05 de Abril de 2020 | 01:18
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

12 de Diciembre de 2019

El posicionamiento SEO en el sector legal
¿Está tu despacho bien posicionado o sólo presente?

En un entorno tan pujante como el digital, resulta lógico pensar que estar presente en Internet es fundamental para que un despacho de abogados pueda alcanzar sus objetivos. Sin embargo, en un sector tan cambiante y sujeto a numerosos factores, ya no basta con tener presencia digital; lo realmente relevante es contar con una buena presencia online. Y para ello, el posicionamiento orgánico es clave.

Andrés M. Castillo Ahumada,
Dpto. Comunicación y Marketing
DM Consultores


El posicionamiento SEO

Como norma general, una correcta estrategia de posicionamiento SEO - Search Engine Optimization en inglés - incluye todas aquellas acciones necesarias para optimizar y mejorar el posicionamiento orgánico de un determinado sitio web en buscadores.

El propio Google lo define como "el proceso de mejorar un sitio web para que los motores de búsqueda puedan comprenderlo mejor".

"La optimización en buscadores a menudo consiste en introducir pequeños cambios en diferentes partes de un sitio web", que combinados con otras optimizaciones "pueden tener un impacto notable en la experiencia de usuario y en el rendimiento de un sitio web en los resultados de búsqueda orgánica", apunta el gigante tecnológico.

Principales recomendaciones SEO

Con el fin de desarrollar una correcta estrategia de posicionamiento en buscadores y obtener así el máximo rendimiento posible, desde este portal os presentamos una serie de pautas recomendadas por el propio navegador para situar la página web de vuestro despacho entre los primeros resultados de búsqueda o, al menos, comenzar a escalar puestos.

Las principales recomendaciones sobre buenas prácticas SEO que Google recomienda implementar en una determinada página web son las siguientes:

  • Títulos de páginas

La etiqueta <title> debe mostrar el tema o asunto de una determinada página de forma precisa, breve y concisa. Si hablamos de la página principal de un despacho de abogados, ésta debería incluir, por ejemplo, el nombre de la firma, su ubicación o sus áreas de especialización.

Como señala el propio buscador, "todas las páginas de un sitio web deberían tener un título único, puesto que, de este modo, ayudas a Google a saber en qué difiere una página respecto a las otras".

  • Descripción de páginas

Esta metaetiqueta debe aportar un resumen preciso del contenido más relevante que el usuario podrá encontrar en la página, como por ejemplo, información sobre las áreas de especialización, sectores de actuación del despacho, etc. Su extensión oscilará entre una o dos frases, un breve párrafo a lo sumo.

Se trata del texto que Google emplea como fragmento en los resultados de búsqueda, por lo que puede entenderse como la "carta de presentación" que tienen a su disposición los usuarios para determinar si la página les resulta útil o no.

Al igual que en el caso de los títulos, es recomendable que cada página cuente con su propia descripción.

  • Encabezados de contenido relevante

El texto que se encuentra entre las etiquetas de encabezado - H1, H2, H3...- presenta un tamaño mayor que el resto del cuerpo de la página. Esta estructura y diferencias en el formato permite jerarquizar el contenido y mostrar qué información es realmente relevante, pues el objetivo, además de posicionar bien el sitio web en buscadores, es facilitar la lectura a los propios usuarios, que en gran parte pueden ser clientes potenciales del despacho.

En su manual de recomendaciones, Google desaconseja un uso excesivo de encabezados, así como la utilización de textos largos e incoherentes con la temática de la propia página. Es decir, no debemos emplear estos atributos para dar formato al texto; en esos casos, opciones como destacar palabras en cursiva, negrita o emplear cualquier otro elemento tipográfico resultan más aconsejables.

  • Arquitectura fluida y natural

Facilitar al usuario la navegación por el sitio web es esencial. Así, debemos entender la página de inicio como el punto de partida de toda la navegación. Desde esta página, el usuario debe ser capaz de acceder al contenido específico objeto de su búsqueda. Nos referimos, por ejemplo, a la consulta de determinados servicios según las áreas de especialización del despacho.

Además del uso de los habituales menús, emplear rutas de exploración (fila de enlaces internos) o una página de navegación sencilla también puede facilitar esta tarea al potencial cliente.

Para conseguir una arquitectura fluida y natural debemos, además, evitar redes de enlaces internos complejas (no es necesario enlazar todas las páginas entre sí) y crear páginas 404 personalizadas (si el usuario accede a un archivo que ya no existe, la página 404 debería redireccionarle a un contenido relacionado o a la página de inicio, por ejemplo).

