24 de Febrero de 2018 | 10:41
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Estrategia

22 de Enero de 2018

Pensamiento crítico: el futuro del sector jurídico

Parte de mi carrera educativa y profesional la he dedicado a la investigación, y sé que sin el estudio a partir de unas buenas fuentes de información cualquier artículo son palabras carentes de valor. En nuestro caso esas fuentes son las voces anónimas de cada firma, que con alguna que otra fuente más me permite sentarme a escribir, encontrar inspiración, y con suerte esperar que al lector le resulten interesantes mis contenidos.

Diego Alonso Asensio,
CEO de Marketingnize


Otras veces, la fuente de inspiración viene de fuera del mundo jurídico; normalmente es una mezcla. Esta vez la encuentro en las palabras de Seth Godin que, para el que todavía no le conozca, es uno de los principales expertos en marketing desde hace ya algunas décadas (sethgodin.typepad.com). Leyendo una de sus micro-entradas, The big squeeze (5 de diciembre del 2017), encuentro el hilo conductor para varias de las ideas que más me preocupan a la hora de trabajar en los proyectos que desarrollamos.

Internet, sin dudarlo, con su velocidad y potencia llegó para traer grandes ventajas a cualquier negocio. Sin embargo, también lo hizo para exprimir (to squeeze) a todo aquel que no estuviera dispuesto a diferenciarse. Siempre vamos a encontrar un despacho, un pasante, un junior..., más barato y hambriento dispuestos a hacer el mismo trabajo por un menor precio. Traduciendo literalmente de la entrada de Seth Godin, refiriéndose al sector del transporte por camión en Estados Unidos dice: "Encontramos (con diferencias mínimas) transporte por camión más barato. Los millones de camioneros se agotan mientras trabajan al límite. Trabajan demasiadas horas, soportan demasiado peso, quemándose". Estamos familiarizados con esta problemática en el sector.

Afecta también a las grandes firmas

Para mí, en el sector jurídico, resolver esta situación parte de asumir que existen demasiados licenciados en Derecho ejerciendo de abogado en el mercado y de que los agentes de apoyo a la actividad, como somos los consultores en gestión y marketing, digamos sin miedo que en los últimos años se ha generado una burbuja en torno a un falso marketing que, más allá de mejorar la situación, ha acelerado la inevitable guerra de precios, mientras se democratizaba el acceso a la información a los clientes y consumidores de servicios jurídicos. Pudiera parecer que sólo afecta a los pequeños y medianos despachos, pero las grandes firmas también se enfrentan a esta situación cuando las fricciones internas entre los socios llegan generadas por la imposibilidad de gestionar de una manera efectiva el talento del que depende la organización.

Por todo esto, cualquier subalterno de los modelos expuestos dispuesto a operar en el mundo digital con una página web, Twitter y Linkedin sin haber pensado antes en el por qué y el cómo tiene muchas posibilidades de acabar exprimido por el mercado.

La aportación de valor

Paradójicamente, en un tweet de Alejandro Sánchez del Campo se menciona un artículo de la Harvard Business Review ("Las humanidades son el futuro de la economía digital y la tecnología" por J.M. Olejarz), que el inversor en Capital Riesgo Scott Harley encuentra uno de los principales problemas en cómo "se anima a los alumnos a sustituir su visión vocacional por pensar sólo en términos de los trabajos para los que se preparan". De manera similar, refiriéndome a este mismo artículo, veo como se sustituye el espíritu crítico que nos lleva a "plantear las preguntas correctas" y "saber cuál es el problema que se intenta resolver", por un pensamiento enfocado únicamente a la tarea en vez de a la aportación de valor.

Preguntarse el porqué, parte de pensar cuál es el problema del cliente que estoy intentando resolver desde el punto de vista humano y plantearme que, si bien tendrá un componente jurídico, no necesariamente será el único y más importante, lo que nos abre las respuestas al cómo, que nos permitirá tanto pensar en nuevos modelos de prestación de servicios jurídicos, como en nuevos modelos de negocio, con un componente jurídico, que puedan satisfacer nuestra vocación jurídica desde una nueva perspectiva empresarial que no necesariamente se llame Despacho de Abogados.

Para finalizar, y de una manera práctica, propongo al lector la siguiente tabla de preguntas para fomentar el pensamiento crítico (también creativo para resolver las problemáticas planteadas en este artículo), traducida por Javier Tourón a partir de la web globaldigitalcitizen.org:

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas
de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi

Vote:
|| || || || |
Resultado:
7 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar