Herramientas para el texto

La UE trata de hallar una respuesta unificada a la tragedia en Lampedusa

10 de Octubre de 2013

BRUSELAS (Reuters) - La muerte de cientos de inmigrantes italianos en un naufragio frente a las costas de Sicilia ha conllevado angustiosos llamamientos a una acción paneuropea para abordar la inmigración en masa, pero las divisiones entre los estados de la UE supone que la respuesta del bloque probablemente no cumplirá las expectativas.

Reuters


REUTERS/Calogero Lampo

La Unión Europea, bajo presión para demostrar que está respondiendo al desastre frente a Lampedusa que se ha cobrado la vida de 297 personas, muchos de ellos mujeres y niños, ha prometido 30 millones de euros en fondos de emergencia para Italia y ha propuesto expandir las patrullas de búsqueda y rescate a lo largo del vasto sur del Mediterráneo.

Pero la historia demuestra que es casi imposible que el bloque de 28 naciones construya una estrategia efectiva para lidiar con la inmigración en masa hacia Europa, sobre todo desde el África subsahariana.

"Tragedias como ésta en Lampedusa suceden todos los años en el Mediterráneo y cada vez vemos reacciones similares a nivel político de la UE: llamamientos a reforzar la solidaridad y la acción común", dijo Joanna Parkin, investigadora en el Centre for European Policy Studies, un grupo de análisis afincado en Bruselas.

"En la práctica siempre ha sido muy difícil llegar a un acuerdo sobre los modos de avanzar", dijo a Reuters.

Los estados del sur de Europa, que están soportando el grueso de la inmigración - muchos de los que murieron frente a Lampedusa eran eritreos que partieron de Libia -, quieren que otros países comparta la carga, financieramente y a la hora de reafincar a los inmigrantes.

Los países en primera línea, como Grecia, Malta, Chipre, España e Italia, son los más afectados por la crisis financiera europea, lo que les deja con poco músculo para combatir el problema.

Pero dado que los partidos antiinmigración están cobrando fuerza en Europa, los países del norte son reacios a adoptar pasos que pudieran incrementar la inmigración en sus países, o enviar el mensaje a los votantes de que no son firmes en este asunto.

En su defensa, los países del norte de Europa apuntan a que las estadísticas de la UE demuestran que son ellos - Alemania, Suecia, Reino Unido - los que garantizaron protección a la mayoría de solicitantes de asilo en 2012.

ABUCHEADO

En un reflejo de la frustración dirigida a Bruselas, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, fue abucheado cuando visitaba Lampedusa el miércoles.

"El problema de uno de nuestros países, Italia, debe percibirse como un problema de todos nosotros, de toda Europa", dijo en rueda de prensa.

El primer ministro italiano, Enrico Letta, sentado a su lado, dijo que Italia pondría la inmigración en el centro de su agenda nacional y europea en los próximos años.

Pese a las buenas intenciones del Ejecutivo de la UE, el problema que afronta Barroso es ganar el apoyo de los países de la UE para una acción paneuropea concertada.

La UE creó una agencia especializada, Frontex, en 2004 para coordinar la gestión fronteriza de la UE pero su labor es limitada.

Frontex coordina actualmente patrullas frente a la costa italiana con barcos, aviones y helicópteros que prestan otros estados miembros.

Los barcos y aviones participan en operaciones de búsqueda y rescate cuando naufragan inmigrantes y han ayudado a salvar 16.000 vidas este año, según el portavoz de Frontex Michal Parzyszek.

En respuesta a la tragedia de Lampedusa, la comisaria europea de Asuntos Internos, Cecilia Malmstrom, propuso ampliar el papel de Frontex, instando a desplegar una operación de búsqueda y rescate en todo el Mediterráneo, de Chipre a España.

Se pedirá a los gobiernos de la UE que financien la operación y se espera que aporten los barcos y aviones necesarios para llevarla a cabo. No está claro cuándo podría empezar a funcionar, incluso si los gobiernos de la UE dan el visto bueno.

Elizabeth Collett, directora del grupo de análisis Migration Policy Institute Europe, dijo que la propuesta de Malmstrom era una solución a corto plazo y no abordaba los asuntos más profundos.

"A medio plazo, (la UE) tiene que hallar un modo de trabajar juntos de forma más efectiva y trabajar también con socios en el Mediterráneo", dijo.

"(Tiene que) Trabajar con los países de partida y tránsito y hallar un modo de impedir que la gente use los servicios de los traficantes de personas y pongan sus vidas en un peligro extremo".

Vote:
|| || || || |
Resultado:
404 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Proview, tu despacho siempre a mano

    Thomson Reuters ProView

    La única plataforma multifuncional que proporciona acceso móvil a todos los eBooks de la biblioteca digital del cliente.

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.