21 de Octubre de 2019 | 01:34
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

17 de Marzo de 2009

Contenido de Buenas prácticas:

Herramientas de la web 2.0 que nos ayudan en nuestro trabajo

El trabajo colaborativo en la red

Puede ser que en alguna ocasión nos hayamos preguntado sobre el significado del término 2.0, tan en boga en nuestros días, y si realmente ha aportado alguna diferencia o beneficio para los usuarios de internet.

Elisa Prieto Castro,
Gestión del Conocimiento
ELZABURU


El punto diferenciador estriba en la capacidad de "compartir y colaborar". De una red estática, sólo alimentada por expertos e iniciados, se ha producido el gran salto que permite la aportación de contenido por cualquier persona, independientemente de sus conocimientos informáticos y capacidades tecnológicas. Hemos llegado a la "democratización" de internet y a un verdadero boom en el crecimiento de la red.

Muchos de estos contenidos son de componente netamente lúdico y personal pero las herramientas están disponibles para que podamos sacar provecho de ellas también en una vertiente profesional. Existen numerosos ejemplos de ello a nuestro alrededor pero querría detenerme hoy en dos herramientas que me han resultado muy útiles en mi trabajo diario y que son una buena muestra de las características de la web 2.0 antes enunciadas: "compartir" a través del social bookmarking y "colaborar" a través de los wikis.

Con la denominación social bookmarking nos estamos refiriendo, simple y llanamente, a sistemas que permiten compartir favoritos o enlaces de internet.

Todos estamos habituados a recoger y almacenar aquellos lugares de internet que seguramente necesitaremos consultar con cierta frecuencia. En muchas ocasiones, de ello va a depender el que podamos localizar sin esfuerzo la información o necesitemos un tiempo considerable de búsqueda. Se trata, en definitiva, de nuestro archivo de fuentes en red.

Las mayores desventajas del sistema tradicional se encuentran en que la lista de favoritos está ligada a un ordenador concreto y no existe la posibilidad de compartir o buscar en ellos. ¿Qué podemos hacer cuando tenemos un equipo de personas que necesitan las mismas fuentes? ¿Qué pasará si tenemos que trabajar en diferentes ordenadores?
¿Cómo podemos gestionar eficazmente nuestras páginas de favoritos en intranets? ¿Cómo podemos encontrar buenas fuentes en temáticas desconocidas para nosotros?

El social bookmarking puede ofrecernos interesantes soluciones para estas necesidades. Se trata de herramientas que, de forma gratuita, permiten almacenar y organizar un listado de favoritos y, lo que es más importante aún, nos permite compartir con otros usuarios nuestros favoritos de modo que unos y otros salgamos beneficiados.

Pongamos, por caso, Delicious (http://delicious.com/), una herramienta que permite descargar y almacenar, de forma muy sencilla, nuestra agenda de favoritos. De este modo, no sólo podremos acceder a nuestros favoritos desde cualquier localización; no sólo podremos ordenarlos y buscarlos por diferentes epígrafes (denominados tags); no sólo podremos compartirlos con nuestros compañeros de trabajo, sino que además, y ahí se encuentra su gran potencial, podremos buscar en todos aquellos enlaces que los usuarios de Delicious han decidido añadir al sistema.

Otra ventaja de este sistema colaborativo es la posibilidad de suscribirse a determinadas etiquetas (tags) de modo que recibamos un aviso cada vez que cualquier persona utilice una etiqueta en la que estemos interesados.

Y para aquellos preocupados por la privacidad, simplemente recalcar que Delicious ofrece la posibilidad de que cualquiera de nuestros favoritos se mantenga en cerrado (sólo accesible para nosotros) o en abierto (consultable por otros usuarios).

 

 

Ejemplo de perfil creado en Delicious

Los wikis constituyen un buen ejemplo de herramienta para el trabajo coordinado de varias personas. Muchos de los actuales proyectos colaborativos de la red se basan en este tipo de tecnología, como es el caso de la Wikipedia.

Los wikis son sitios de internet que pueden ser editados por cualquier persona que haya sido habilitada para ello, tanto añadiendo nuevos contenidos como modificando los ya existentes.

Al contrario que para crear una página web habitual, no es necesario poseer grandes conocimientos de edición web ya que el sistema se presenta de un modo muy similar a los procesadores de texto convencional. Si sabemos utilizar uno de estos, podremos trabajar con un wiki sin grandes dificultades.

Son, por lo tanto, herramientas muy útiles cuando se está realizando un trabajo que requiere la colaboración de varios autores, ya que la información y cualquier cambio están disponibles en tiempo real en una página web de acceso general para todas las personas autorizadas. Adiós, por lo tanto, al intercambio continuo de ficheros y a las distintas versiones de los documentos.

  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar