LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

03/12/2022. 23:33:57

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La guerra vuelve a Gaza con ataques israelíes y lanzamiento de cohetes

Reuters

GAZA/JERUSALÉN (Reuters) – Milicianos de Hamás en la Franja de Gaza dispararon cohetes contra Israel por segundo día consecutivo el miércoles después de la reanudación del conflicto, lo que supuso el colapso de las negociaciones de alto el fuego en El Cairo, al tiempo que un ataque aéreo israelí causó tres muertos en el territorio mediterráneo.

La guerra vuelve a Gaza con ataques israelíes y lanzamiento de cohetes

Acusando a Israel de haber abierto "las puertas del infierno", el brazo armado de Hamás prometió atacar con cohetes el aeropuerto internacional Ben-Gurion, posiblemente en represalia por lo que el grupo islamista describió, según citas reproducidas por medios israelíes, como un intento de asesinar a su principal líder miliciano, Mohammed Deif, en Gaza.

No quedó claro si Deif, quien ha sobrevivido a unos ataques israelíes anteriores, sobrevivió al que causó la muerte de una mujer y una niña de dos años que, según medios eran su mujer e hija.

Deif encabezado la lista de los más buscados por Israel desde hace años, como autor intelectual de atentados suicidas hace más de una década. Se cree que sería uno de los líderes de la campaña de Hamás contra Israel.

Responsables médicos palestinos dijeron que el ataque contra una casa en Ciudad de Gaza causó tres muertos, pero no proporcionaron ningún detalle acerca de la tercera víctima.

El Ejército israelí no ofreció detalles específicos sobre los objetivos de unos 30 ataques en Gaza, que según dijo, fueron en respuesta al lanzamiento de cohetes contra su territorio.

Otro ataque aéreo lanzado más tarde el miércoles causó la muerte de siete miembros de una familia en el centro de Gaza, entre ellos una mujer y tres niños, según responsables médicos palestinos. No hubo comentarios inmediatos de los militares israelíes.

Además de las muertes, más de 50 personas resultaron heridas en los ataques aéreos en Gaza. Hamás negó inicialmente haber disparado cohetes, pero luego se adjudicó la responsabilidad por el lanzamiento de decenas de misiles que habrían llegado hasta zonas en Tel Aviv y Jerusalén.

No hubo noticias sobre víctimas israelíes, pero la caída de escombros alcanzó un coche en Tel Aviv, y un edificio resultó dañado en el sur de Israel. Algunos de los cohetes fueron interceptados por el sistema de defensa israelí Cúpula de Hierro.

La violencia rompió un período de 10 días de calma desde una primera tregua mediada por Egipto, cerca de un mes después de que el conflicto estallara el 8 de julio.

Acusando a los islamistas de romper la calma con el lanzamiento de cohetes ocho horas antes del final de la tregua, Israel llamó a sus delegados en las negociaciones indirectas con los palestinos para que volvieran al país desde Egipto.

Los delegados palestinos se retiraron posteriormente, culpando a Israel por su fracaso. "Israel frustró los contactos que podrían haber traído la paz", dijo el jefe negociador palestino, Azam al Ahmed.

Al rechazar la acusación, Mark Regev, portavoz del primer ministro Benjamin Netanyahu, dijo que el lanzamiento de cohetes desde Gaza "hizo imposible la continuación de las negociaciones".

"El proceso de El Cairo se estableció sobre un cese total y completo de todas las hostilidades y por eso, cuando los cohetes fueron disparados desde Gaza, no sólo fue una clara violación del alto el fuego, sino que también destruyeron la premisa sobre la cual se basaron las negociaciones", dijo Regev a Reuters.

Regev había dicho más temprano que un ataque con cohetes que afecto el martes contra la ciudad israelí de Beersheba era "una violación grave y directa del cese al fuego". Un portavoz militar dijo que, en respuesta a los cohetes, fueron atacados "objetivos terroristas en la Franja de Gaza".

Los mediadores egipcios han tenido muchas dificultades para tratar de acabar con la guerra, permitir la entrada de ayuda en un territorio en el que viven 1,8 millones de personas y en el que miles de viviendas han resultado destruidas.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.