LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

24/04/2024. 05:18:26

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Absueltos los guardias civiles condenados por torturas a etarras

Reuters

El Tribunal Supremo ha absuelto a los cuatro guardias civiles que habían sido condenados por torturas durante la detención de Igor Portu y Mattin Sarasola, dos de los etarras autores del atentado contra una terminal del aeropuerto madrileño de Barajas en el que murieron dos personas.

En la imagen, Igor Portu (I) y Martin Sarasola en la primera sesión de su juicio en la Audiencia Nacional,

En una sentencia conocida el martes, el tribunal acepta el recurso de Juan Jesús Casas, José Manuel Escamilla, Sergio García y Sergio Martínez contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa de diciembre del año pasado que les había condenado a penas de entre dos y cuatro años de prisión por los delitos de torturas y lesiones a Portu y Sarasola.

"Esta Sala estima que no ha quedado desvirtuado el derecho a la presunción de inocencia (de los guardias civiles), al no resultar debidamente acreditada la comisión de los delitos de torturas o de lesiones", dijo el Supremo.

La sentencia recuerda la estrategia de ETA de denunciar torturas ante la detención de cualquiera de sus integrantes, mencionando un documento interno de la banda con instrucciones sobre cómo hacer las denuncias.

Además, pone en entredicho el testimonio de los etarras, destaca sus discrepancias y desarma su versión sobre las torturas, afirmando que de ser ciertas tendrían más lesiones y que varios peritos señalaron que eran compatibles con la fuerza usada en la detención.

La defensa de los agentes siempre argumentó que las lesiones fueron resultado de la fuerza física necesaria para detener a los dos etarras, miembros liberados del comando "Elurra", el 6 de enero de 2008 en la localidad de Mondragón.

Ambos fueron atendidos esa misma tarde por médicos forenses que les apreciaron diversos hematomas – y fracturas de costillas, en el caso del Portu, que requirió asistencia hospitalaria – para los que precisaron 14 y 27 días para su curación, respectivamente.

Portu y Sarasola habían sido condenados unos meses antes junto con Mikel San Sebastián a más de 1.000 años de prisión por poner una furgoneta bomba que destrozó el aparcamiento de la T-4 el 30 de diciembre de 2006, causando la muerte de dos ciudadanos ecuatorianos y quebrando el alto el fuego decretado por ETA unos meses antes.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.