LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

23/07/2024. 20:27:59

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Tres errores que harán que denieguen la nacionalidad española

Persona con un pasaporte en la mano

Son muchos los extranjeros que temen perder su residencia o la nacionalidad sin ninguna razón de ser. Sin embargo, algunos de ellos viven sin conocer a fondo las leyes y no contar con un profesional que les asesore hace que confíen en mitos y creencias populares que no son en absoluto ciertas. De hecho, los motivos por los que se puede perder la nacionalidad española están muy claros y recogidos en la legislación vigente.

La solicitud de la nacionalidad española

Como cualquier otro trámite legal, lo mejor para hacer una solicitud de nacionalidad española correctamente es que sea un abogado el que se encargue de toda la documentación. Hay que tener en cuenta que, además de engorroso, el proceso no está siempre al alcance de los extranjeros. Los problemas con el lenguaje suelen ser comunes. Más allá de la falta del conocimiento del idioma (muchos son nativos de otras lenguas), está también el registro del lenguaje. Por ejemplo, ciudadanos de América Latina, cuyo idioma es el español encuentran difícil encargarse de todo el proceso por esta cuestión.

Es cierto que el proceso para solicitar la nacionalidad española también se recoge al completo en las webs oficiales del Ministerio de Justicia. En su portal puedes consultar los requisitos y toda la documentación relativa a la solicitud. Pero, ¿qué ocurre si ya has presentado los documentos? ¿Cuáles son los motivos que pueden hacer que te la denieguen?

3 errores por los que pueden denegarte la nacionalidad

  • La falta de acreditación de permanencia en España. Algunos extranjeros cuentan los años necesarios para solicitar la nacionalidad desde el primer día que llegaron a España. En realidad, el trámite exige que sea desde el momento en el que se obtuvo legalmente un permiso de residencia. Es decir, no se pueden contabilizar los períodos de permanencia ilegal, ni tampoco las estadías por estudios o similares.
  • El problema de los antecedentes legales. Un residente que quiere ser ciudadano español debe esclarecer que no tiene antecedentes legales. Esto se hace con un documento expedido por el país de origen. Sin embargo, un error común es presentar este escrito ya caducado. Habitualmente, estos documentos tienen una fecha de expiración. Por eso debes asegurarte de que el tuyo está en vigor al momento de tramitar la solicitud.
  • No acreditar correctamente los medios económicos. Para que la nacionalidad española sea concedida, se debe mostrar una actitud cívica, una adaptación a la cultura y los medios necesarios para poder vivir en el país. En este caso, bastaría con aportar un contrato de trabajo, o el alta como autónomo en una actividad por cuenta propia. Si no se cuenta con ello, se puede acreditar que es el cónyuge el que los tiene con la documentación pertinente. En el caso de los menores, son los padres los que han de demostrar que cuentan con el suficiente poder adquisitivo como para mantenerlos.

Es cierto que los errores que hemos enumerado al tramitar la nacionalidad española son muy fáciles de subsanar. Sin embargo, pese a eso, suelen ser los más frecuentes y los que más a menudo terminan en una solicitud denegada. Por eso conviene prestar atención a todo el proceso y no apresurar los tiempos. La prisa nunca es buena aliada, y mucho menos para lo que tiene que ver

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.