19 de Octubre de 2017 | 03:59
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Marketing

17 de Agosto de 2016

El marketing es mucho más que una página web

Llevamos mucho tiempo escribiendo sobre marketing jurídico y hablando de las bondades del mismo, pero da la sensación de que estamos limitando la aplicación del marketing al entorno digital, tenemos que saber que el marketing no se limita a que nuestro despacho tenga una página web bonita y aperturar cuentas en todas las redes sociales conocidas. El otro día consultando el contenido de una red social, vi un anuncio que más o menos decía lo siguiente «conviértete en Abogado 3.0, crea tu página web y gestiona tus redes sociales». Leyendo este anuncio da la sensación que esto de tener una página web y cuentas en redes sociales sea la panacea en esto tan difícil de conseguir clientes para nuestros despachos.

Luis López de Castro Alonso,
abogado


El marketing es mucho más que todo esto, y en concreto el marketing jurídico engloba muchas más cosas que esto de tener página web. Veamos algunas definiciones dadas por expertos en Marketing.

Para Philip Kotler "el marketing es un proceso social y administrativo mediante el cual grupos e individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, ofrecer e intercambiar productos de valor con sus semejantes".

  • Según Jerome McCarthy, "el marketing es la realización de aquellas actividades que tienen por objeto cumplir las metas de una organización, al anticiparse a los requerimientos del consumidor o cliente y al encauzar un flujo de mercancías aptas a las necesidades y los servicios que el productor presta al consumidor o cliente".
  • Stanton, Etzel y Walker, proponen la siguiente definición de marketing: "El marketing es un sistema total de actividades de negocios ideado para planear productos satisfactores de necesidades, asignarles precios, promover y distribuirlos a los mercados meta, a fin de lograr los objetivos de la organización".
  • Para John A. Howard, de la Universidad de Columbia, "el marketing es el proceso de:
       1) Identificar las necesidades del consumidor, 2) conceptualizar tales necesidades en función de la capacidad de la empresa para producir, 3) comunicar dicha conceptualización a quienes tienen la capacidad de toma de decisiones en la empresa. 4) conceptualizar la producción obtenida en función de las necesidades previamente identificadas del consumidor y 5) comunicar dicha conceptualización al consumidor" [3].

Si observamos estas definiciones todas coinciden en que el fin del marketing no es otro que satisfacer las necesidades del consumidor, en nuestro caso los abogados, de nuestros clientes.

Por lo que es importante saber que el proceso de adaptación a aplicar técnicas de marketing pasa por mucho más que tener una página web y cuentas en redes sociales. Os dejo enlace a un video de Philip Kotler que de forma breve y concisa explica las diferencias entre marketing 1.0, marketing 2.0 y marketing 3.0, y además aclara que no podemos pasar del 1.0 al 3.0 en un solo paso, sino que es necesario ir paso a paso y pasar por cada una de las fases de adaptación para obtener el resultado esperado, que no es otro que conectar con nuestros clientes actuales y futuros.

https://youtu.be/6rxj8pGPxZc

De esta manera lo primero que debemos preguntarnos es ¿dónde estamos?, ¿dónde queremos llegar?, ¿cómo podemos llegar a nuestros objetivos?, en definitiva, MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

Vote:
|| || || || |
Resultado:
275 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Del Conocimiento Jurídico a la Gestión y Dirección de Despachos de Abogados (Dúo)

    Del Conocimiento Jurídico a la Gestión y Dirección de Despachos de Abogados (Dúo)

    La obra trata sobre las vicisitudes que se encuentran un joven licenciado en Derecho al incorporarse al despacho de un abogado contrastado, por un lado tenemos al joven abogado que después de una etapa de pasantía observa que en el despacho no se sigue una gestión y dirección adecuada del mismo y por otro al abogado con gran experiencia jurídica que no da importancia alguna a la gestión de su despacho.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar