07 de Diciembre de 2019 | 08:26
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Unión Profesional apuesta por el Desarrollo Profesional Continuo

16 de Marzo de 2011

Dada la importancia que la Directiva 2005/36 de Reconocimiento de Cualificaciones Profesionales posee para el sector de las profesiones liberales, Unión Profesional ha querido participar en la Consulta Pública que la Comisión Europea abrió dentro del proceso de evaluación de la Directiva en el que se encuentra inmersa. Después de cinco años desde su entrada en vigor, la CE decidía en el año 2010 poner en marcha esta revisión de la Directiva con el fin de mejorar sus contenidos y contribuir al desarrollo de un efectivo Mercado Interior.

  • La organización que reúne a Consejos Generales y Superiores de Colegios Profesionales participó en la Consulta Pública sobre la Directiva de Reconocimiento de Cualificaciones Profesionales.
  • El Desarrollo Profesional Continuo engloba tanto la formación reglada como la adquirida a través del aprendizaje informal, basado en la práctica y la experiencia.
Legal Today

Unión Profesional, que agrupa a las profesiones colegiadas españolas, ha canalizado su aportación a dicha Consulta a través de dos vías complementarias: junto al Consejo Europeo de Profesiones Liberales (CEPLIS) -organización a la que pertenece-, y de manera directa a la Comisión Europea, como referente en la defensa en el ejercicio de las profesiones españolas.

Unión Profesional es la asociación que representa a las profesiones liberales españolas. Está integrada por 32 Consejos Generales y Superiores de Colegios Profesionales que, juntos, aglutinan a más de 1.000 colegios profesionales y cerca de millón y medio de profesionales liberales en todo el territorio estatal.

La actual directiva sobre cualificaciones profesionales, vigente desde 2005, establece las reglas para unas ochocientas profesiones y prevé el reconocimiento automático de otras siete en toda Europa. Sin embargo, a día de hoy, la directiva ha puesto de manifiesto sus deficiencias y debilidades.

La aportación de UP se ha articulado sobre tres ejes: el Desarrollo Profesional Continuo, la Ética y Deontología Profesional y los Sistemas de Información y Cominicación.

La definición y llevada a cabo de un sistema de valoración objetivo que permita la comparabilidad y homogeneidad entre los diferentes sistemas europeos de Desarrollo Profesional Continuo (DPC) constituye una de las principales sugerencias de UP de cara a la mejora del contenido y los fines de la Directiva.

El Desarrollo Profesional Continuo, según reconoce la propia Comisión Europea, engloba tanto la formación reglada como las técnicas, habilidades y conocimientos que el profesional haya ido adquiriendo como resultado de un aprendizaje informal basado en la práctica y la experiencia. Un DPC acreditado, de calidad, homogéneo y adecuado favorece aspectos relevantes de la Directiva como el reconocimiento automático basado en condiciones mínimas de formación o experiencia profesional. Es necesario que, según pone de manifiesto UP en su documento de respuesta, se plasme en la Directiva una definición clara, concisa y homogénea del concepto de DPC, así como de los niveles de requerimiento para cada profesión, que sirva de referencia a las organizaciones profesionales, autoridades nacionales y profesionales. De esta forma, se facilitaría la consolidación de mercado único europeo y la movilidad de profesionales, lo que tendría su correspondiente impacto económico.

Asimismo, desde UP se ha solicitado que desde la Directiva se reconozcan los códigos de conducta, elaborados por las organizaciones profesionales, como elemento clave en el reconocimiento de las cualificaciones ya que gracias a su existencia y cumplimiento se garantiza el buen ejercicio profesional y aumenta la confianza en los profesionales.

Por último, Unión Profesional ha querido resaltar la necesidad de potenciar la utilización de unos sistemas de información y comunicación interoperables, como es el caso del IMI (Sistema de Información del Mercado Interior), para simplificar y dar transparencia a los mecanismos de reconocimiento.

Estos tres aspectos (formación, deontología y tecnologías) constituyen elementos esenciales de las corporaciones profesionales cuyas funciones están, además, recogidas en la Directiva de Servicios que las define como autoridades competentes para estos cometidos.

  • Comparte esta noticia en linkedin

Búsqueda en noticias
 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar