LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

20/06/2024. 21:13:58

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El Rincón de Reuters

Las ciudades británicas sufren más saqueos; Londres, en calma

Reuters

LONDRES (Reuters) – Grupos de jóvenes se enfrentaron a la policía en varias ciudades y pueblos en Inglaterra, aunque Londres permaneció en gran parte en calma con el despliegue extra de miles de agentes, después de tres noches de disturbios en los que los jóvenes destrozaron varios distritos de la capital sin apenas encontrar oposición.

Un ciclista pasa junto a una caravana incendiada en Toxteth (Liverpool) el 10 de agosto de 2011.

Manchester y Liverpool, en el noroeste, y Birmingham, en el centro de Inglaterra, sufrieron los peores episodios de violencia, que surgió por primera vez el sábado en el norte de Londres en protesta por la muerte de un joven sospechoso dos días antes en un tiroteo policial.

En Birmingham, la policía abrió una investigación después de que tres varones musulmanes murieran arrollados por un coche en medio del caos. Un amigo de los fallecidos dijo a la radio de la BBC que formaban parte de un grupo de ciudadanos asiáticos británicos que estaban protegiendo la zona de los saqueadores tras asistir a la oración del Ramadán en una mezquita.

"El coche se dirigió hacia ellos. Fue un asesinato a sangre fría", dijo el amigo.

Londres, por su parte, estuvo relativamente tranquilo el martes por la noche, con unos 16.000 policías – 10.000 más que el lunes – que en una demostración de fuerza fueron enviados a las calles de barrios en los que bandas de jóvenes habían saqueado comercios y quemado coches y edificios prácticamente sin problemas en las tres noches precedentes.

Stephen Kavanagh, vicecomisario de la policía metropolitana de Londres, dijo que los agentes se desplegarán de nuevo el miércoles por la noche.

"Esta noche nos vamos a preparar para lo peor, es lo que Londres merece", dijo a la radio de la BBC.

— Para ver un gráfico en inglés sobre los disturbios: link.reuters.com/wyc23s

El primer ministro David Cameron, que acortó unas vacaciones familiares en Italia para hacer frente a la crisis, tenía previsto presidir una segunda reunión del COBRA, el comité de crisis gubernamental, y convocó al Parlamento, algo bastante inusual, para debatir sobre la violencia.

El caos en Londres y los temores de que la violencia cause más estragos, llevaron a la cancelación del partido amistoso entre Inglaterra y Holanda el miércoles y a posponer tres partidos más.

La revuelta también mostró al mundo una cara desagradable de Londres a menos de un año de la celebración de los Juegos Olímpicos 2012, una cita que las autoridades esperan que sirva como escaparate de la capital.

La visita del Comité Olímpico Internacional siguió adelante el martes según lo previsto, y los organizadores de los Juegos dijeron que la violencia no afectará a los preparativos para los Juegos.

ESCAPARATES DESTROZADOS

Aunque la intensa presencia policial en Londres impidió la violencia, salvo algunos pequeños incidentes, en el norte y el oeste surgieron numerosos ataques de imitación.

Grupos de jóvenes con capuchas se enfrentaron a la policía en Manchester, en el noroeste de Inglaterra, destrozaron escaparates y saquearon tiendas, además de incendiar una tienda de ropa. En el vecino Salford, los alborotadores lanzaron ladrillos a la policía e incendiaron varios edificios. Un cámara de la BBC fue atacado. Las imágenes de televisión mostraron coches y tiendas en llamas, y grandes columnas de humo negro surgiendo de diferentes lugares.

"La policía del Gran Manchester afronta unos niveles extraordinarios de violencia de grupos de delincuentes que tienen la determinación de cometer desórdenes extendidos", dijo el vicecomisario Gary Shewan.

"Esta gente no protesta contra nada, no hay ninguna sensación de injusticia o ninguna chispa que haya desatado esto. Se trata, pura y simplemente, de actos de comportamiento delictivo que son los peores que he visto a esta escala".

La policía informó del arresto de 47 personas en Manchester y Salford, y de otras 37 en el barrio de Toxteth, en Liverpool. En total, ha habido 768 arrestados – uno de ellos de 11 años, y 100 personas ya afrontan cargos, sobre todo por robos y ofensas al orden público.

La actuación policial será criticada probablemente, después de que un organismo dijera el martes que no hay pruebas de que el arma de fuego encontrada por los agentes en el lugar de la muerte del joven, el episodio que desató la violencia, hubiera sido disparada. La primeras noticias sugerían que Mark Duggan disparó a los policías antes de que respondieran al fuego y le mataran.

En Londres, los trabajadores volvieron pronto a casa, las tiendas cerraron y muchos comerciantes optaron por tapar sus escaparates con planchas de madera. Las bandas han saqueado tiendas, llevándose ropa, calzado y productos electrónicos, además de incendiar otros comercios, vehículos y viviendas, causando daños por valor de decenas de millones de libras, mofándose de la policía.

Dirigentes comunitarios dicen que la violencia en la capital, la peor desde hace décadas en esta ciudad multicultural de 7,8 millones de habitantes, hunde sus raíces en las crecientes disparidades en riqueza y oportunidades, pero muchos insisten en que el único motivo de los saqueadores es la codicia.

Cameron dijo a la prensa: "Esto es delincuencia pura y dura y tiene que ser afrontada y derrotada".

"La gente no debe tener ninguna duda de que haremos todo lo necesario para devolver el orden a las calles británicas", declaró, tras la primera reunión del COBRA.

Estos disturbios suponen un reto para el primer ministro, cuando la economía del país tiene problemas para crecer y el Gobierno recorta drásticamente el gasto público y sube los impuestos para reducir el elevado déficit presupuestario – una decisión que muchos comentaristas dicen que ha agravado la situación de los jóvenes en los barrios más desfavorecidos.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.