LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

25/05/2024. 13:38:47

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Un suicida mata a 41 personas en Pakistán con una bomba

ISLAMABAD (Reuters) – Un atacante suicida armado con una bomba mató a 41 personas en Pakistán, en un asalto dirigido a un convoy militar que pasaba por un mercado, mientras los rebeldes talibanes asumían la responsabilidad de una incursión realizada este fin de semana contra un cuartel militar.

fuerzas de seguridad aseguran el lugar de la explosión en el distrito Shangla, Pakistán, el 12 de octubre de 2009. mientras los talibanes se atribuían.

Los ataques de milicianos se han intensificado en la última semana, en un momento en el que el Ejército prepara una ofensiva terrestre contra el bastión de grupos armados vinculados a Al Qaeda en Waziristán del Sur.

El atacante suicida, que iba a pie, saltó el lunes a un vehículo militar en el distrito de Shangla, cerca del valle de Swat, según funcionarios de seguridad.

"El suicida atacó a uno de los tres vehículos militares que pasaban por el mercado más atestado del distrito", dijo por teléfono el jefe de la policía de Shangla, Khan Bahadur Khan.

A su vez, el ministro de Información Provincial, Mian Iftijar Husain, indicó que 41 personas perdieron la vida, incluyendo 35 civiles y seis soldados, y 45 resultaron heridas.

El Ejército ha logrado expulsar a la mayoría de militantes de Swat y su líder, Baitulá Mehsud, murió en agosto en un ataque con misil lanzado por una nave estadounidense no tripulada.

Sin embargo, los insurgentes están atacando de nuevo.

Según el Ejército, el comandante talibán pakistaní, Wali-ur-Rehman estaba detrás del asalto del sábado contra sus cuarteles en la ciudad de Rawalpindi, cerca de Islamabad.

OFENSIVA TERRESTRE

Varios comandos atacaron un edificio de oficinas cerca del cuartel y rescataron a 39 personas que habían sido secuestradas por hombres armados tras un atentado en la puerta principal del cuartel.

Nueve milicianos y tres rehenes murieron en los enfrentamientos en Rawalpindi, mientras que el número de soldados fallecidos se elevó a 11 con la muerte de tres hombres heridos, indicó un oficial militar.

Los 10 atacantes querían tomar como rehenes a altos mandos militares para demandar la liberación de una "larga lista" de insurgentes capturados, dijo un portavoz del Ejército, el mayor general Athar Abas.

Abas señaló que se interceptó una conversación telefónica entre Rahan y uno de sus subordinados.

"Reveló que este ataque se planeó en la zona de Waziristán del Sur", dijo en una rueda de prensa, agregando que Rehman dijo a su subordinado que rezara por el éxito de los atacantes.

Una ofensiva terrestre en Waziristán del Sur podría ser la prueba más dura para el Ejército desde que los milicianos se apropiaron del estado.

El Ejército no ha anunciado cuándo comenzarán las operaciones, pero el ministro del Interior, Rehman Malik, dijo el fin de semana que su inicio era "inminente".

Los militares llevan meses lanzando ataques aéreos y de artillería al tiempo que han movilizado tropas, bloqueado la región y tratan de ganar el apoyo de facciones locales.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.