LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

04/12/2022. 00:38:22

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Las dudas de Merkel sobre Juncker abren la carrera por la Comisión Europea

Reuters

BRUSELAS (Reuters) – La rebaja del apoyo de la canciller alemana Angela Merkel a Jean-Claude Juncker para la presidencia de la Comisión Europea ha abierto la puerta a otros aspirantes, aunque pasarán semanas antes de que aflore un único candidato.

Las dudas de Merkel sobre Juncker abren la carrera por la Comisión Europea

Aunque Merkel no descartó a Juncker el martes tras hablar con los líderes de la UE el martes, reconoció que había oposición a su candidatura y dijo que una serie de cargos en la UE sólo se decidirían en unas negociaciones que llevarían hasta finales de junio.

El Partido Popular Europeo (PPE), el bloque político de centroderecha en la UE en el que Merkel es uno de los pesos pesados, ganó la mayoría de los escaños en el Parlamento Europeo y apoya firmemente a Juncker para la presidencia del Ejecutivo de la UE.

"Soy miembro del PPE. Nombramos a Jean-Claude Juncker… Él tiene que implementar toda la agenda, pero otros también", dijo Merkel, eligiendo sus palabras cuidadosamente mientras los periodistas la interrogaban. "Pero todavía tengo que respetar el Tratado", dijo.

Su referencia al Tratado está fuertemente cargada. El texto dice que los 28 jefes de Estado y de Gobierno deben acordar un candidato por una "mayoría cualificada", es decir un amplio acuerdo entre todos excepto unos pocos.

Pero el primer ministro británico, David Cameron, se opuso abiertamente a Juncker, al que ve como un viejo federalista europeo, mientras que Suecia, Holanda, Finlandia y otros países del este de Europa y las regiones del Báltico comparten las preocupaciones británicas. No está claro que haya un apoyo mayoritario por el luxemburgués.

El ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, dijo que los líderes de la UE han cedido a las demandas británicas y calificó la cumbre informal del martes de "preocupante, rayando lo patético".

El Tratado también dice que los líderes de la UE deben proponer a alguien "teniendo en cuenta" los resultados de las elecciones europeas. No dice que deban elegir obligatoriamente al candidato elegido por el partido que gana las elecciones.

La única obligación para los líderes es asegurar que sea quien sea, provenga de la familia del PPE. El candidato debe ser aprobado por el Parlamento.

Si Juncker se cae de las candidaturas las próximas semanas – o quizás se le asigna otro cargo como el de presidente del Consejo Europeo, que preside las cumbres de la UE – muchos otros nombres ya circulan por la cabeza de la Comisión.

NOMBRES EN LA CARRERA

El primer ministro saliente de Finlandia, Jyrki Katainen, ha dicho que es feliz de que se le tenga en consideración para un cargo en la UE, aunque ha repetido públicamente que respalda a Juncker.

Con una presencia impecable y juvenil, Katainen, de 42 años, tiene el estilo y la apariencia de un empresario de tecnología o de un banquero de inversión, en contraste con Juncker, de 59 años.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, que hizo de anfitrión en la convención de marzo en Dublín que nombró a Juncker como candidato del PPE, es otro posible candidato, aunque también ha apoyado públicamente a Juncker.

Con 63 años, Kenny tiene muchos apoyos entre los líderes de la UE, pero su falta de francés y sus profundas raíces en la política irlandesa, y no la europea, pueden minar sus opciones.

Otro posible candidato es el primer ministro polaco, Donald Tusk, que ha sido una influyente voz en las negociaciones de la UE en parte por la fortaleza económica de Polonia, con 38 millones de habitantes.

Aparte de los primeros ministros, hay otros tecnócratas que podrían aspirar al cargo en las próximas semanas de unas negociaciones que liderará el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El nombre más repetido es Christine Lagarde, actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, debería ser nombrada por el presidente francés, François Hollande, un socialista, y hay preocupaciones de que si deja el FMI, Europa no pueda ya nombrar a otro director gerente.

Hay muchas otras permutas y combinaciones que podrían entrar en juego el próximo mes, como globos sonda o propuestas serias, entre ellas la posibilidad de que Juncker sustituya a Van Rompuy cuando su mandato acabe en octubre y que los líderes de la UE propongan en su lugar a un socialista o a un candidato liberal para la Comisión.

También podrían proponer varios nombres para los principales cargos, como el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores o el comisario de Economía.

Francia y España tienen ambiciones para el cargo económico, y existen sugerencias de que el alemán Martin Schulz, actual presidente del Parlamento Europeo, pueda encaminarse hacia el cargo de Exteriores o hacia la cartera de Industria de la Comisión.

En cualquier caso, sean quienes sean los líderes elegidos todavía deberán recibir la aprobación del Parlamento.

El trabajo más difícil en las próximas semanas será el de Van Rompuy, que deberá colaborar con Juncker, los jefes de los grupos políticos en el Parlamento y con los líderes de la cámara para tratar de encajar todas las piezas del rompecabezas.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.