LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

04/03/2024. 17:53:01

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

¿Cuánto se cobra por un seguro de vida por fallecimiento? Las cifras

Socio Director en Toro Abogados

Los seguros de vida representan un pilar fundamental en la planificación financiera y el cuidado integral de uno mismo y de los seres queridos. Estos instrumentos ofrecen una perfecta red de protección, asegurando la estabilidad económica en momentos difíciles. Su importancia radica en la tranquilidad que proporcionan, al ofrecer un respaldo económico permite afrontar situaciones imprevistas con mayor serenidad, asegurando la seguridad y el bienestar de la familia. 

¿Qué es un seguro de vida por fallecimiento? 

Un Seguro de Vida por Fallecimiento es un acuerdo entre un asegurado y una compañía de seguros que ofrece protección financiera a los beneficiarios designados en caso de muerte del titular. Su propósito principal es proporcionar soporte en esa situación, cubriendo gastos como deudas, hipotecas o sustento familiar.  

Beneficios y tipos de cobertura 

Existen distintos tipos de cobertura en los seguros de vida por fallecimiento, cada uno con beneficios y características específicas adaptadas a las necesidades individuales, de los cuales hacemos una breve reseña para mayor claridad:  

  1. Seguro a Término: ofrece cobertura por un período específico (por ejemplo, 10, 20 o 30 años) a un coste más accesible. En caso de fallecimiento durante el plazo del seguro, los beneficiarios reciben la cantidad reflejada en la póliza, lo que lo convierte en una opción asequible para protección a corto plazo. 
  1. Seguro de Vida Entera: proporciona cobertura de por vida y acumula valor en efectivo con el tiempo. Además de la protección por fallecimiento, este tipo de seguro puede servir como una inversión a largo plazo, ofreciendo beneficios fiscales y la posibilidad de tomar préstamos contra el valor acumulado. 
  1. Seguro Universal: su baza es la flexibilidad en los pagos y ajustes en el seguro y las primas. Permite a los titulares adaptar la cobertura a sus necesidades cambiantes, con opciones para aumentar o disminuir la cantidad del seguro y modificar los pagos. 
  1. Seguro de Vida Variable: combina la protección por fallecimiento con opciones de inversión en el mercado de valores. Los titulares pueden elegir entre diferentes opciones de inversión, lo que les da la oportunidad de aumentar el valor de su póliza, aunque con un mayor riesgo. 

¿Cuánto se cobra por el seguro de vida? 

Por lo general, las mujeres aseguran un promedio cercano a los 35.000 euros, mientras que los hombres optan por un monto promedio de alrededor de 42.000 euros en sus seguros de vida. 

Estos datos revelan la variada distribución del capital asegurado en esta clase de seguros. Aproximadamente el 45% de los asegurados mantiene un capital por debajo de los 20.000 euros; cerca del 23% elige montos entre 30.000 y 60.000 euros, y solo un 19% asegura cantidades superiores a los 60.000 euros. En contraste, alrededor del 13% de los asegurados establece un capital entre los 18.000 y 30.000 euros. 

¿Qué impuestos se pagan por un seguro de vida? 

Al recibir los beneficios de un seguro de vida tras el siniestro, los impuestos a pagar pueden variar dependiendo de la relación entre el beneficiario y el titular original de la póliza. En términos fiscales, se distinguen dos escenarios principales. 

Cuando el beneficiario designado coincide con el contratante del seguro, la tributación recae en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En este caso, el receptor de los fondos está sujeto a gravámenes basados en la normativa del IRPF. 

Por otro lado, si la persona que recibe los fondos del seguro es distinta al titular, se activa el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Esto implica que la tributación se regirá por las regulaciones específicas de este impuesto, diseñado para situaciones donde la transferencia de bienes y activos se realiza entre individuos diferentes, como en el caso de un seguro de vida donde el beneficiario no es el mismo que el suscriptor original. 

¿Qué tengo que hacer para cobrar un seguro de vida? 

Lo primero es obtener el certificado de seguros de vida del difunto, a través del Registro de seguros de vida, un documento crucial que detalla todas las pólizas contratadas que incluyan cobertura por fallecimiento. Si existe una póliza desconocida, este certificado revelará su existencia, permitiéndote reclamar la indemnización.  

Ahora bien, para cobrar un seguro de vida, se requieren una serie de documentos dependiendo de la compañía aseguradora. Los elementos más comúnmente solicitados abarcan: 

  • Certificado de defunción, a obtener a través de la administración del Ministerio de Justicia. 
  • Documento Nacional de Identidad (DNI) o certificado de nacimiento. 
  • Último testamento o Certificado del Registro de actos de última voluntad. 
  • Acta matrimonial, requerida en caso de matrimonio. 
  • Identificación de los beneficiarios, que puede incluir el DNI o el libro de familia, entre otros. 

No obstante lo anterior, en muchas ocasiones las aseguradoras ponen problemas para el cobro. Por cuestiones del cuestionario de salud, por las condiciones particulares o generales, o por cualquier pretexto que probablemente sea una excusa para ganar tiempo y retrasar o negar el capital asegurado. En estos casos, contar con el asesoramiento de abogados expertos en reclamaciones de seguros de vida puede ser crucial. Toro Abogados ofrece este tipo de asesoramiento especializado, y puedes obtener más información aquí.   

¿Cuánto tiempo tengo para cobrar un seguro de vida? 

Tras cumplirse el plazo para reclamar un seguro de vida, la espera para obtener la indemnización necesaria es de aproximadamente 40 días a partir de la notificación del suceso a la compañía aseguradora. Por otro lado, el plazo máximo para solicitar un seguro de vida es de cinco años desde el momento del fallecimiento, dado que los beneficiarios no siempre están al tanto de la existencia de un seguro vigente a nombre del asegurado. 

Conclusión  

Los seguros de vida, más allá de ser contratos financieros, representan un compromiso con la seguridad familiar. Desde la identificación de beneficiarios hasta el proceso de reclamación, estos seguros implican comprensión y documentación precisa. Su verdadero valor radica en la protección que brindan en situaciones difíciles, asegurando un respaldo financiero y proporcionando tranquilidad a aquellos que buscan asegurar el bienestar de sus seres queridos en momentos cruciales de la vida. En tales casos, es prudente considerar la asistencia de abogados especializados en seguros para asegurar un manejo preciso y eficiente en el proceso de reclamación. 

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.