LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

20/04/2024. 05:43:26

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El Rincón de Reuters

La represión en Deraa provoca dimisiones en el partido de Asad

Reuters

AMÁN (Reuters) – El presidente sirio, Bashar el Asad, se enfrentaba el jueves a discrepancias en el seno de su Gobierno después de que más de 200 miembros de su formación, el partido Baaz, dimitieran a causa del descontento con el Ejército por la violenta represión de las protestas prodemocráticas.

Grupos de manifestantes protestan en Duma el 27 de abril de 2011.

Doscientos miembros del partido de la provincia de Deraa y regiones colindantes dimitieron el miércoles después de que el Gobierno enviara tanques para aplastar la resistencia en la ciudad de Deraa. Al menos 35 civiles murieron en el ataque, según grupos de derechos.

Algunos diplomáticos indicaron que también estaban surgiendo señales de descontento en el seno del Ejército, donde la mayoría de las tropas son suníes, pero sus mandos pertenecen en su mayor parte a la minoría alauí, la misma que Asad.

Asad envió a la Cuarta División Mecanizada, muy leal a su gobierno y comandada por su hermano Maher, a Deraa el lunes.

Informaciones de miembros de la oposición y residentes en Deraa, que no pudieron ser confirmadas, indicaron que varios soldados de otra unidad se habían negado a disparar contra civiles.

"Los funerales más multitudinarios en Siria hasta la fecha han sido por soldados que se han negado a obedecer órdenes de disparar a manifestantes y fueron ejecutados de manera sumaria en el lugar", dijo un diplomático.

Otro diplomático indicó que al menos una vez este mes unos soldados se enfrentaron a la policía secreta para tratar de detener los disparos contra manifestantes.

"Nadie dice que Asad vaya a perder el control del Ejército, pero una vez que comienzas a usar al Ejército para masacrar a tu propio pueblo, es un signo de debilidad", dijo.

DISPAROS

El sonido de disparos era audible en Deraa el miércoles por la noche. El agua, la electricidad y las comunicaciones continuaban cortadas y los suministros esenciales escaseaban, según residentes.

"Los mártires son conservados en camiones frigoríficos que habitualmente se utilizan para transporte, pero no pueden moverlos ya que el Ejército dispara al azar. Rociamos los cadáveres con alcohol para reducir el hedor", dijo uno de los residentes.

La cifra de fallecidos en casi seis semanas de protestas se elevó a 500, según el grupo de derechos sirio Sawasiah.

Las protestas surgieron en Deraa después de que la policía de seguridad detuviera a dos mujeres de la ciudad, una médico y una ingeniera, por expresar su opinión política, y arrestara a 15 niños que escribieron consignas en una pared pidiendo libertad, haciéndose eco de los lemas de las revoluciones tunecina y egipcia.

SIN ACUERDO EN LA ONU

Mientras, una iniciativa europea para que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condene la violenta represión en Siria fue bloqueada el miércoles por la resistencia de Rusia, China y Líbano, según enviados.

"No habrá comunicado", dijo un diplomático del Consejo de Seguridad a Reuters, bajo la condición de permanecer en el anonimato.

En su lugar, los países occidentales pidieron un debate público sobre Siria, pero la reunión subrayó las diferencias en el consejo compuesto por 15 naciones. Rusia argumentó que la interferencia exterior en los países árabes es lo que podría suponer una amenaza para la paz.

Esta semana, Francia, Alemania y Portugal hicieron circular entre los otros 11 miembros del consejo un borrador de comunicado que condenaba la represión e instaba a la contención al Gobierno de Damasco. Tenían el apoyo de EEUU.

Pero el embajador francés, Gerard Araud, dijo a periodistas que las posiciones eran tan distantes que "negociar un comunicado de prensa llevaría tanto tiempo que preferimos tener inmediatamente (…) una sesión pública para transmitir el mensaje". Arnaud dijo que quizá se emita el comunicado en el futuro.

Rusia y China, miembros permanentes del Consejo de Seguridad con derecho de veto, son cada vez más críticos con la intervención para proteger a los civiles en Libia, que cuenta con el respaldo de la ONU, ya que consideran que el objetivo es derrocar a Muamar el Gadafi.

"Su tolerancia a los intentos europeos y estadounidenses por proteger los civiles en Oriente Próximo parece haberse disipado", dijo un responsable a Reuters.

Varios diplomáticos dijeron que la delegación libanesa también se oponía a la idea de condenar a Siria. Líbano, la única nación árabe del Consejo de Seguridad, mantiene una relación complicada con su vecino, pero Siria continúa teniendo una fuerte influencia en el país.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.