LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

14/04/2024. 15:37:16

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El Rincón de Reuters

Los rebeldes gobernarán desde Trípoli y siguen buscando a Gadafi

Reuters

TRÍPOLI (Reuters) – Los rebeldes libios anunciaron una iniciativa para gobernar el país desde Trípoli, mientras combatían reductos de leales al fugitivo Muamar el Gadafi, que volvió a arremeter en su contra desde su escondite.

Combatientes rebeldes disparan durante enfrentamientos con fuerzas pro-Gadafi en el distrito de Abu Salim de Trípoli

Los rumores de que Gadafi o sus hijos habían sido acorralados, o incluso vistos, surgieron entre emocionados rebeldes que intercambiaban fuego de ametralladoras y cohetes.

Pero dos días después de que tomaron control de su cuartel general en Trípoli, las esperanzas de un rápido final de seis meses de guerra seguían siendo frustradas por una feroz acción de retaguardia.

Las potencias occidentales exigieron la rendición de Gadafi y trabajaban para liberar fondos estatales libios congelados, con los que buscan aliviar los efectos de la guerra en pueblos que han quedado destruidos y desarrollar las ricas reservas de petróleo en un país que ha pasado 42 años bajo el culto a la excéntrica personalidad de Gadafi.

Estados Unidos y Suráfrica alcanzaron un pacto para liberar 1.500 millones de dólares en fondos congelados para ayuda humanitaria y otras necesidades civiles, según diplomáticos.

Pero mientras las fuerzas leales a Gadafi resisten en la capital, en la ciudad natal del líder y en el desierto, la violencia podría seguir por algún tiempo, poniendo a prueba la capacidad de mantener el orden de quienes ostentan el Gobierno y han sido reconocidos como la autoridad legítima de Libia por varios países del mundo y organismos internacionales.

"Proclamo el inicio de la reanudación del trabajo de la oficina del Ejecutivo en Trípoli" dijo en la capital Ali Tarhouni, encargado de los asuntos petroleros y financieros del consejo rebelde.

El cambio es considerado un paso crucial a la hora de cerrar las grietas en el país, fragmentado por divisiones regionales y tribales, particularmente entre el este y el oeste.

Gadafi se burló de sus enemigos y sus partidarios occidentales, instando a sus partidarios a contraatacar en su última arenga emitida por los medios de comunicación.

"Las tribus (…) deben marchar a Trípoli", dijo Gadafi en un mensaje de audio emitido por un canal de televisión leal a su Gobierno. "No les dejen Trípoli a esas ratas, mátenlas, derrótenlas rápidamente", agregó.

"El enemigo es ilusorio, la OTAN se está replegando", gritó, sonando más firme y claro que en un discurso similar difundido el miércoles.

Aunque sus enemigos creen que Gadafi, de 69 años, sigue en la capital, temen que pueda huir por rutas de escape preparadas hace tiempo, usando túneles y búnkers, para formar una insurgencia.

ATAQUES AÉREOS

El coronel Hisham Buhagiar de los rebeldes dijeron que estaban buscando en varias áreas para localizar a Gadafi: "Estamos enviando fuerzas especiales cada día a buscar a Gadafi. Solo una unidad hace inteligencia, el resto lo buscan".

Una cadena pro-Gadafi dijo que aviones de la OTAN habían bombardeado la ciudad natal del mandatario, Sirte, uno de sus últimos bastiones. Mientras que el ministro de Defensa británico dijo que la OTAN facilitaba elementos de inteligencia para ayudar a los rebeldes a localizar a Gadafi, el departamento de Estado de EEUU dijo que ni la OTAN ni Washington estaba implicado en la persecución.

Los líderes rebeldes, que han ofrecido una recompensa de un millón de dólares por Gadafi, afirman que la guerra sólo acabará cuando se le encuentre "vivo o muerto".

En un distrito del sur cerca de la famosa prisión de Abu Salim, las fuerzas rebeldes lanzaron un asalto concertado, registrando casa por casa y tomando prisioneros. En otros puntos, fuerzas pro-Gadafi bombardearon posiciones rebeldes en el aeropuerto de Trípoli.

Quizá unos cientos de leales a Gadafi mantenían a raya a los combatientes rebeldes libios, que entraron en Trípoli el domingo y ahora corrían de un sitio a otro, disparaban rifles de asalto, ametralladoras y cañones antiaéreos atornillados en la parte posterior de camionetas.

La falta de seguridad puede ser uno de los muchos retos que afrontan los nuevos dirigentes libios, mientras tratan de cumplir las expectativas de los jóvenes que se levantaron en armas y tienen diferencias étnicas y tribales que se han exacerbado por la guerra civil.

En unas declaraciones desde Italia, el jefe del gobierno rebelde, Mahmud Jibril, dijo que el levantamiento, el más sangriento hasta ahora en la llamada "primavera árabe", podría fracasar si no les llega financiación rápidamente.

"El mayor elemento desestabilizador podría ser el fracaso (…) a la hora de proporcionar los servicios necesarios y pagar los sueldos de la gente que no ha cobrado desde hace meses", afirmó.

"Nuestras prioridades no pueden llevarse a cabo por parte del Gobierno sin tener el dinero necesario de manera inmediata", agregó.

En otro signo de optimismo, el responsable rebelde temas financieros y energéticos dijo a Reuters que Libia espera reanudar las exportaciones de crudo el próximo mes y que el daño a las instalaciones petroleras durante los combates ha sido menor que el que se temía

Después de un encuentro de altos cargos en Estambul, el grupo de contacto de aliados contra Gadafi llamó a los libios a evitar venganza.

Los fuertes combates en Trípoli son una prueba del tipo de derramamiento de sangre que los líderes rebeldes quieren evitar para unir en una democracia a los libios, entre ellos a los hasta ahora simpatizantes de Gadafi.

Un corresponsal de Reuters vio 30 cadáveres, al parecer de soldados pro-Gadafi, en un lugar en el centro de Trípoli. Al menos dos tenían las manos esposadas a la espalda y uno estaba atado a una camilla de hospital, aún con el goteo en el brazo. Todos habían muerto a tiros.

En otro lugar, una empleada médica británica dijo haber visto 17 cadáveres que cree que eran prisioneros que fueron ejecutados por las tropas de Gadafi. Un hombre que dijo haber sobrevivido afirmó que fueron fusilados por guardias de la prisión el martes cuando llegaron los rebeldes.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.