  • URL's sencillas

"Al crear categorías y nombres de archivo descriptivos para los documentos de tu sitio web, no solo organizas mejor el sitio web, sino que te permite generar URL más sencillas para los que quieran enlazar a tus páginas". Con esta afirmación, Google nos sugiere el empleo de URL's personalizadas y optimizadas. Para ello, es recomendable incluir en ellas únicamente palabras relevantes para el contenido con el que deseamos posicionar la página, evitando parámetros innecesarios como formatos de fecha, ID de sesión, así como textos largos y genéricos.

Por tanto, las URL's de la página web de nuestro despacho deberán ser precisas, breves y, en la medida de lo posible, sin demasiados subdiretorios anidados (o niveles de navegación).

  • Textos optimizados

La presentación de textos útiles y atractivos contribuirá a que el usuario o potencial cliente permanezca mayor tiempo en la página web (uno de los factores más valorados por Google) y, además, le incitará a regresar si considera que el contenido consultado es relevante.

Para ello, Google recomienda crear contenido de calidad, nuevo, único y evitar siempre que sea posible duplicidades. Redactar textos fáciles de leer, bien estructurados y que incluyan determinadas palabras claves también será de gran ayuda para mejorar el posicionamiento de la página web.

Precisamente, una parte importante de los textos son los enlaces, tanto internos como externos. Al respecto, Google señala lo siguiente: "En ambos casos, cuanto mejor sea el texto del enlace, más fácilmente podrán los usuarios navegar por el sitio web y más fácil le resultará a Google saber de qué trata la página enlazada". Por ello, debemos apostar por textos de enlaces cortos, exactos y relacionados con la temática de la página.

  • Imágenes optimizadas

Nombrar al archivo de imagen con un nombre descriptivo e implementar la etiqueta "Alt" con un texto breve que resuma el contenido o finalidad de la imagen también es valorado positivamente por Google. Pero ¿en qué reside la importancia del atributo "Alt"? Como señala el propio navegador, "te permite especificar texto alternativo para que se muestre si la imagen no se renderiza por algún motivo". [...] Además, "si un usuario navega por tu sitio web con tecnologías de asistencia, como un lector de pantalla, el contenido del atributo "Alt" proporciona información sobre las imágenes".

Tener en cuenta el tamaño o peso de las imágenes que publicamos en el sitio web de nuestro despacho, así como su asociación con la identidad visual corporativa de la firma son aspectos que también debemos considerar para que el usuario se sienta cómodo y su navegación resulte plenamente satisfactoria, factores que benefician por tanto el tiempo de permanencia en el sitio web.

  • Optimización para dispositivos móviles

El cambio de rutinas y los nuevos modos de consumo están propiciando que cada vez sean más las personas que acceden a páginas de Internet desde sus teléfonos móviles, tablets u otros dispositivos móviles.

Consciente de esta tendencia, en su manual de recomendaciones SEO, Google nos sugiere contar con páginas web que se adapten a cada dispositivo. En este sentido, el diseño responsive juega un papel fundamental. Gracias a este tipo de diseño, la página web de nuestro despacho se adaptará al tipo de dispositivo desde el que el usuario esté accediendo en un momento determinado. Es decir, el contenido no se presentará del mismo modo en un ordenador de sobremesa que en un teléfono móvil.

Al igual que el tiempo medio de permanencia, este criterio es uno de los que más valora Google para premiar o castigar el posicionamiento orgánico de un sitio web, ya que, como hemos mencionado anteriormente, este navegador presta especial atención a la experiencia de los usuarios.

  • Difusión del sitio web:

Difundir la página web de nuestro despacho a través de otros medios digitales permitirá que potenciales clientes interesados en determinados servicios puedan llegar hasta el sitio web.

Para ello, tener una presencia activa en redes sociales, contar con un perfil actualizado en herramientas como Google My business o publicar artículos en medios o en el propio blog del despacho son acciones que, sin duda, ayudarán a dar a conocer la actividad de la firma.

SEO y reputación, la ecuación perfecta

Si llevar a buen puerto todas estas recomendaciones contribuye a escalar posiciones en los buscadores, no menos importante resulta generar confianza en los usuarios, quienes, en algunos casos, pueden llegar a convertirse en clientes.

Para ello, la reputación de la marca lo es todo. Dar a conocer quién publica información en el sitio web, la relevancia de estos autores, así como su nivel de expertise son factores clave para que los internautas se sientan cómodos y seguros.

Sin duda, destinar esfuerzos a nivel SEO y de reputación online es la ecuación perfecta que permitirá a cualquier despacho con presencia digital consolidar su marca y llegar al público objetivo deseado.

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    Aranzadi Fusión

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

  • Nuevos códigos Aranzadi

    Códigos LeyItBe

    ¿Conoces la relación de códigos Aranzadi para este curso? No te quedes sin ellos.

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar