LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

01/03/2024. 12:40:28

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Los frenos al aterrizaje de las pymes en la explotación de los datos

Socio y director en Sevilla del Despacho Cremades-Calvo Sotelo.
Profesor de Derecho Universidad Loyola Andalucía

En el 2019, la economía del dato española tenía un valor de 29.700 millones de euros y representaba el 2,5% del PIB español, y se estima que, para el 2025, ese valor podría incrementarse hasta 54.400 millones de euros y representar el 4,1% del PIB nacional.

Varios son los factores que propician esa aceleración. El primero, el más obvio, es el incremento en el volumen de información, pero no es el único. La gran variedad de tipos de datos capturados y analizados, y la propia capacidad de procesarlos para obtener valor, son factores de igual importancia. El motor de estos avances ha sido el abaratamiento de la computación, que ha sido exponencial en los últimos años. Este entorno favorecedor se ha visto además enriquecido por la convergencia de otros avances como el crecimiento de los objetos conectados (IoT) y en movilidad, las redes sociales, la computación en la nube (cloud computing) y el despliegue de herramientas analíticas. El futuro que se avecina con las capacidades esperadas de la computación cuántica supondrá con seguridad una revolución en el procesamiento de los datos y, por ende, en la economía con ellos generada.

Los nuevos escenarios para la productividad empresarial pasan por explotar los datos de los negocios. Gracias a los datos es posible conocer información sobre el comportamiento de los consumidores, las nuevas tendencias del mercado e incluso predicciones sobre el futuro. Hay quien aventura de hecho que en un futuro no muy lejano, que ya es presente para muchas organizaciones, todos los negocios serán negocios de datos. Así ocurrirá cuando las empresas descubran cómo aprovechar su potencial y encontrar formas innovadoras de obtener un valor sostenible de ellos, todo ello mientras gestionan de forma eficiente el consumo de los servicios en la nube que soportan la gestión y el análisis de datos.

En este sentido, el reto para las empresas no está en sí en los datos, sino en cómo usarlos para el negocio. La monetización de los propios datos es la aplicación más directa y es en la que las organizaciones piensan cuando reflexionan sobre este tema, y sin embargo no es el territorio de mayores oportunidades para la gran mayoría de organizaciones, y particularmente para las pymes. Otras utilidades de mayor potencial son comprender a los clientes, mejorar la oferta al cliente, mejorar las operaciones, optimizar la toma de decisiones y agilizar los procesos aumentando la productividad y la eficiencia. La economía de datos abre asimismo un espacio de colaboración e intercambio contra otras organizaciones públicas y privadas, pues una de las características más interesantes del dato es su capacidad de reciclaje. A diferencia de los bienes y servicios tradicionales, el dato no es fungible, no se desgasta con el uso. Los datos pueden ser copiados, compartidos y reutilizados infinitas veces por diferentes personas sin que disminuya ni la cantidad ni la calidad.

Aunque muchas empresas están bien encaminadas en sus viajes digitales, la mayor parte del potencial de la economía de datos está todavía por explotar en Europa, y particularmente en España, y la inmensa mayoría de las pymes vive de espaldas a estas oportunidades. ¿Por qué ocurre esto? Tres son las causas principales:

—La primera es el desconocimiento de las oportunidades que ofrece la economía de mercado. Todas las pymes intuyen o han escuchado que los datos son el oro o el petróleo del siglo XXI, pero no saben cómo pueden servirles en su caso, entre otras razones porque carecen de modelos de referencia de negocios o usos de datos que sean aplicables a su realidad. Si supieran a quien imitar lo harían, pero no lo saben.

— Falta de marcos de cooperación adecuados para compartir datos entre sectores. Hay una necesidad imperiosa de conectar a los propietarios de los datos con las empresas innovadoras. Muchos propietarios de datos poseen grandes conjuntos de datos, pero no saben exprimir el potencial de innovación. Por otro lado, las empresas tecnológicas tienen ideas innovadoras sobre cómo extraer el valor de los datos, pero carecen de acceso a los datos para llevar a cabo su proyecto. Aquí es donde entra en valor el papel de los ecosistemas de datos.

— Inseguridad jurídica derivada de la inexistencia de un marco regulatorio adecuado, que ofrezca certidumbre al uso que todos los agentes pueden hacer de estos datos. ¿Qué operaciones con los datos me permite hacer la ley? ¿Cuáles son los contratos apropiados para comerciar con los datos? Muchas organizaciones no saben cómo aplicar la tecnología en sus operaciones, cuál sería el retorno de la inversión y cómo abordar cuestiones no técnicas como la privacidad de los datos.

Es por ello por lo que el aterrizaje en la economía de datos es una cuestión que va mucho más allá de la dimensión tecnológica para la pyme, y que supone un enfoque estratégico e integral, que abarca áreas muy diversas, desde el área jurídica hasta el marketing, pasando por recursos humanos, compras, organización y sistema… La explotación de los datos puede suponer desde reformas o mejoras concretas hasta una verdadera redefinición organización y una transformación disruptiva del modelo de negocio.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.