LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

07/10/2022. 17:58:14

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

¿Tributación por consumir y tributación por ganar?

Coordinador de la revista Quincena Fiscal

La demagogia fiscal existe, incluso diría que se halla consolidada en nuestra sociedad. Alguien me pedía en el Blog mi opinión sobre los tipos impositivos en la hostelería. No conozco el enfoque concreto que querría darle quien proponía el tema, pero con independencia de su motivación concreta, a mi la pregunta me sugiere una reflexión más amplia, tendente también a romper los mitos absurdos y demagógicos que nos rodean en materia de política fiscal.

¿Tributación por consumir y tributación por ganar?

Cuando alguien propone una crítica a la tributación en la hostelería puede estar planteando lo siguiente: como la hostelería es un motor económico importante, los tipos impositivos tendrían que ser más bajos, para fomentar el sector turístico. No estoy de acuerdo. De hecho casi nunca estoy de acuerdo con las medidas mágicas que se basan en la intervención en las conductas de las personas a través de "lo fiscal" (ahora vuelve a la primera escena la deducción por inversión en vivienda habitual, pero lo dejo apuntado para otro día).

Mi reflexión va en otro sentido: el dogma de que los impuestos indirectos son malos, y sólo es justa la imposición sobre la renta.

Esto es una tontería de tal calibre que sólo se explica desde la ceguera colectiva. Incluso históricamente, destacados tratadistas han argumentado cómo la imposición indirecta fue la clave para conseguir la generalidad en la imposición.

¡¡Claro, es que los que se compran pan cada día pagan IVA, sean pobres o ricos!! ¡¡Los pobres pagan lo mismo que los ricos!! (A lo cual yo siempre añado que todavía no he visto a ningún pobre -ni a muchos ricos- comprarse un Ferrari, que paga un montón de IVA).

Y esto se dice en un país que aplaude con las orejas la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio: los ricos ya no son los ricos de toda la vida…

España tiene uno de los tipos impositivos más bajos de la Unión Europea; en Francia o en mi adorado Portugal los tipos son muy superiores.

El equilibrio entre las tres formas de medir la riqueza, clásicas y complementarias en los sistemas occidentales (renta-patrimonio-gasto), es flexible y se decide por nuestros representantes de formas diversas en cada caso.

Yo no creo que los impuestos indirectos, el IVA, en particular, sean regresivos. Lo que es, esencialmente, es opaco, y por eso muy cómodo para las Administraciones públicas (efectos macroeconómicos aparte).

Mi reflexión va por otro lado. Mírenlo así: lo socialmente ridículo, a mi juicio, es potenciar el "consumismo" frente a la generación de riqueza, por el esfuerzo, el trabajo o el talento, que naturalmente debe producir rentas a quien se esfuerza, trabaja o tiene habilidades socialmente útiles.

En el "equilibro IRPF-IVA" como componentes de la imposición, déjenme intuir una plasmación de los valores de la sociedad que acogen los poderes públicos y las leyes tributarias: "consuman ustedes y paguen pocos impuestos por ello, que ya les crujimos cuando trabajan y generan riqueza, que eso sí es algo malvado y elitista, incluso despreciable, ¡cómo se atreven ustedes a ganar dinero, en lugar de apuntarse a las 35 horas y a pasear por las montañas!".

¿No me digan que no es esto lo que sugiere un sistema que tiene los tipos más bajos de IVA y los más altos en la imposición sobre la renta -a personas físicas y sociedades-?

Y mientras tanto, los ricos de toda la vida, con todo su patrimonio, de rositas, con sus cuentas corrientes a salvo.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.