19 de Julio de 2019 | 03:54
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

22 de Marzo de 2018

LexNet, eppur si muove

Es dogma de fe: LexNet no funciona. Se nos presenta como verdad evidente, indiscutible e inapelable. Mezcla de Skynet y Ministerio de la Verdad, dicen que sus objetivos son controlar la información judicial de millones de españoles y, simultáneamente, colapsar el sistema haciendo imposible su funcionamiento. No necesita enviar a Terminator para acabar con la última esperanza de la Abogacía futura, ya lo está haciendo en el presente. LexNet ha venido para castigarnos y acabar con todos nosotros, por nuestros múltiples pecados. Porque, aún hoy, guardamos en un rincón clandestino una impresora y una máquina de fax.

Esteban Umerez,
Abogado


Y, sin embargo, se mueve. LexNet funciona. La observación y la experiencia nos enseñan que encerrarnos en el dogma nos condena a la oscuridad, cuando lo cierto es que tenemos la luz en la punta de nuestros dedos, en las teclas de nuestro ordenador. LexNet se mueve.

Di cuenta de la buena nueva en una red social y Legal Today ha tenido la amabilidad de invitarme para que lo cuente con algo más de detalle.

Pues bien, vengo sosteniendo que una Administración Pública dictó un acto administrativo, que hoy día ya es firme, por medio de órgano manifiestamente incompetente y prescindiendo absolutamente del procedimiento legalmente establecido. Insté ante tal Administración la revisión de dicho acto nulo de pleno derecho, con base en el artículo 102, en relación con el 62.1, de la Ley 30/1992 (hoy artículos 106 y 47.1, respectivamente, de la Ley 39/2015). La Administración inadmitió mi petición a limine, por carencia manifiesta de fundamento, y ahora un Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo ha estimado mi recurso y ha ordenado que se admita mi petición y se tramite íntegramente, con el dictamen preceptivo y vinculante del órgano consultivo correspondiente.

El recurso contencioso-administrativo ha transcurrido de manera fluida y sin ninguna incidencia. Interpuse el recurso directamente a través de LexNet, con los tres anexos habituales de: acto recurrido, escritura de apoderamiento a mi favor y acuerdo de la sociedad para la interposición del recurso, sin ninguna obligación de entregar copias en papel, cómodamente desde mi despacho y sin incidencias ni dificultades informáticas. A lo largo del proceso, he presentado dos escritos más, el de formalización de demanda y el de conclusiones, también sin problema. Una vez identificado el asunto, basta pulsar en Responder dentro del trámite para remitir el escrito y evacuar el traslado correspondiente.

También las notificaciones de todas las diligencias del proceso han funcionado sin fricciones: admisión a trámite, traslado para formalizar demanda, contestación de la Administración, decreto de fijación de cuantía, traslado para conclusiones, varias diligencias requiriendo a la Administración la devolución del expediente, y finalmente la sentencia.

Todo a través de LexNet, directo del Juzgado a mí, con avisos de cortesía al correo electrónico y a la aplicación móvil. Empecé necesitando un Windows virtualizado en mi ordenador Mac, pero hoy en día se accede a LexNet a través del navegador Firefox, y juraría que también Chrome, desde el propio sistema operativo macOS.

El único trámite no telemático fue la obtención del expediente administrativo para formalizar demanda. Tuve que enviar un CD al Juzgado, que éste me devolvió en aproximadamente una semana. Seguía corriendo el plazo para formalizar demanda y me preocupé un poco, pero el personal del Juzgado estuvo muy atento y llegó bien.

Para un proceso judicial contra una inadmisión, que no tiene otro efecto más que devolvernos a mi cliente y a mí a la casilla inicial (con algo más de esperanza, eso sí), la experiencia ha sido muy satisfactoria. No hemos producido un papel, hemos actuado a distancia sin pisar el órgano judicial, no hemos necesitado procurador y hemos podido llevar un procedimiento de principio a fin con los gastos mínimos y una máxima eficiencia.

Habré tenido suerte, quizá un pacto con el demonio, quizá incurra en herejía por enfrentarme al dogma de que LexNet no funciona ni funcionará. Comprendan que ejerzo habitualmente en una comunidad con competencias transferidas en la que el averno es aún más oscuro. Pero mi experiencia con LexNet ha sido muy distinta, y estoy seguro de que irá a mejor. Muchas veces creo que las protestas de los ortodoxos son por simple miedo al cambio, y no puedo más que invitarles a la luz. Porque, sin embargo, LexNet se mueve.

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar