quienes los emiten". Es decir, "son activo y pasivo en una misma medida: son activo para el adquirente y pasivo para el emisor" o también, pueden ser definidos, desde la perspectiva del adquiriente, como un tipo de activo intangible cuyo valor consiste en un derecho a obtener un beneficio futuro. En cambio los activos reales constituyen bienes corporales, muebles o inmuebles, de existencia tangible y no representados en valores como los primeros. 

Los activos financieros son objeto del llamado mercado financiero, el cual tiene entre otras funciones:

1.     Permitir la transferencia eficiente de fondos desde aquellas personas o instituciones que tienen exceso de los mismos hacia aquellos que lo necesitan para adquirir activos tangibles (los primeros actúan como inversores y los segundos como emisores); 

2.     Determinar el precio de los activos financieros gracias a la interacción de compradores y vendedores ("proceso de formación de precios");

3.     Dar liquidez a la inversión en activos financieros a través de los mercados secundarios; y,

4.     Reducir de los costos de transacción, los cuales se dividen en dos clases:

  • Los Costos de búsqueda, que representan costos explícitos, tales como el dinero empleado en anunciar que se desea comprar o vender un determinado activos financiero, o costos implícitos, tales como el valor del tiempo empleado en la búsqueda de alguien que nos quiera vender o comprar el activo financiero en cuestión.
  • Los Costos de información, que son aquellos en los que incurrirían los compradores y vendedores con el fin de conocer la información necesaria en relación a los activos financieros que deseen transar.

El mercado financiero a su vez comprende el mercado de dinero, el mercado de capitales y los mercados de futuros y derivados. 

El mercado de dinero (o monetario), cubre las necesidades de las empresas a corto plazo, es decir, son fondos proporcionados normalmente por bancos comerciales destinados a que las empresas ya existentes puedan operar o realizar actividades manteniendo una capacidad productiva determinada. se incluye en este mercado al dinero y a los instrumentos de corto plazo (vencimiento menor a un año)

El mercado de capitales, en cambio, cubre una perspectiva mayor a las necesidades financieras de las empresas pues se encuentra referido a recursos a mediano y largo plazo, necesarios al financiamiento de nueva inversión productiva (lo que supone, por tanto, un cierto período de maduración). La función del mercado de capitales consiste en incentivar y promover la formación de ahorros y facilitar la transferencia de recursos de los depositarios (unidades con superávit) hacia aquellos que los necesitan para destinarlos a inversión (unidades de déficit), proceso de ahorro-inversión que puede venir orientado por un conjunto de políticas monetarias, cambiaras, tributarias, de precios, etc.

Finalmente, en el mercado de futuros y derivados se negocian contratos para ejecutarse en el futuro sobre la base de condiciones establecidas en el presente. Puede decirse que cuando los mercados a futuro proveen información sobre precios, permiten la elaboración de planes al disminuir los riesgos de fluctuaciones de corto plazo.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.