14 de Diciembre de 2018 | 05:50

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Centenario de Ian Fleming, de periodista en Reuters a espía británico y popularizador de los servicios de inteligencia

30 de Mayo de 2008

James Bond era el nombre del autor del libro de ornitología que hojeaba Fleming cuando buscaba inspiración. Como recambio por el lanzamiento al estrellato de su nombre, el estudioso de los pájaros usó el nombre de Ian Fleming para una preciosa ave caribeña. 007 era el nombre que uno de los espías de Isabel I utilizaba para referirse en clave a Su Majestad.

Legal Today

Para la mayoría de nosotros Bond es un agente secreto eficaz y arrogante. Detrás se encuentra el fascinante Ian Fleming, gracias al cual la gente conoce los servicios de inteligencia y de quien ahora se está celebrando el centenario de su nacimiento con conmemoraciones en todo el mundo

Nacido el 28 de mayo de 1908, Ian Lancaster Fleming destacaba en el colegio de Eton, pero lo abandonó antes de graduarse por un incidente con una chica -de esto se redimió en el personaje de Bond-, quien tampoco pudo acabar sus estudios en Eton.

Comenzó la carrera militar, aunque la realidad de un ejército sin héroes ni personalidad hizo que, de nuevo, abandonase otro ambiente. Fleming entonces se trasladó a un pueblo de Austria, Kitzbuhel, donde creó su propia identidad de chico guapo, con un ingenio fulgurante y atrevido delante de las mujeres. Tras un período como periodista en Reuters, donde cultivó la admiración entre sus compañeros por el seguimiento de un juicio en Rusia, se puso a trabajar para la banca en Londres. Súbitamente, y aceptando en 1939 una misión para el periódico The Times que le obligaba a establecerse en Rusia comenzó su actividad de agente secreto; profesión para la que había suspendido el examen de acceso en su tiempo en Austria. Fleming llegó pronto a ser el hombre de confianza de uno de los mejores espías británicos, el Almirante John Godfrey.

Pero donde hizo arte fue en la guerra fría, período en el que programó mil excentricidades para confundir a los alemanes. En su tarea derivada de la asistencia al Almirante Godfrey tuvo que redactar numerosas memorias e informes de las actividades, donde su estilo elegante, conciso e imaginativo, unido a una aparente omnisciencia convirtió algo insufrible como un informe en un placer de lectura.

Con su talento, su mundo y sus maneras; y casado en Jamaica con una recién divorciada embarazada de Fleming, escribió la primera aventura de Bond, Casino Royale. Para entonces, en los inicios de la década de los cincuenta, su círculo de amistades incluía al círculo literario inglés, que le ayudó y aconsejó en la difusión de esta primera novela. Además, durante una temporada escribió "Atticus", una columna del Sunday Times en la que mostraba su gran conocimiento de los servicios de espionaje, sometiéndolos a ácidas críticas.

Acción trepidante, huidas imposibles, espionaje, tecnología, suspense, mujeres irreales. "Mucha gente me pregunta: '¿Cómo se le ocurren esas cosas?', que mente tan extraordinaria (y a veces sucia) debe tener usted" y es que los catorce títulos de James Bond, se basan en la realidad, novelada, de los servicios de inteligencia. "Mis tramas, aunque fantásticas, están basadas regularmente en hechos reales" decía Fleming al respecto de sus obras, aunque, se lamentaba, Bond era más atractivo que él.

Los catorce títulos del agente Bond fueron pronto best sellers en todo el mundo. Dotó al agente 007 de características propias o que le hubiese gustado tener. Incluso vivieron las mismas aventuras con finales distintos.

La Operación Goldeneye, que dio nombre a su casa de Jamaica donde comenzó con una máquina de escribir la saga Bond y a uno de los relatos de 007, era el nombre en clave de una de las misiones que tuvo y que más le gustó, evitar la entrada de España en el Eje y una posible invasión de Gibraltar por el ejército español.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
15 votos