LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

22/04/2024. 01:02:32

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El Rincón de Reuters

Francisco Camps dimite por el escándalo de trajes

Reuters

MADRID (Reuters) – El Partido Popular, favorito para ganar las próximas elecciones generales, se libró el miércoles de una de las cuestiones más espinosas que podrían perjudicarle en una campaña electoral después de que el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, anunciara su dimisión para poder defenderse ante la Justicia de la acusación de haber recibido regalos de la trama de corrupción Gürtel.

En la imagen, Camps el 20 de julio en el Palau de la Generalitat.

Camps, que en los comicios autonómicos de mayo logró su tercera victoria por mayoría absoluta, había contado desde el principio con el apoyo público del presidente del partido de centroderecha, Mariano Rajoy, considerado el favorito para las elecciones generales previstas para marzo de 2012.

"Voluntariamente ofrezco este sacrificio personal para que Mariano Rajoy sea el próximo presidente, para que el PP gobierne España y para que España sea esa gran nación que los españoles queremos", dijo Camps, de 48 años, en una comparecencia especial ante la prensa en el Palau de la Generalitat de la capital valenciana.

Rajoy cuenta con una gran ventaja en los sondeos sobre el candidato socialista, el ex vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, de cara a las elecciones previstas para marzo de 2012, pero que podrían adelantarse al otoño ante la crisis económica en España, mientras el Gobierno socialista trata de recuperar la confianza de los mercados y evitar un rescate como el que han recibido Grecia, Irlanda y Portugal.

La semana pasada, el Tribunal Superior de Justicia de Valencia ordenó la apertura de juicio oral contra Camps y otros tres dirigentes del PP en esta comunidad al apreciar indicios de que la red de corrupción conocida como Gürtel pagó varios miles de euros en prendas de vestir de confección cara para el presidente valenciano, que será juzgado por el delito de cohecho pasivo impropio.

"Dejo la presidencia de la Generalitat en este mismo instante, completamente inocente de las barbaridades que durante estos años se han dicho de mí, como las otras tres personas que están en un proceso absurdo brutal, que nadie entiende, que es falso, y que el día de mañana muchas personas tendrán que bajar la cabeza por las barbaridades que se han ido cosiendo", aseguró.

Poco después de su intervención, Rajoy alabó el gesto, calificándolo de "un ejercicio de responsabilidad y de ejemplaridad políticas que le ennoblecen".

"La decisión que ha adoptado Francisco Camps no prejuzga en absoluto su presunción de inocencia, ni menoscaba su ejecutoria intachable al frente de la Generalitat que los valencianos acaban de revalidar democráticamente", dijo el líder 'popular' en un breve comunicado enviado por el partido en el que reconoce el "ejercicio de generosidad y responsabilidad".

Desde el Gobierno la primera reacción vino del ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, que señaló que la decisión de Camps "es un acto de responsabilidad congruente".

El conocido como "caso de los trajes" se enmarca dentro de la trama de corrupción Gürtel, que ha salpicado a altos cargos del PP por haber obtenido supuestamente dinero y regalos a cambio de adjudicar cuantiosos contratos a empresas dirigidas por el presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, que aún está en prisión provisional a la espera de juicio.

La investigación llevaba desde abril de 2009 en el TSJV después de que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón traspasara a la justicia de esa comunidad la parte valenciana de una trama que se ha extendido por varias regiones, incluida Madrid.

DOS ACUSADOS SE DECLARAN CULPABLES

Junto con Camps iban a sentarse en el banquillo el ex vicepresidente Víctor Campos; el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa y el ex jefe de gabinete de la consejería de Turismo Rafael Betoret.

Campos y Betoret se declararon el miércoles culpables del mismo delito, cohecho pasivo impropio, con lo que evitan ir a juicio y se conforman con la pena más alta a la que podían ser condenados, que podría rondar una multa de varias decenas de miles de euros para cada uno. Tras el anuncio de Francisco Camps de mantener su inocencia, queda por saber la decisión del cuarto acusado, Ricardo Costa.

"No han podido demostrar nada porque no hay nada, no podrán demostrar nada, porque no hay nada, y ya estoy a partir de este mismo instante liberado para poder defenderme donde corresponda de estas infamias y de estas insidias", insistió Camps, que compareció junto a la alcaldesa de la capital, Rita Barberá, y el ex ministro del PP y responsable de cuestiones judiciales, Federico Trillo.

"Me voy con menos de lo que vine, con mucho menos, pero cargado de ilusiones".

Ahora se pone en marcha el proceso para relevarle al frente de la Comunidad Valenciana, que presidía desde 2003. En una reunión celebrada por la tarde, el PP en la Comunidad Valenciana propuso al actual alcalde de Castellón, Alberto Fabra, como candidato a la presidencia de la Generalitat y le nombró nuevo presidente del partido, cargo que también abandonó Camps.

El presidente de la Cámara, Juan Cotino, celebrará una ronda de consultas con los cuatro partidos de las Cortes y luego se celebrará un pleno de investidura en el que Fabra tiene asegurada la elección, al tener su partido la mayoría absoluta.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.