LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

24/05/2024. 19:46:10

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El Rincon de Reuters

El incendio en la cárcel chilena causa 81 muertos

Reuters

SANTIAGO (Reuters) – Un incendio en una cárcel de la capital chilena tras una pelea entre presos causó el miércoles al menos 81 muertos y 20 heridos, en una de las mayores tragedias de un recinto penitenciario, que expuso las precarias condiciones del sistema carcelario en el país.

Familiares de presos lloran frente a la prisión de San Miguel, en Santiago el 8 de diciembre de 2010.

El siniestro, que fue controlado por varias compañías de bomberos, se produjo cerca de las 05:30 hora local (08:30 GMT) en la torre cinco de cárcel de San Miguel, en la zona sur de Santiago.

Aunque el presidente chileno, Sebastián Piñera, había informado originalmente un total de 83 muertos, más tarde la cifra fue ajustada a 81 víctimas.

"Esta ha sido una tremenda y dolorosa tragedia", dijo Piñera.

El mandatario, que suspendió todas sus actividades, no descartó que la cifra de fallecidos se eleve en las próximas horas en el tercer peor incendio en la historia de Chile y uno de los siniestros con más víctimas mortales de los últimos tiempos en Sudamérica.

En la cárcel de San Miguel habían cerca de 1.960 internos, casi el doble de la capacidad para la cual fue diseñado el complejo.

Según las primeras investigaciones, el incendio ocurrió por una pelea entre dos internos del cuarto piso de la torre cinco de la cárcel, que en el momento del siniestro era protegido por cinco gendarmes.

Debido al alto hacinamiento y material de alta combustión en el recinto, el incendio se propagó rápidamente por el resto de la torre, en medio de un complejo rescate por parte de bomberos.

"Esto refleja la precariedad del sistema carcelario chileno", dijo Luis Masferrer, director nacional de Gendarmería.

En la torre siniestrada se encontraban los reos más peligrosos y desde ahí fueron rescatados al menos 65 reclusos.

Aunque se investigan las causas exactas del incendio, el fiscal de la zona sur de Santiago, Alejandro Peña, dijo que fue "intencional".

COMPLEJO RECONOCIMIENTO

Varios de los fallecidos murieron calcinados, aunque otro grupo importante murió por asfixia y otros luego fueron arrasados por el fuego.

Durante la tarde del miércoles, las autoridades informaron que 31 víctimas fueron identificadas, mientras responsables de la policía civil y personal forense trabajaban aceleradamente en el reconocimiento de los otros 50 fallecidos, a quienes se les harán pruebas de ADN.

Se estima que este trabajo podría llevar días, debido al estado de los cuerpos.

Del total de 20 heridos, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó de que hay 14 reos graves, con distintos grados de quemaduras y problemas respiratorios, a lo que se suman varios funcionarios penitenciarios y bomberos heridos que fueron derivados a distintos centros hospitalarios de la capital.

"(Esta) es una nueva desgracia que azota a nuestro país en un año muy duro", dijo Mañalich aludiendo al terremoto y tsunami que azotaron a Chile y que fueron seguidos meses después por el dramático rescate de 33 mineros.

Cientos de familiares de los detenidos se trasladaron a las puertas de la cárcel para recibir información y algunos recibieron entre la desesperación y otros con resignación la noticia de que su pariente había fallecido en el siniestro.

"Ya nos constataron que nuestro hijo salió entre las primeras 15 víctimas", dijo a la radio Bio Bio el padre de José González Bustamente, a la salida del recinto penitenciario.

En el interior de la cárcel había gran tensión, según varios reos que se comunicaron con algunos medios locales.

"No somos vacas, ni perros. No es necesario que nos estén pegando a cada rato. Queremos velar a nuestros amigos tranquilos. Son 80 compañeros que no tenían que morirse", denunció un reo de la cárcel San Miguel.

Varios familiares de los reclusos se subieron a las rejas del recinto gritando los nombres hacia las ventanas semitapadas de la cárcel donde se veían brazos extendidos en un intento por comunicarse.

"Es desesperante no saber si están vivos o muertos. Estamos aquí hace horas y no nos dicen nada", dijo María, quien prefirió no dar su apellido.

A ratos se producían escaramuzas entre los familiares y la policía, que trataba de controlar la situación en medio de peticiones de información más clara respecto de la lista de fallecidos y supervivientes.

HACINAMIENTO

En Chile hay 53.000 personas privadas de libertad que cumplen sentencias, de un total de 108.000 reclusos.

Según cifras oficiales, el grado de hacinamiento en las cárceles de Chile alcanza a un 70 por ciento y en cárceles como la de San Miguel, donde ocurrió el trágico incendio, la cifra se eleva a un 90 por ciento.

Piñera admitió que "no podemos seguir viviendo con un sistema carcelario que es absolutamente inhumano (…) que no resiste más".

Actualmente, están en construcción tres nuevos complejos penitenciarios en las ciudades de Antofagasta, Concepción y Talca. También se evalúa el desarrollo de cárceles modulares, porque la construcción de un recinto tarda alrededor de tres años.

El incendio en la cárcel de San Miguel ocurrió en el día del aniversario de otro enorme incendio que se produjo en 1863 en Santiago, que causó la muerte de 2.500 personas y dio origen al Cuerpo de Bomberos de Chile.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.