22 de Agosto de 2019 | 08:24
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

“SALVADOS DE LA QUEMA”

¿Cómo ven el examen de acceso a la abogacía los jóvenes ejercientes?

7 de Octubre de 2011

El trabajo de la abogacía nos hace sentir a todos los letrados lozanos y jóvenes pero...hay algunos que lo son de verdad, es decir, cronológicamente. Hoy nos hemos fijado en ellos para preguntarles cómo ven el panorama...desde su panorama, es decir, cómo se sienten al poder ejercer la abogacía sin tener que haber hecho el postgrado y pasado el examen.

Legal Today

Hace unas semanas tuvimos en Legal Today un intenso Encuentro Digital con Carlos Carnicer acerca de la Ley de Acceso a la Abogacía y la Procura, que, como saben, exige que tras terminar los estudios de Derecho se curse un postgrado y posteriormente se haga un examen, que es el que abre la puerta a la colegiación.

Nos hemos fijado en una pregunta de un lector...concretamente en ésta:

"Sr. Carnicer, sólo me resta una asignatura para finalizar la carrera, asignatura que examinaré este mes de enero. ¿Por qué mis compañeros que finalizaron en junio se consideran (según la Ley de Acceso) capacitados para ejercer y yo que finalizo en enero no? Hemos tenido el mismo plan de estudios, la misma docencia y la misma formación".

Por supuesto, nos hemos fijado en la respuesta de Carlos Carnicer, que fue ésta:

"Las oportunidades han sido las mismas para todos los estudiantes, sin embargo la Ley de Acceso es muy clara al respecto, afecta a todos los que obtengan la licenciatura o el grado en Derecho a partir de su entrada en vigor, el 31 de octubre de este año. La Ley es de aplicación a quienes obtengan la licenciatura o el grado a partir de esta fecha.

Quienes posteriormente a la entrada en vigor de la Ley superen el curso de acceso se incorporarán antes y con mayor facilidad al mercado laboral y por supuesto a las listas de Justicia Gratuita. Serán profesionales preparados, tendrán un conocimiento real de la profesión, evitarán situaciones del pasado -una, a veces, mal aplicada pasantía gracias a una formación eminentemente práctica y al respaldo del examen que les habilita como abogados."

Hemos acudido a jóvenes abogados en ejercicio

Como somos de naturaleza curiosa hemos ido a preguntar a abogados que, siendo jóvenes, están ya en la arena laboral. Queremos saber cuál es su sensación al estar "salvados de la quema".

Antonio D. Berning trabaja en la oficina sevillana de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. Lleva dos años de vida de despacho y piensa que dado que  "hasta ahora al abogado no se le exigía (como ocurre con los médicos) ningún tipo de práctica o conocimiento previo a la colegiación con el fin de defender los derechos o intereses de sus clientes, lo cual podía originar perjuicios a éstos en caso de falta de suficiente conocimiento técnico-jurídico para ello, la clave radicará en cómo se llevará a cabo esa formación previa a la colegiación, cómo se pondrán a prueba los conocimientos y el coste que ello conllevará. Estos aspectos serán de suma importancia tanto para la aceptación social de esta nueva regulación, como para el efectivo cumplimiento de la finalidad pretendida".

Es una opinión que comparte Fernando Rasche, que desempeña su profesión en López-Hermoso Abogados como cabeza de la asociación de abogados jóvenes en Madrid:  "Creo que resulta una necesidad para la profesión, dotarnos de un corte de inicio con implicaciones para el acceso de una mayor exigencia de las que hasta la fecha se han venido consiguiendo mediante el sistema tradicional de licenciatura-colegiación inmediata, aunque si bien la profesión se ido autorregulando históricamente, mediante la pasantía y sistemas de prácticas, es bien cierto que un letrado de la corte en el Siglo XVI o XVII, tenía un mayor recorrido de preparación en años y experiencia antes de incorporarse al ejercicio profesional de manera efectiva, por lo que este nuevo avance, no me parece sino una recuperación del valor de exigencia que necesitaba la profesión, ineludiblemente".

Blanca López de la Osa, abogado junior en Suárez de la Dehesa, reconoce que "la entrada en vigor de esta Ley y su Reglamento supone un gran paso a la hora de mejorar la calidad de los servicios profesionales que prestamos los abogados y una aproximación muy positiva a sistemas de práctica jurídica que han demostrado con creces su eficacia tales como el estadounidense o el británico, pero, los planes de estudio aún no están perfilados, hay cierta controversia entre Universidades y Escuelas de Práctica Jurídica de los Colegios de Abogados sobre la impartición de los cursos". Desde su punto de vista,  "a día de hoy no podemos  hacer una valoración objetiva y ajustada de la reforma sino que ha de transcurrir cierto tiempo, quizá varios años, para que podamos apreciar sus frutos con mayor y mejor perspectiva".

Juan Carlos Mogollón, becario también está en Suárez de la Dehesa, valora que "Puede que con este proceso la competencia en la abogacía (ya de por sí un mercado saturado) sea menor, porque muchos se echarán atrás a la hora de estudiar Derecho".

De este modo opinan nuestros jóvenes amigos abogados, pero también nos interesa muchísimo la opinión de usted, lector. Si se ha "salvado de la quema" (o no), ¿cómo valora la ley de acceso?

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Búsqueda en noticias
 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar