LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

10/12/2022. 00:21:17

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La UE trata de negociar la paz en el día más sangriento en Ucrania

Reuters

KIEV (Reuters) – Ucrania sufrió el jueves su día más sangriento desde la época soviética con una batalla a tiros en el centro de Kiev, mientras el presidente Viktor Yanukovich afrontaba presiones contrarias de ministros de la Unión Europea y de Rusia, que está sosteniendo económicamente al país.

La UE trata de negociar la paz en el día más sangriento en Ucrania

Tres horas de fuertes combates en la plaza de la Independencia – Maidan, rebautizada como Euromaidan -, recapturada por manifestantes antigubernamentales, acabaron con los cuerpos de más de 20 civiles desparramados por el suelo, a pocos cientos de metros de donde Yanukovich se reunió con una delegación de la UE.

Los ministros de Alemania, Francia y el ansioso vecino polaco esperaban una noche de "duras negociaciones" con la oposición y con él, y aunque se han hecho progresos, sigue habiendo diferencias, dijo el ministro polaco de Asuntos Exteriores, Radoslaw Sikorski, esperando que un plan de un gobierno provisional y unas elecciones anticipadas sirvan para acabar con la violencia.

Imágenes de vídeo mostraron a policías antidisturbios disparando desde un tejado contra los manifestantes en la plaza. En otro vídeo, un militante de la oposición con un casco disparaba desde detrás de un árbol.

Los manifestantes arrojaron cócteles molotov y adoquines para acorralar a las fuerzas de seguridad en un rincón de la plaza que la policía había capturado en los enfrentamientos iniciados hace dos días. Otros usaban escudos antidisturbios de la policía para cubrirse.

El Departamento de Sanidad de Kiev dijo que 75 personas han muerto desde el martes, lo que supone que al menos 47 fallecieron el jueves. Son, con diferencia, los peores sucesos desde que Ucrania abandonó la Unión Soviética hace 22 años.

DIPLOMACIA MUNDIAL

En un despliegue de diplomacia mundial, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló con la canciller alemana, Angela Merkel, que a su vez conversó con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Putin "enfatizó la importancia crítica de un inmediato final al derramamiento de sangre, la necesidad de tomar medidas urgentes para estabilizar la situación y suprimir ataques terroristas y extremistas", dijo el Kremlin.

La Casa Blanca dijo que Obama y Merkel estuvieron de acuerdo en que es "decisivo" que los dirigentes europeos y estadounidenses "estén en estrecho contacto en los próximos días sobre los pasos que podemos dar para apoyar el final de la violencia y una solución política".

El trío de ministros europeos mantuvo una maratoniana reunión de cuatro horas con Yanukovich y extendió su permanencia hasta el viernes para presentar una hoja de ruta con una solución política a los líderes opositores, después de que sus compañeros en Bruselas acordaran imponer unas sanciones dirigidas.

En una reunión de urgencia en Bruselas, la UE acordó Imponer prohibiciones de visados y congelar activos contra aquellos considerados responsables de la violencia, así como frenar las exportaciones de material antidisturbios.

Vitaly Klitschko, uno de los líderes de la oposición, dijo que esperaba que se alcanzara un acuerdo durante la noche, pero que aún no había resultados claros.

El documento presentado por la UE "ofrece una oportunidad de acabar con la violencia", dijo en Varsovia el primer ministro polaco, Donald Tusk, y añadió que Yanukovich está dispuesto a celebrar elecciones rápidas al Parlamento y la presidencia. Hasta ahora se había mostrado reticente a acabar su mandato con un año de anticipación.

En la plaza de la Independencia, los manifestantes celebraban una vigilia por los camaradas caídos, iluminados por las pantallas de los teléfonos móviles.

Los servicios de urgencia se llevaban los cuerpos en camillas, mientras los manifestantes coreaban "héroes, héroes" a los muertos.

En una clara señal de que Yanukovich está perdiendo respaldo, el alcalde de la ciudad de Kiev, elegido por él, renunció al gobernante Partido de las Regiones en protesta por la violencia en las calles.

Pero sus principales seguidores seguían a su lado.

El ministro del Interior provisional, Vitaly Zakharschenko, dijo que los policías tienen armas de combate y que las usarán "de acuerdo con la ley" para defenderse o para liberar a los 67 agentes retenidos, agregó. Los manifestantes afirmaron que se les había permitido marchar.

Rusia criticó las medidas de Europa y Estados Unidos, diciendo que son un "chantaje" que sólo empeora las cosas. El presidente ruso mandó un enviado a Kiev para unirse a los esfuerzos de mediación con la oposición a petición de Yanukovich.

Ucrania está inmersa en una puja geopolítica entre Moscú, que lo ve como un mercado y teme que las protestas lleguen a Rusia, y Occidente, que dice que los ucranianos deberían ser libres de optar por la integración económica con la UE.

En un nuevo acto de presión para que Yanukovich restaure el orden si quiere recibir un préstamo vital para la economía del país, el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, dijo que Moscú no entregaría dinero a un liderazgo que permite que los opositores lo pisoteen "como a un felpudo".

ARMAS EN AMBOS LADOS

Los choques del jueves, en los que ambas partes usaron armas de fuego, traumatizaron a muchos ucranianos, cuya Revolución Naranja de 2004-05 por la democracia fue mayormente pacífica.

Aumentaron la preocupación del primer ministro polaco de que Ucrania pueda entrar en una guerra civil o dividirse entre el oeste europeísta y el este rusófono.

Un comunicado de la oficina de Yanukovich indicó que una decena de policías murieron o resultaron heridos durante la ofensiva de la oposición. La página de Internet del Ministerio del Interior instó a los ciudadanos a evitar el centro de Kiev.

Colegios, restaurantes y muchos negocios en la activa ciudad de tres millones de habitantes estaban cerrados. El metro no funcionaba y los cajeros automáticos estaban casi sin efectivo.

El líder de la oposición Vitaly Klitschko pidió a Yanukovich que convoque inmediatamente a elecciones presidenciales. "Hoy es un día crucial", dijo el ex campeón mundial de boxeo. "Las autoridades están recurriendo a provocaciones sangrientas ante los ojos del mundo".

Los diputados se reunieron en el Parlamento, pero no estaba claro si tomarían alguna decisión significativa.

Periodistas dijeron que había orificios de bala en las paredes y ventanas del Hotel Ucrania, que tiene vistas a la plaza y donde se encuentran numerosos corresponsales extranjeros. Allí también fueron llevados algunos heridos para recibir los primeros auxilios.

La crisis en este país de 46 millones de habitantes con una economía en dificultades y que sufre una corrupción rampante han aumentado desde que Yanukovich – elegido en 2010 en unos comicios considerados generalmente libres – aceptó un rescate de 15.000 millones de dólares de Moscú en lugar de firmar un amplio acuerdo comercial y de cooperación con la UE.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.