LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

06/10/2022. 06:23:09

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La parábola del dinero negro salvador

Coordinador de la revista Quincena Fiscal

La parábola del dinero negro salvador

¿Es esto como aquello tan angelical del hijo pródigo? ¡Vuelva el dinero negro al sistema, y será recibido con la generosidad del buen padre amantísimo!

Yo, por mucho cachondeo que quiera ponerle, no le encuentro ni pizca de gracia; ni como globo sonda, ni como realidad semi-inmediata.

¿Ah… que no lo han leído/escuchado Vdes. todavía? ¡Pues casi mejor para su salud mental! Resulta que algún genio ha hecho circular la fantástica idea de que los problemas de liquidez del sistema financiero se curan incorporando los billetazos de 500, negros negrísimos, al sistema.

¡¡Qué genialidad, pero si eso ya lo sabíamos todos!! ¿Tiene truco? Pues claro. El truco es que los delincuentes fiscales -muchos con procesos concursales en trámite por carecer, dizque, de esos mismos dineros negros que les vamos a blanquear – no irán a la cárcel; y más todavía, el aparato ese tan eficiente que nos atosiga a los "normales" -y nos trata como delincuentes con cierta frecuencia-, podrá seguir discutiendo si esta factura tiene todas las bendiciones o si aquella calificación jurídica es la correcta… ¿para que va nadie a investigar el dinero negro, con lo bien que se está en los despachos con los ordenadores, los cafelitos, la moqueta, y la calefacción que ya empieza a hacer falta?

¿Recuerdan Vdes. la última gran amnistía fiscal? Muy a mi pesar, yo ya sí. Corrían tiempos parecidos, mucha crisis, un horizonte muy negro, y sí, también había una disculpa estructural: era necesario movilizar recursos para la generación de riqueza y empleo.

Pero fíjense; en 1992 la amnistía para los "malos" fue acompañada de medidas represivas durísimas para los "buenos". Los recargos por ingreso espontáneo extemporáneo (luego declarados inconstitucionales) se multiplicaron por cinco.

Ahora volveremos por la misma senda… vientos de amnistía, pero al mismo tiempo, noticias sobre un nuevo catastrazo (también a principios de los  noventa se montó una buena a cuenta del último).

La historia se repite sin vergüenza (que debería darle y mucha). Hoy ha sido un día frustrante; a mí que me gusta tanto teorizar sobre la justicia tributaria, sobre garantías y seguridad, sobre la exigencia de precisión en la interpretación jurídica y en el manejo de los conceptos… ¡¡y mis alumnos me miraban con pena, con cierta condescendencia o compasión!! ¡¡Qué iluso!! Uno, ya con confianza de varios semestres, se acercó y me abrazó, acompañándome en el sentimiento… ¡tranquilo, profe, que estas cosas pasan en las mejores sociedades!

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.