LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

20/06/2024. 15:12:12

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Exclusivo: «Dispara hasta que estén muertos» – Algunos policías de Myanmar dicen que huyeron a la India después de rechazar órdenes

Reuters
Una vista general muestra la ciudad de Champhai en el estado nororiental de Mizoram, en la India Frontera con Myanmar el 9 de marzo de 2021. REUTERS/Devjyot Ghoshal

CHAMPHAI, India (Reuters) – Cuando Tha Peng recibió la orden de disparar contra los manifestantes con su subfusil para dispersarlos en la ciudad birsa de Khampat el 27 de febrero, el cabo lancero de la policía dijo que se negó.

«Al día siguiente, un oficial me llamó para preguntarme si dispararía», dijo. El joven de 27 años se negó de nuevo, y luego renunció a la fuerza.

El 1 de marzo, dijo que dejó su casa y su familia en Khampat y viajó durante tres días, la mayoría por la noche para evitar ser detectado, antes de cruzar al estado nororiental de Mizoram, en la India.

«No tuve elección», dijo Tha Peng a Reuters en una entrevista el martes, hablando a través de un traductor. Sólo dio una parte de su nombre para proteger su identidad. Reuters vio sus documentos de identidad policiales y nacionales que confirmaron el nombre.

Tha Peng dijo que él y seis colegas desobedecieron la orden del 27 de febrero de un oficial superior, a quien no nombró.

Reuters no pudo verificar de forma independiente sus cuentas recopiladas cerca de la frontera entre Myanmar e India.

La descripción de los hechos fue similar a la dada a la policía en Mizoram el 1 de marzo por otro cabo lancero de la policía de Myanmar y tres agentes que cruzaron a la India, según un documento policial interno clasificado visto por Reuters.

El documento fue escrito por funcionarios de la policía de Mizoram y da detalles biográficos de los cuatro individuos y su relato de por qué huyeron. No estaba dirigido a personas específicas.

«A medida que el movimiento de desobediencia civil está ganando impulso y protesta en poder de manifestantes anti-golpe de Estado en diferentes lugares, se nos instruye disparar contra los manifestantes», dijeron en una declaración conjunta a la policía de Mizoram.

«En tal escenario, no tenemos las agallas para disparar contra nuestra propia gente que son manifestantes pacíficos», dijeron.

La junta militar de Myanmar, que organizó un golpe de Estado el 1 de febrero y depuso al gobierno civil del país, no respondió a una solicitud de comentarios de Reuters.

La junta ha dicho que está actuando con la máxima moderación en el manejo de lo que ha descrito como manifestaciones de «manifestantes antidisturbios» a los que acusa de atacar a la policía y dañar la seguridad y la estabilidad nacionales.

Tha Peng’s es uno de los primeros casos reportados por los medios de comunicación de la policía que huye de Myanmar después de desobedecer las órdenes de las fuerzas de seguridad de la junta militar.

Se están organizando protestas diarias contra el golpe de Estado en todo el país y las fuerzas de seguridad han reprimido. Más de 60 manifestantes han muerto y más de 1.800 han sido detenidos, ha dicho la Asociación de Asistencia para Presos Políticos, un grupo de defensa.

Reuters no ha podido confirmar las cifras de forma independiente.

DECENAS HUYEN

Unas 100 personas de Myanmar, en su mayoría policías y sus familias, han cruzado una porosa frontera con la India desde que comenzaron las protestas, según un alto funcionario indio.

Varios se han refugiado en el distrito champhai de Mizoram, fronterizo con Myanmar, donde Reuters entrevistó a tres ciudadanos de Myanmar que dijeron haber servido con la policía.

Además de sus tarjetas de identificación, Tha Peng mostró una fotografía sin fecha de él con un uniforme de policía de Myanmar. Dijo que se unió a la fuerza hace nueve años.

Tha Peng dijo que, de acuerdo con las reglas de la policía, los manifestantes deberían ser detenidos por balas de goma o disparar por debajo de las rodillas. Reuters no pudo verificar las políticas policiales.

Pero sus superiores le dieron órdenes de «disparar hasta que estén muertos», agregó.

Ngun Hlei, quien dijo que fue enviado como policía en la ciudad de Mandalay, dijo que también había recibido órdenes de disparar. No dio una fecha, ni especificó si la orden era disparar para matar. No dio detalles de ninguna víctima.

El joven de 23 años también dio sólo una parte de su nombre completo y llevaba su documento nacional de identidad.

Tha Peng y Ngun Hlei dijeron que creían que la policía estaba actuando bajo órdenes del ejército de Myanmar, conocido como el Tatmadaw. No aportaron pruebas.

Los otros cuatro policías de Myanmar estuvieron de acuerdo, según el documento policial clasificado.

«… los militares presionaron a las fuerzas policiales que en su mayoría son policías para que se enfrentaran al pueblo», dijeron.

Ngun Hlei dijo que fue reprendido por desobedecer órdenes y transferido. Buscó ayuda de activistas prodemocráticos en línea y encontró su camino camino a la aldea vaphai de Mizoram el 6 de marzo.

El viaje a la India le costó alrededor de 200.000 kyat de Myanmar (143 dólares), dijo Ngun Hlei.

Aunque está custodiada por las fuerzas paramilitares indias, la frontera entre la India y Myanmar tiene un «régimen de libre circulación», que permite a las personas aventurarse a pocos kilómetros en territorio indio sin necesidad de permisos de viaje.

‘NO QUIERO VOLVER’

Dal, de 24 años, dijo que había trabajado como agente de policía con la policía de Myanmar en la ciudad montañosa de Falam, en el noroeste de Myanmar. Reuters vio una fotografía de su identificación policial y verificó el nombre.

Su trabajo era en su mayoría administrativo, incluyendo hacer listas de personas detenidas por la policía. Pero a medida que las protestas aumentaban a raíz del golpe de Estado, dijo que se le instruyó que tratara de atrapar a las manifestantes, una orden a la que se negó.

Temiendo ser encarcelada por aliarse con los manifestantes y su movimiento de desobediencia civil, dijo que decidió huir de Myanmar.

Los tres dijeron que había un apoyo sustancial a los manifestantes dentro de la fuerza policial de Myanmar.

«Dentro de la comisaría, el 90% apoya a los manifestantes, pero no hay ningún líder que los una», dijo Tha Peng, quien dejó atrás a su esposa y a sus dos hijas pequeñas, de seis meses de edad.

Al igual que algunos otros que han cruzado en los últimos días, los tres están dispersos por Champhai, apoyados por una red de activistas locales.

Vio a Htun Win, subcomisionada del distrito de Falam de Myanmar la semana pasada, escribió a la alta funcionaria del gobierno de Champhai, la subcomisionada Maria C.T. Zuali, pidiendo que ocho policías que habían entrado en la India fueran devueltos a ellos «con el fin de mantener las relaciones amistosas entre los dos países vecinos».

Zuali confirmó que había recibido la carta, una copia de la cual ha sido vista por Reuters.

Zoramthanga, ministro principal de Mizoram, dijo a Reuters que su administración proporcionaría alimentos temporales y refugio a quienes huyeran de Myanmar, pero que estaba pendiente una decisión sobre las repatriaciones con el gobierno federal de la India.

Tha Peng dijo que aunque extrañaba a su familia temía regresar a Myanmar.

«No quiero volver», dijo, sentado en una habitación del primer piso con vistas a las colinas verdes que se extienden hacia Myanmar.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.