16 de Julio de 2019 | 12:27
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Catalá reivindica el uso "intensivo" de las TIC frente a la mayor dotación de recursos

1 de Septiembre de 2015

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha reivindicado en Santander el uso "intensivo" de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para "mejorar la Administración de Justicia" frente a quienes aseguran que la solución es la dotación de más recursos económicos, más jueces y más fiscales.

EP

Así, ha asegurado que "gran parte de las capacidades de mejorar la Justicia garantizando los tiempos de respuesta y los derechos de los ciudadanos" está en este uso "intensivo" de las nuevas tecnologías, tal y como ha indicado en la intervención inaugural del encuentro 'Una Justicia de futuro', que se celebra esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

De este modo, ha insistido en su intención de "negar" el debate sobre que la solución a los problemas de la Justicia en nuestro país son la presencia de más jueces y fiscales y ha abogado por el "mejor aprovechamiento de los recursos" y en la existencia de "mejores procesos judiciales".

Aunque ha reconocido que la mayor dotación de recursos "puntualmente" puede ser la solución "en algunos casos", el ministro de Justicia ha asegurado que el borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2016 tiene "alguna buena noticia", como un incremento de un 7,23% en la partida para Justicia, que alcanzará los 98 millones de euros.

En este sentido, ha apuntado que "no son números que nos permitan hacer cosas extraordinarias", pero, en su opinión, este incremento es "una apuesta para seguir invirtiendo en sedes físicas" y también, "sobre todo, para invertir de manera muy relevante en las TIC" con el objetivo de dar un "salto cualitativo" en la Justicia española.

En concreto, ha incidido en que de los 98 millones de euros, 80 millones se destinarán a las TIC, que "siempre han ido por detrás y han estado subordinadas" y también ha incidido en que desde el 1 de enero del 2016 se establecerá "por mandato legal" que las comunicaciones entre todos los profesionales de la Justicia sea 100% electrónica y ha opinado que este "desafío va a ser una realidad, no habrá problemas tecnológicos ni de dotación de medios".

Reformas para una justicia "innovadora y de futuro"

Además de reconocer que ha habido reformas que no se han podido llevar a cabo, como en materia de lo Contencioso-Administrativo, el ministro ha hecho un repaso de las reformas legislativa y judiciales llevadas a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) en la actual legislatura para lograr una Justicia "innovadora y de futuro" y "construir una mejor España".

A este respecto, ha citado la Ley de Enjuiciamiento Civil, la Ley de Enjuiciamiento Criminal o la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para afirmar que "queda mucho por hacer" y que por este motivo su deseo es que las reformas tengan continuidad en la próxima legislatura, gobierne quien gobierne.

Sobre las reformas, se ha referido, entre otras, a la modificación de los baremos de accidentes de tráfico, al Estatuto de la Víctima, al pacto contra el yihadismo, a la prisión permanente revisable, a la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) o a la de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Sobre esta última, ha incidido en que uno de sus objetivos es "combatir el imaginario colectivo de la lentitud de la Justicia" y ha defendido que en el Tribunal Supremo los casos se resuelven de media "en menos de un año", que en Cantabria "la mayor parte de los juzgados" resuelven sus casos "en muy pocos meses de media" y que en otras regiones como Cataluña y Extremadura la Justicia "también funciona con una rapidez razonable".

En cuanto a la Lecrim, Catalá ha negado "autobombo" al hablar bien de ella porque "reconozco el trabajo de mis predecesores", como los exministros Alberto Ruiz Gallardón (PP) y Francisco Caamaño (PSOE) y frente a quienes definen la reforma como "parcial", ha reivindicado que la reforma final "nos permite estar muy satisfechos porque va a haber una innovación legislativa de grandísima calidad".

Al mismo tiempo, ha puesto en valor la especialización de órganos judiciales, por ejemplo, en la resolución del caso de las preferentes en Cantabria y ha abogado por trabajar en la "formación específica" de los juzgados debido a la "complejidad del mundo actual".

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos