LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Aranzadi, por y para profesionales del Derecho

07/12/2022. 20:13:52

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Desee lo mejor pero por si acaso prepárese para lo peor…

Una de las claves para sortear una situación de crisis es la previsión. Los despachos deben contemplar la posibilidad de que algo salga mal y, por tanto, proyectar una estrategia de contingencia que esté a la altura del problema. El autor nos da algunos consejos para acotar y reconducir los problemas, de manera que se evite un daño mayor para la firma.

Desee lo mejor pero por si acaso prepárese para lo peor...

Por muy prudentes que seamos tenemos que aceptar que siempre existe la posibilidad de que ocurra un accidente. Todos tenemos un seguro de coche, un seguro de hogar y muchas veces un seguro de vida. Al igual que las personas, las empresas corren riesgos. Para intentar protegerse de estos riesgos, también tienen acceso a todo tipo de seguros. Un despacho de abogados puede asegurar sus pertenencias materiales contra los incendios, puede asegurar a sus empleados contra los accidentes laborales y un abogado puede contratar un seguro que le proteja si comete un error a la hora de asesorar a un cliente.

Sin embargo, ningún seguro puede evitar que un despacho tenga que hacer frente a una situación de crisis. Son muy diversas las circunstancias de crisis en las cuales se puede ver involucrado un despacho de abogados. Vamos a dar algunas ilustraciones basadas en casos reales:

  • Un abogado del despacho es acusado de haber participado activamente en operaciones de blanqueo de dinero.
  • Un abogado es acusado de haber ayudado a los clientes para eludir las obligaciones fiscales de manera fraudulenta.
  • Un socio es acusado de haber acosado a una joven empleada del despacho.

Es imposible para un despacho asegurarse de que ninguno de estos eventos llegue a ocurrir. La probabilidad de que suceda un evento de este tipo le puede parecer baja, sin embargo hay que reconocer que esta probabilidad existe.

¿Su despacho está preparado para hacer frente a una crisis?

La aparición de una crisis obliga a una doble reacción: reacción interna y reacción externa.

La reacción interna incluye todos los mecanismos propios al despacho que le permitirán aportar una solución al problema: reglamento interior, reunión de socios, sanciones, etc. Es evidente que toda crisis no se puede resolver en un instante. Sin embargo, tener procesos de resolución preparados de antemano permite reaccionar más rápidamente y de manera más eficiente.

La reacción externa es la que exigen los terceros: clientes, socios de una red de despachos, competidores y, sobre todo, medios de comunicación. En una situación de crisis es fundamental tranquilizar a los clientes y a los socios para evitar cualquier pérdida de confianza. También es muy importante mandar una señal a los competidores para que sepan que el despacho sigue fuerte y unido y que no aprovechen este momento de mayor fragilidad. Pero sobre todo, lo más importante es la gestión de la relación con los medios de comunicación que hoy en día funcionan como un amplificador. La prensa tiene un efecto de lupa que puede ser desastroso para cualquier empresa si no está preparada para controlar la situación. Muchas veces no es el elemento inicial de la crisis el que más daña la imagen sino la mala gestión de la crisis.

Es evidente que la aparición de cualquiera de estos tres casos que hemos citado en ejemplos, tendrá un impacto negativo sobre la imagen del despacho involucrado. Sin embargo, un despacho bien preparado será capaz de mitigar estos efectos negativos, manteniendo el control de la situación en cualquier  circunstancia.

¿Qué se puede hacer para prepararse?

  • Designar un portavoz y proporcionarle la formación necesaria para que cumpla con sus objetivos.
  • Identificar a un profesional de los medios que nos pueda ayudar.
  • Mantener buenas relaciones con la prensa.
  • Preparar un Plan de Crisis: documento breve y claro que defina los pasos a seguir en caso de crisis y asegurarse de que sea accesible a todas las personas susceptibles de desempeñar un papel importante en la gestión de la crisis.
  • Tener preparado un dossier de prensa.
  • Organizar una simulación para evaluar el Plan de Crisis.

Se  invierten muchos esfuerzos, mucho tiempo y mucho dinero en construir una reputación y una marca. No deje que un "accidente" destruya todo lo que ha construido. Desee lo mejor pero por si acaso prepárese para lo peor…

¿Quiere leer otros artículos de Estrategia?

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.