Herramientas para el texto

El rincón de Reuters

Napolitano pide a Enrico Letta que forme gobierno en Italia

25 de Abril de 2013

ROMA (Reuters) - El presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, encargó el miércoles a Enrico Letta, el número dos del Partido Democrático (PD), la formación de Gobierno, poniendo fin a un dañino vacío de poder de dos meses desde las elecciones en la tercera mayor economía de la zona euro.

Reuters


Se prevé que el encargado de formar gobierno seleccione rápidamente un grupo de ministros, una mezcla de políticos y tecnócratas, bajo la supervisión de Napolitano, cuya propia reelección el fin de semana pasado, algo sin precedentes, abrió una vía para acabar con la crisis.

El nuevo Gobierno encabezado por Letta, un ex democristiano situado en el espectro más conservador del Partido Democrático (PD) de centroizquierda, podría someterse a una moción de confianza en el Parlamento este fin de semana.

La formación de gobierno tras dos meses de un impasse político muy turbulento enviaría una señal a los mercados de que el país finalmente podría estar preparado para iniciar unas reformas muy necesarias.

Al aceptar su mandato, Letta dijo que le sorprendía el encargo y sentía una profunda responsabilidad sobre sus hombros.

El que Napolitano se decantase por Letta, en vez de por el veterano ex primer ministro Giuliano Amato, que se había especulado con que era su favorito original, indicó que había buscado una figura más política que refleje un cambio generacional en la política italiana.

Letta, un moderado y cortés que habla inglés fluido, tiene 46 años frente a los 74 de Amato y es un miembro electo del Parlamento al contrario del segundo, un hombre de más edad y más experimentado.

Será el segundo primer ministro más joven de la historia de Italia y mantiene una postura proeuropea que probablemente sea bien recibida por los gobiernos extranjeros y los mercados.

El nuevo Gobierno estará respaldado principalmente por partidos rivales de centroizquierda y centroderecha, que se habían negado hasta la fecha a alcanzar un acuerdo tras las elecciones no concluyentes de finales de febrero.

ALIVIO EN LOS MERCADOS

Los inversores ya habían reaccionado con alivio ante la perspectiva de un final a una crisis inflexible, y los costes de endeudamiento de Italia cayeron el miércoles a su nivel más bajo desde el inicio de la Unión Monetaria en 1999.

No obstante, los problemas del país no han acabado, y siguen existiendo diferencias significativas entre la izquierda y la derecha sobre la política económica.

Estas diferencias fueron subrayadas incluso antes de que Letta fuera elegido, cuando Renato Brunetta, líder parlamentario del PDL de Berlusconi, dijera que sólo apoyarían un gobierno comprometido con revocar un odiado impuesto a la vivienda introducido por el primer ministro en funciones, el tecnócrata Mario Monti, y devolverlo.

El centroizquierda sólo está de acuerdo en una reducción parcial del impuesto y muchos economistas dicen que una iniciativa de este tipo crearía un agujero en las cuentas públicas italianas.

Pero Napolitano, que accedió con reticencia a cumplir otro mandato como presidente, ha dejado claro que no mediará en otra lucha sin fin entre los partidos y ha amenazado con dimitir si no se muestran unidos en las políticas económicas y las importantes reformas constitucionales.

Clave entre estas está la renovación de una ley electoral disfuncional responsable en gran parte del impasse poselectoral.

Letta, sobrino de Gianni Letta, que durante mucho tiempo fuera jefe de gabinete del ex primer ministro Silvio Berlusconi, es considerado un moderado.

Es cercano al ex líder de su partido, Pier Luigi Bersani, que dimitió el fin de semana después de que algunos políticos rebeldes le sabotearan en la votación de un nuevo presidente de la República, que terminó con la reelección de Napolitano.

El partido Pueblo de la Libertad de Berlusconi, el PD de Letta y el grupo Elección Cívica de Monti han comunicado que cooperarán con quienquiera que Napolitano elija.

"Dada la crisis en que se encuentra el país, el país necesita un gobierno fuerte y duradero que pueda adoptar decisiones importantes", dijo Berlusconi tras reunirse con Napolitano.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
502 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.