Herramientas para el texto

Fiscal

18 de Abril de 2013

El gravamen especial de las SOCIMI. Una contaminación para determinados accionistas

La ley 16/2012 ha modificado el régimen fiscal de las SOCIMI eliminando el tipo de gravamen del 19% aplicable anteriormente. A partir del 1 de enero de 2013, las SOCIMI tributarán al 0%, teniendo la obligación de distribuir la mayor parte de sus resultados a sus accionistas, quienes integrarán los dividendos recibidos en sus impuestos personales sobre la renta.

Luis Rodríguez Ramos,
Socio del área de Fiscal.
Ramón y Cajal Abogados.


Sin embargo, junto con la eliminación antes reseñada, la Ley 16/2012 introduce un gravamen especial del 19% sobre los dividendos distribuidos a los accionistas cuya participación en el capital social de la SOCIMI sea igual o superior al 5 por ciento, siempre que dichos dividendos, en sede de los citados accionistas, estén exentos o tributen a un tipo de gravamen inferior al 10%. Dicho gravamen del 19%, que tiene la consideración de cuota del Impuesto sobre Sociedades, se devengará el día que se acuerde el reparto de dividendos y deberá ser objeto de autoliquidación e ingreso en los dos meses siguientes.

A efectos de que las SOCIMI puedan saber si están sujetas al citado gravamen especial, la normativa prevé que los accionistas cuya participación en el capital de la SOCIMI sea igual o superior al 5% y que reciban dividendos o participaciones en beneficios que tributen a un tipo de gravamen de, al menos, el 10%, estarán obligados a comunicar esa circunstancia a la SOCIMI en el plazo de 10 días a contar desde el siguiente a aquel en el que los dividendos sean satisfechos. En caso de que no se produzca dicha comunicación, se entenderá que los dividendos tributan a un tipo inferior al 10% y, en consecuencia a la SOCIMI le resultará de aplicación el gravamen especial sobre dichos dividendos.

Dado que el gravamen especial del 19% tiene la consideración de cuota del Impuesto sobre Sociedades, el citado gravamen tendrá la consideración de gasto contable y reducirá los fondos propios de la SOCIMI. En consecuencia, con carácter general, ese gravamen del 19% reducirá los futuros dividendos de todos los accionistas y no sólo de aquellos que contaminan el régimen especial de las SOCIMI.

La anterior es una cuestión a la que se debería dar solución por el Legislador a efectos de evitar que las SOCIMI tengan que arbitrar complejos pactos societarios para corregir la mencionada contaminación. Si descartamos cambiar la naturaleza del gravamen especial al de retención a cuenta del impuesto personal del accionista por las dificultades técnicas que plantea, una opción sería que la Ley permitiese el establecimiento de distintas clases de acciones a los solos efectos de repartir un menor dividendo a los accionistas con una participación en el capital social superior al 5% cuyos dividendos tributen a un tipo inferior al 10%, cosa que actualmente no es posible.


Luis Rodríguez Ramos,
Número de artículos del autor 2
Posicionamiento en el ranking de contenidos 1247

Vote:
|| || || || |
Resultado:
414 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • CheckPoint

    CheckPoint

    Es el Servicio más avanzado de Información Especializada del mercado en materia fiscal, laboral, contable y mercantil

Publique sus contenidos

Comparta opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.