LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

05/10/2022. 14:22:54

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

LA GESTIÓN DE RIESGOS TOMA PROTAGONISMO DEFINITIVO

Todos pensamos en tener las espaldas cubiertas

Legal Today

La mayor volatilidad y complejidad del entorno financiero y económico ha puesto los miedos de los directivos en primera plana. Para Werner Vanderhaeghe "los abogados de empresa deberían poder guiar sus clientes por territorios legales que no figuran en el mapa".

La gestión de riesgos corporativo es una de las principales prioridades para responsables empresariales según el informe “Gestión de riesgo como fuente de ventajas competitivas y alto rendimiento, Estudio mundial sobre la gestión del riesgo de Accenture 2011”.

Un muñequito caminando por un laberinto.

El 49% de los directivos encuestados por Accenture considera que la gestión del riesgo corporativo aumentará las posibilidades de generar crecimiento rentable a largo plazo para su empresa y el 48% opina que dicha gestión contribuirá a apoyar la rentabilidad futura. En el estudio llevado a cabo por la consultoría en 2009, el 85% los ejecutivos afirmaron que la gestión de riesgo de su empresa necesitaba alinearse con la estrategia de negocios corporativa. Según el informe de este año, se han realizado grandes avances para cubrir esta necesidad: el 85% cree que esta función se ha convertido en un elemento impulsor de ventajas para su empresa.

El estudio indica que los cinco grandes retos que se deben afrontar en los próximos dos años son:

  • Reducir costes,
  • Alinear la gestión de riesgos con la estrategia global del negocio,
  • &Responder a las exigencias normativas mejorar las capacidades de modelización de riesgos
  • Mejorar la disponibilidad/calidad de datos

Aunque las inversiones dirigidas a mejorar las capacidades en la gestión del riesgo han sido importantes en algunos sectores, el 83% tiene planes para efectuar inversiones adicionales durante los próximos dos años. Adicionalmente, más del 80% de los directivos confiesan que la mayor volatilidad y complejidad del entorno financiero y económico han hecho aumentar la importancia de la gestión de riesgos como función clave de la organización.

Así, el 67% confirmó que su empresa tenía programas de gestión de riesgos corporativos (ERM) y otro 15% reveló sus planes para implantar un programa ERM durante los próximos dos años.

Según Josep Nadal, socio de Accenture, "las mejores empresas no solamente se están dedicando a mejorar la gestión de riesgos, sino que lo están utilizando para obtener ventajas competitivas. Como consecuencia de todo ello, se están persiguiendo nuevas oportunidades de negocio con una mayor visión"

Un buen abogado es también un gestor de riesgos

Werner Vanderhaeghe, abogado que ha trabajado en Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, en Nueva York y en Bruselas; ha sido socio de White & Case, en Bruselas; y director de la asesoría jurídica del Grupo Bekaert y del Grupo Agfa-Gevaert comentaba en una entrevista concedida al IE que acerca de qué virtudes ha de tener un abogado internacional que "las operaciones globales requieren habilidades jurídicas de un nivel intelectual más alto. Todos los abogados de negocios en el ámbito internacional deben dominar áreas del derecho y la gestión empresarial cada vez más sofisticadas, complejas y de vanguardia. En segundo lugar, la regulación ejerce más presión que nunca en relación con la responsabilidad. Los abogados de empresa tienen que entender la situación política, económica, social y cultural de los países en cuyas jurisdicciones trabajan. Esto requiere que el abogado esté más en contacto con el mundo (reguladores, grupos de presión y otros jugadores de industria). En tercer lugar, la exigencia en el nivel de desempeño empresarial y de integridad en relación con las actuaciones empresariales ha aumentado. Esto se ve principalmente en los abogados internos; pero creo que todos los abogados de empresa que asesoran a clientes en el ámbito internacional deben poder conciliar perfectamente el exigente desempeño empresarial con la máxima integridad. En cuarto lugar, los nuevos fenómenos empresariales precisan nuevos sistemas legales y normas para gobernar el mundo globalizado, sistemas y normas que todavía no existen. Los abogados de empresa deberían poder guiar sus clientes por territorios legales que no figuran en el mapa. Por último, las empresas están cada vez más enfocadas hacia el gobierno corporativo y la gestión de riesgos globales. Esto, nuevamente está más orientado al papel del abogado interno, pero pienso que la función de cualquier abogado de negocios va más allá del asesoramiento jurídico, porque el asesoramiento jurídico no puede estar totalmente separado de otro tipo de asesoramiento, como el financiero o el de la imagen empresarial".

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.