LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

25/09/2022. 05:01:34

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Javier Fernández Aguado, autor de “1.010 consejos para emprendedores”

“Crear empresa no es un objetivo banal, reclama rigor, profesionalidad”

Legal Today

"El mundo es de los optimistas, de los inconformistas" "La gente que más miedo me produce es aquélla que no ha fracasado nunca" "Todo lo que hemos de vivir ha sido experimentado previamente por otros" "Crear puestos de trabajo es otra de las grandes satisfacciones de un emprendedor"

Javier Fernández Aguado, Socio Director de MindValue, Jefe del Área de Liderazgo Directivo y Deontología Profesional del IEB, miembro del Exclusivo Club que acoge a los diez mejores conferenciantes en el área de la economía y la empresa en España: www.topten-speakers.com, es también uno de los mayores expertos en Creación de empresa. El día 21 de enero, en la EOI, se presenta su obra “1010 Consejos para Emprendedores”, dentro de la colección que lleva su nombre en la editorial LID. Es miembro también de la plataforma de conferenciantes promovida por LID, que acoge a los mejores ponentes de la economía y la empresa de habla hispana.

Javier Fernández Aguado

1.010 consejos para emprendedores: ¿Puede dar uno para que se lea su libro?

Crear empresa no es un objetivo banal, reclama rigor, profesionalidad. Conocer la experiencia de otros que lo intentaron previamente evita cometer errores.

¿Cuál es el objetivo de su larga lista de consejos?

Trasladar mi experiencia personal como emprendedor, y la de los aproximadamente doscientos cincuenta emprendedores que han acudido a mi asesoramiento en el lanzamiento de sus proyectos empresariales, o también ONG's.

Todo lo que hemos de vivir ha sido experimentado previamente por otros. Si somos capaces de aprender de éxitos y fracasos ajenos, será más hacedero llegar pronto a la cima evitando las ‘trampas' en las que otros se despeñaron.

Esta frase suena mucho actualmente: "Tiempo de crisis, tiempo de oportunidades".

Efectivamente, es un buen momento para buscar oportunidades. Dice un refrán chino que si quieres un mal para alguien debes desearle diez años de bonanza. En las dificultades, en las crisis es cuando personal y colectivamente podemos avanzar. De igual manera que la lección del dolor -aunque no se desee- hace habitualmente más sólidas a las personas.

La gente que más miedo me produce es aquélla que no ha fracasado nunca. Quienes han tenido que superar dificultades, suelen contar con una solidez superior.

¿Y los que ven la botella medio vacía con "a quién se le ocurre emprender en estos tiempos"?

Pesimistas los ha habido siempre. Producen tristeza los cínicos. Considero que son tales quienes consideran que la esperanza es lo último que se perdió (sic). El mundo es de los optimistas, de los inconformistas. España llegó a ser un imperio gracias a aquellas docenas de miles de aventureros que se lanzaron a surcar mares aun a riesgo de que sus bajeles se hundieran.

Para emprender hay que tener formación, valentía, conocimientos… ¿Y qué más?

Resumo las claves del éxito en la empresa en tres palabras: trabajo, ilusión y suerte. Y me gusta añadir -parafraseando a Gregorio Marañón-: no sé qué pasa últimamente, que cuanto más trabajo más suerte tengo.

"El mejor momento para sacar adelante una iniciativa es el que le ha tocado vivir a cada uno", afirma usted.

Sin ninguna duda. Esperar al momento ideal para poner en marcha un proyecto es un grave error. Nunca existe la circunstancia ideal para el esfuerzo.

¿Existe más información teórica que práctica para emprender?

Desde el punto de vista de la bibliografía, sin duda. Un emprendedor debe conocer qué impuestos ha de pagar, que trabas burocráticas ha de superar…, pero él no ha puesto en marcha un proyecto para eso. El objetivo es ganar dinero disfrutando de una iniciativa que no existiría si él no la hubiese impulsado. Crear puestos de trabajo es otra de las grandes satisfacciones de un emprendedor. En mi obra, he procurado centrarme en aportaciones muy prácticas, a la vez que reflexiones conceptuales que proporcionen perspectivas.

Usted tiene un alto conocimiento clásico, que aplica en su vida profesional. ¿Deberíamos beber más de esas fuentes?

Sin duda, deberíamos recalar más en los clásicos. He repetido muchas veces que hablar de griegos y romanos es hablar de nosotros mismos. En un seminario reciente sobre el caso Madoff, que se celebró en el IEB, mostré tres sucesos muy semejantes acaecidos entre el siglo I a.dC. y el III dd.C. Ni siquiera en el mal somos originales los humanos. De ahí, mi obra Preparar la postcrisis. Enseñanzas de la Grecia clásica. En pocos días aparecerá: Templarios: enseñanzas para organizaciones contemporáneas. Y dentro de unos meses: Lecciones de Roma. Enseñanzas para el gobierno de organizaciones.

¿Se puede crecer cuando el mercado no está por la labor?

Por supuesto. Costará quizá más esfuerzo que en periodos de bonanza, pero el músculo se fortalece con el arrojo no con la vagancia.

Por cierto: hablando de consejos para emprendedores. ¿Cuál es el mejor que le han dado en su vida profesional?

Los mejores consejos me los dio siempre mi padre (q.e.p.d.). Fue él quien me sugirió que me dedicase a lo que en la actualidad hago. La otra persona que me ha asesorado de manera destacadísima es mi colaborador más cercano: José Aguilar. En tercer término la menciono, pero es sólo por la imposibilidad de citarles a todos a la vez, se encuentra mi esposa. Tiene un sentido común aplastante en la mayor parte de las cuestiones. Cuando tengo dudas, consulto con ella, y prácticamente siempre me proporciona una luz que me indica por dónde debo tirar.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.