LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

30/03/2023. 06:43:17

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

El Rincón de Reuters

Rubalcaba aparca el debate sucesorio hasta después del 22-M

Reuters

MADRID (Reuters) – El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, considerado el mejor baluarte socialista de cara a las elecciones generales del próximo año, no quiso pronunciarse el martes sobre si aspirará a ser el candidato del PSOE ahora que José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado que no concurrirá a un tercer mandato.

Rubalcaba el 26 de marzo a su llegada al palacio de La Moncloa.

"Cada cosa tiene su tiempo", dijo Rubalcaba a la Cadena Ser, añadiendo que está dedicado a gobernar y a conseguir el mejor resultado posible en las elecciones municipales y autonómicas del próximo 22 de mayo.

"A la gente le importa muchísimo más lo que hace el Gobierno para combatir el desempleo que esta cosa sucesoria que tendrá su tiempo después de las elecciones (de mayo)", añadió el también ministro del Interior en su primera entrevista después de que Zapatero anunciara el sábado que no sería el candidato socialista a las generales, previstas para marzo de 2012.

Rubalcaba reconoció que la espera a la que Zapatero había sometido durante meses al partido había pesado sobre la militancia, que se sentía ahora "más animada" y "con más fuelle" de cara a los comicios del mes próximo, que según las encuestas serán un duro revés para los socialistas por su gestión de la crisis económica y el elevado desempleo.

El político cántabro no quiso comentar la posibilidad de concurrir conjuntamente a unas primarias socialistas, que previsiblemente serán en verano, con la ministra de Defensa, Carme Chacón, o con el presidente del Congreso, José Bono, cuyos nombres suenan también entre los posibles aspirantes a sustituir a Zapatero como candidato socialista a la presidencia del Gobierno.

Varios sondeos han dejado entrever que los españoles creen que Rubalcaba, de 59 años, sería la mejor baza socialista frente al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, del que la ciudadanía no tiene buena valoración pero que se perfila como el próximo presidente del Gobierno si, como dicen las encuestas, el partido conservador gana por holgada mayoría las elecciones generales del año próximo.

"Escuchar al señor Rajoy siempre me anima; Rajoy vive en el siglo pasado", dijo Rubalcaba.

Preguntado sobre si podía ganar al líder del PP, el vicepresidente dijo: "El día 24 (de mayo) le contesto a eso".

CASO FAISÁN

Rubalcaba, que se ha ganado respeto principalmente por el debilitamiento que ha sufrido ETA durante sus cinco años al frente del Ministerio del Interior, negó rotundamente que hubiera dado órdenes a la policía para que no practicara detenciones en el bar Faisán de Irún (Guipúzcoa), donde presuntamente se realizaban extorsiones de ETA, en mayo de 2006.

El caso del supuesto chivatazo policial al propietario del bar respecto a que iba a haber una redada, algo que está siendo investigado por la Justicia, ha supuesto un quebradero de cabeza para Rubalcaba en las últimas semanas ante la insistencia del PP de que diera explicaciones o dimitiera.

"Hay una investigación judicial y policial y hay un trámite (..) hay una buena gestión antiterrorista que quieren empañar (en el PP) y no lo voy a tolerar", dijo el ministro, que reiteró su idea de que ETA, que anunció una tregua en enero de la que el Gobierno desconfía, está más arrinconada que nunca.

Respecto a Sortu, el partido de la izquierda 'abertzale' al que el Tribunal Supremo ha ilegalizado, Rubalcaba dijo que el Ejecutivo tenía que estar seguro de que los miembros de la formación – que tiene unos estatutos que rechazan la violencia de ETA – no seguían los mismos pasos que Batasuna, ilegalizada en 2003 por sus vínculos con la banda armada.

"Tenemos que estar seguros de que no nos la juegan (..) y eso es lo que a juicio del Gobierno no se ha completado, por eso hay que seguir diciéndoles: 'Os queda un camino por recorrer'", dijo el ministro.

Añadió que el Gobierno iba a mirar "con lupa" las listas de Bildu, una coalición entre dos partidos legales – Eusko Alkartasuna y Alternatiba -, para impedir que en ella se presenten miembros de la izquierda 'abertzale'.

"Hay una ley de partidos que vamos a cumplir (..) vamos a estar atentos para que no nos den gato por liebre", añadió.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.