LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

23/07/2024. 20:42:27

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Los resultados en Andalucía frenan el dominio del PP

Reuters

Las reformas emprendidas por el Partido Popular le han pasado factura en Andalucía, donde el domingo ganó las elecciones autonómicas por primera vez en su historia pero sufrió un varapalo al no lograr la mayoría absoluta que esperaba, según los análisis en la prensa española del lunes.

osé Antonio Griñán sonríe el 25 de marzo de 2012 en Sevilla.

Los resultados supusieron una dulce derrota para el PSOE en contra de los pronósticos, ya que podrá seguir gobernando la comunidad con la ayuda de Izquierda Unida, una formación que duplicó su número de escaños en una consulta electoral donde la alta abstención se acercó al 40 por ciento.

El acierto del presidente andaluz José Antonio Griñán de separar los comicios autonómicos de las elecciones generales de noviembre, en las que el PSOE sufrió el mayor descalabro de su historia, la alta abstención y los errores en las encuestas fueron otras lecturas extraídas del resultado electoral.

"Al día siguiente de los comicios, el Partido Popular continúa siendo la fuerza hegemónica de España y mantiene plenamente la responsabilidad de gobernar, pero electoralmente empieza a sufrir los efectos de la situación que le toca gestionar", dijo el diario El País en un editorial.

Con el escrutinio completado, el PP obtuvo 50 escaños en un parlamento de 109, lejos de la mayoría absoluta, mientras el PSOE logró 47 escaños – nueve menos que en los anteriores comicios – e IULV-CA subió de seis a 12 diputados, en lo que se ha considerado un freno a la ola conservadora tras las victorias del PP en las generales y municipales del pasado año.

El diario El Mundo explicó los resultados desde dos ángulos: el miedo a que el PP fuera hegemónico en el mapa político y un cierto desencanto del electorado conservador con las medidas adoptadas por el Gobierno de Rajoy, especialmente las subidas de impuestos.

Las encuestas de opinión habían augurado que el PP lograría entre 54 y 59 escaños por el cansancio de los andaluces a más de tres décadas de poder de los socialistas, debido al alto índice de desempleo – del 31 por ciento, el más alto del país – y a los escándalos de corrupción, con varios dirigentes imputados en el denominado escándalo de los ERE.

"Muchos ciudadanos se estarán preguntando a estas horas qué tiene que hacer el PSOE para perder el poder en Andalucía porque resulta difícil de entender que José Antonio Griñán vaya a seguir gobernando con el historial de corrupción, abusos y clientelismo que ha salido a la luz en los últimos tiempos", dijo El Mundo en su editorial.

La consulta se celebró cuatro días antes de una huelga general por la reforma laboral que abarata el despido y cinco días antes de que Rajoy presente sus presupuestos para 2012 con más recortes.

"Ahora se ve con claridad que la convocatoria de la huelga general tenía por objetivo primordial tocar a rebato para que el PP no llegara a gobernar en Andalucía, el último bastión de un socialismo que desde hace dos años ha sufrido un descalabro electoral", apuntó el diario La Razón.

En abril, se espera que el Gobierno de Rajoy ponga en marcha reformas que permitan a las comunidades autónomas recortar en los gastos en educación y salud, gracias a disponer de una holgada mayoría absoluta en el parlamento nacional.

POSIBLE COALICIÓN DE IZQUIERDAS

Aunque una coalición entre el PSOE e IU no se da por sentada, los líderes de Izquierda Unida sugirieron el domingo que su partido contemplaba esa posibilidad.

"La gente en Andalucía quiere un cambio, pero quiere un cambio hacia la izquierda", dijo Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, en Madrid.

Los socialistas han obtenido unos resultados mejores de los esperados, lo que les dará un respiro tras las debacles electorales de las generales y municipales en las que perdieron gran parte de su cuota de poder en todo el país y provocaron un cambió en la dirección del partido.

"Hoy se ha visto que hay una mayoría de votantes en Andalucía que no han votado a la derecha y que quieren un camino en el que se defienda el modelo social y la igualdad de oportunidades", dijo Griñán, añadiendo que una vez más el PSOE le había dado de nuevo la vuelta a las encuestas.

Los socialistas lograron un buen resultado el domingo en Asturias, donde se celebraron unas segundas elecciones regionales en menos de un año por un estancamiento político, aunque podrían no gobernar porque ningún partido logró la mayoría absoluta.

"El electorado asturiano, tradicionalmente de izquierda, se ha pronunciado ya dos veces a favor de los conservadores. Estos deberían ser capaces de asumir la responsabilidad que les corresponde", agregó El País.

En Andalucía, un 37,7% de los 6,4 millones de electores de los casi ocho millones y medio de habitantes no acudió a votar, un índice de abstención 10 puntos más alto que en los comicios autonómicos de 2008.

"Una parte de la ciudadanía parece cansada de que se le convoque una y otra vez a las urnas, sin que esto se traduzca en mejores resultados a la hora de resolver las cuestiones que más les preocupan: el paro y la situación económica en general", advirtió El País sobre la abstención.

Analistas dijeron que los resultados suponían una victoria amarga para el PP, e incluso que podrían convertirse en una derrota.

"La baja participación que hemos visto ha castigado tanto a los socialistas, por la crisis y la corrupción, como sorprendentemente al PP, que hasta cierto punto ha sido castigado por los recortes de Rajoy", dijo José Pablo Ferrándiz, director de la encuestadora Metroscopia, a Reuters.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.