LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

01/02/2023. 00:55:49

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Abogados especialistas en herencias versus abogados generalistas: la diferencia entre ambos profesionales

asesora de marketing online para despachos de abogados

Como está sucediendo en la actualidad en todos los ámbitos económicos, donde la especialización se ha convertido en uno de los principales activos de los profesionales, el mundo del derecho y de la abogacía no podía ser menos. De ahí el sentido y la importancia de tratar el tema sugerido por el título de este artículo: abogados especialistas en herencias versus abogados generalistas.

Dos personas sobre una maqueta de reloj mirándose

El profesional especializado: lo que le diferencia del resto

Al igual que cuando usted necesita un médico acude a aquél que posee la preparación necesaria para curar su dolencia, cuando tenga un problema o una consulta legales concertará una cita con aquel abogado que se dedique al ámbito jurídico al que aquéllos pertenezcan.

Evidentemente, todos los abogados cuentan con una formación básica, sobre todo en materia de Derecho Constitucional, Civil, Penal y Procesal. Se trata de conocimientos que adquirieron en la Universidad, cuando estudiaban Derecho. Sin embargo, todos ellos, una vez que se incorporan al mercado laboral, tienen la obligación de destacar en alguna materia más específica.

Así es como se consolida un buen profesional, adquiriendo capacidades lo suficientemente valiosas como para diferenciarse del resto. En este orden de cosas, un abogado que se dedique, por ejemplo, al Derecho financiero y tributario, difícilmente le garantizará un asesoramiento valioso en cuestiones penales.

De igual modo, la dicotomía abogados especialistas en herencias versus abogados generalistas ofrece un punto de análisis sumamente interesante.

El derecho hereditario

Se trata de una rama del Derecho Civil que aglutina, no sólo aspectos puramente hereditarios, sino también familiares, económicos y, por supuesto, fiscales. Para resolver una sucesión hay que tener claro quiénes son los parientes con derecho a ella; asimismo, es preciso dominar todo lo relativo a las obligaciones y los derechos reales, pues el patrimonio del difunto deberá ser repartido entre aquéllos.

Además, desde el punto de vista impositivo, las herencias tributarán en función de las distintas normativas autonómicas, porque es un impuesto cedido por el Estado a las Comunidades Autónomas. Algunas de éstas mantienen elevados tipos impositivos, obviamente con ánimo recaudatorio, mientras que otras apenas ingresan nada por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que grava las transmisiones a título gratuito.

Trataré de desgranar todos estos aspectos para darle una visión global acerca de la misión de un abogado especializado en sucesiones. Para hacerle más llevadera la comprensión del análisis, voy a referirme a dos Comunidades con regímenes tributarios sucesorios opuestos: Madrid, donde se paga muy poco, y Murcia, con uno de los impuestos hereditarios más altos de España.

Convertirse en heredero (o no)

Cuando fallece el causante de la herencia los herederos son llamados a aceptarla, independientemente de que hayan sido designados por aquél en testamento, mediante cualquier de las modalidades aceptadas (abierto, cerrado, ológrafo…), o hayan adquirido tal facultad en virtud del orden de llamamientos legalmente establecido.

Porque cuando falta el testamento, el Código Civil señala qué parientes tendrán derecho a la herencia y en qué cuantía. Partiendo de los familiares más cercanos, el llamamiento se irá alejando progresivamente, en favor de otros parientes.

Como consecuencia de lo comentado más arriba, el porcentaje de aceptación de la herencia en Madrid es muy elevado.

Sin embargo, antes de aceptar la herencia hay que tener muy clara la situación económica del fallecido. Un abogado de herencias en Madrid, o en cualquier otra ciudad, siempre va a aconsejarle que solicite la formación de un inventario de los bienes del difunto antes de decidir su comportamiento frente a la herencia.

Algunas veces el heredero sabe perfectamente todo lo que contiene el patrimonio de su padre o madre difuntos: qué bienes tenía, cuánto dinero había ahorrado, e incluso las deudas pendientes. En otras ocasiones, cuando la herencia provenga, por ejemplo, de familiares más lejanos, lo mejor será cerciorarse de la viabilidad económica de lo que vaya a recibirse.

El ordenamiento jurídico español establece dos herramientas muy útiles al respecto. Al margen del inventario mencionado, el heredero puede aceptar la herencia a beneficio de inventario. Eso significa que sólo responderá de las deudas hereditarias con los bienes y derechos que compongan la herencia, pero no con los suyos propios.

Gracias a dichas posibilidades pocas personas se plantearán, desde el primer momento, renunciar a una herencia en Madrid, que quedaría como último recurso para evitar la responsabilidad patrimonial personal del heredero.

Si la aceptación de la herencia puede hacerse tanto expresa como tácitamente, la renuncia (o repudiación, que también se llama así) siempre tendrá que ser expresa y hacerse por escrito, dada su relevancia.

¿Cómo puede disponer una persona de su patrimonio?

Frente a las opciones que tienen los herederos, y que se acaban de exponer, puede resultar muy útil la intervención de un abogado experto en herencias a la hora de decidir sobre el propio patrimonio. Es una situación que puede afrontarse de tres maneras: repartiendo los bienes en vida; redactando un testamento; o absteniéndose de comportamiento alguno, dejando que las leyes regulen la sucesión.

Si alguien quiere organizar el destino y reparto de sus bienes y, a la vez, evitar disputas entre sus herederos, puede proceder a realizar diversas donaciones antes de fallecer, dejando resuelta la cuestión económica. Aunque es una opción respetable, hay que tener mucho cuidado con las legítimas de los herederos forzosos, que deberán respetarse en todo caso (recuerde que la legítima es una parte de la herencia que, por ley y con independencia de la voluntad del causante, está reservada en favor de determinados familiares).

De todas formas, muchas personas eligen la opción más común: hacer testamento. A pesar de que existen modalidades especiales, lo normal es acudir a la Notaría para otorgarlo. Puede presentarse dentro de un sobre lacrado, en cuyo caso será un testamento cerrado, o en un escrito que será leído por el Notario para cerciorarse de la legalidad de sus disposiciones (testamento abierto).

El aspecto tributario

Teniendo en cuenta, como se dijo más arriba, la divergencia que, al respecto, existe entre las distintas Comunidades Autónomas, cobra aquí especial importancia el asesoramiento del abogado. Ya se repartan los bienes en vida del interesado, ya se recurra a la sucesión, todas las transmisiones patrimoniales estarán sujetas al impuesto.

Al ser una de las regiones donde más se paga, el abogado en Murcia que esté especializado en sucesiones tendrá que ser capaz de resolver todas las cuestiones fiscales que se le planteen, que serán muchas.

Un abogado, cualquier que sea su especialidad, nunca deberá incumplir las leyes. Lo que sí puede hacer es utilizarlas en su beneficio y el de sus clientes. Si, por ejemplo, respetando en todo momento la ley, un abogado le aconseja a su cliente que transfiera poco a poco sus activos a una Comunidad con importantes beneficios fiscales, donde apenas se pague nada, sus herederos podrían ahorrarse hasta 100.000€ (tratándose de una herencia valorada en 500.000€).

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.