LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

24/04/2024. 11:35:28

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La primera ministra británica May da el pistoletazo de salida al Brexit

Reuters

LONDRES (Reuters) – La primera ministra británica, Theresa May, presentará el miércoles los documentos formales para activar el proceso del Brexit, llevando a Reino Unido a terreno desconocido y provocando unas negociaciones inciertas que pondrán a prueba la unidad de la Unión Europea.

May firma en su despacho la carta al presidente del Consejo Europeo Donald Tusk invocando el Artículo 50 con la intención británica de abandonar la UE, el 28 de marzo de 2017 en Londres

Nueve meses después de que los británicos decidieran el 'Brexit', May informó en un carta entregada por el embajador británico en la UE al presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, de que el Reino Unido renuncia al grupo al que se unió en 1973.

La primera ministra, que inicialmente se opuso al Brexit y que consiguió el cargo tras la tormenta política que siguió al referéndum, tendrá dos años para acordar los términos del divorcio antes de que entre en vigor a finales de marzo de 2019.

"Ahora que se ha tomado la decisión de salir de la UE, es hora de reunirse", dirá May a los legisladores, según declaraciones proporcionadas por su despacho.

"Cuando me siente a la mesa de negociación en los próximos meses, representaré a todas las personas de Reino Unido: jóvenes y viejos, ricos y pobres, ciudad, pueblo, país y todos los pueblos y aldeas intermedias", señalará May.

Al inicio del Brexit, May, de 60 años, tiene una de las tareas más duras de cualquier primer ministro británico de la historia reciente: mantener a Reino Unido frente a renovadas demandas independentistas escocesas, mientras negocia arduamente con otros 27 estados de la UE sobre finanzas, comercio, seguridad y una serie de otros asuntos complejos.

El resultado de las negociaciones modelará el futuro de la economía británica de 2,6 billones de dólares, la quinta más grande del mundo, y determinará si Londres puede mantener su lugar como uno de los dos principales centros financieros globales.

Para la UE, ya tambaleándose por las sucesivas crisis de deuda y refugiados, la pérdida de Reino Unido es el mayor revés en sus 60 años de esfuerzos por forjar una unidad europea tras dos devastadoras guerras mundiales.

Los líderes europeos dicen que no quieren castigar a Reino Unido. Pero ante un auge de los partidos nacionalistas y antieuropeos, no pueden darse el lujo de ofrecer a Londres términos generosos que podrían alentar a otros estados miembros a seguir su ejemplo y romper el bloque.

CARTA DE BREXIT

El anuncio de May con la intención británica de salir del bloque bajo el Artículo 50 del Tratado de Lisboa de la UE fue entregado en mano a Tusk en Bruselas por Tim Barrow, el representante permanente británico en la UE, ante periodistas.

Barrow llegó al edificio del Consejo Europeo poco después de las 0800 GMT para una reunión semanal rutinaria con altos diplomáticos de otros estados miembros.

May firmó la carta del Brexit el martes, fotografiada sola en su mesa de gabinete bajo un reloj, una bandera británica y un cuadro al óleo del primer ministro de Reino Unido Robert Walpole.

Con la carta del Brexit se espera que se inicie un tono positivo para las negociaciones y en ella se recapitulan 12 puntos clave que May marcó como sus metas en un discurso en enero, dijeron responsables de la UE.

En un plazo de 48 horas, Tusk enviará a los otros 27 miembros un borrador con las líneas generales de la negociación. Destacará sus opiniones en Malta, donde desde el miércoles acudirá al congreso de líderes de centroderecha. Los embajadores de los 27 estados se reunirán después en Bruselas para debatir el borrador de Tusk.

El curso de las negociaciones del Brexit es incierto.

May ha prometido buscar el mayor acceso posible al mercado europeo, pero dijo que Reino Unido quería establecer sus propios acuerdos de libre comercio con otros países más allá de Europa e imponer límites a la inmigración en el país.

La primera ministra reconoció que estas medidas supondrían retirarse del mercado único de la UE de 500 millones de personas, cimentado sobre los principios del libre movimiento de bienes, servicios, capital y personas.

May quiere negociar el divorcio de Reino Unido y la futura relación comercial con la UE en un periodo de dos años, aunque los responsables de la UE dicen que eso será difícil.

"Fuisteis vosotros, los británicos, quienes decidisteis salir, no nosotros los que queríamos que os fueseis", dijo un alto diplomático de la UE. "La relación comercial será la parte más difícil de resolver. No sé cómo se acabará en ese periodo de tiempo", dijo.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.