Herramientas para el texto

Gibraltar critica las eventuales medidas de presión españolas

5 de Agosto de 2013

MADRID/GIBRALTAR (Reuters) - El ministro principal de Gibraltar criticó las eventuales medidas que el Gobierno español podría imponer en torno a la colonia británica, después de que el ministro de Exteriores español dijese que el Ejecutivo valoraba introducir una tasa de 50 euros para entrar y salir del Peñón.

Reuters


REUTERS/Jon Nazca

"Las declaraciones... son las más retrógradas y amenazantes desde antes de que se cerrase la frontera y son una clara reminiscencia de las políticas y tácticas sobre Gibraltar realizadas por el régimen fascista liderado por Franco en los 50 y 60", dijo Fabian Picardo en un comunicado.

Picardo calificó las declaraciones del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, de "despotriques beligerantes".

El Ministerio británico de Exteriores dijo que pediría explicaciones a España por las medidas que se plantea imponer.

Entre ellas, el responsable de la diplomacia española dijo al diario ABC el domingo que España también estaba valorando realizar inspecciones fiscales a miles de gibraltareños que tienen propiedades en España.

La tasa fronteriza de 50 euros afectaría a turistas y llanitos que cruzan la frontera para trabajar.

Otras medidas que España está considerando es el cierre del espacio aéreo a aviones que se dirigen al aeropuerto de Gibraltar y modificar la ley del juego para recaudar impuestos de las empresas de juego online con sede en Gibraltar, dijo.

España reclama a Reino Unido la soberanía de Gibraltar, un territorio situado en el extremo sur de la península Ibérica donde viven unas 30.000 personas con una economía dominada por servicios financieros, operaciones de juego en Internet y turismo.

Bajo el anterior Gobierno socialista, España suavizó su postura sobre Gibraltar, abordando otros asuntos sin entrar en el tema de la soberanía, y accediendo a dar voz a Gibraltar en cualquier negociación con Reino Unido sobre su estatus.

Pero el Gobierno de centroderecha del presidente Mariano Rajoy ha endurecido su postura sobre el territorio, que lleva 300 años en manos británicas.

Las últimas tensiones surgieron hace 10 días cuando barcos gibraltareños comenzaron a lanzar bloques de cemento al mar cerca del territorio. Gibraltar dijo que estaba creando un arrecife artificial para impulsar los caladeros.

España dijo que el arrecife bloquearía el acceso de sus barcos pesqueros e intensificó los controles fronterizos, creando largas colas en la frontera entre España y el territorio.

El viernes, el Ministerio de Exteriores británico llamó a consultas al embajador español en Londres. Reino Unido dijo que los retrasos, que se produjeron desde el 26 al 28 de julio y de nuevo el 30, eran injustificados.

Gibraltar se ha quejado ante la Comisión Europea de lo que califica de controles irracionales en la frontera y dice que violan la normativa europea de libre circulación.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
340 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.