21 de Julio de 2018 | 07:04
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Penal

27 de Junio de 2018

Protocolo de actuación jurídica ante una agresión sexual

Cuando una persona acaba de sufrir una agresión sexual, resulta muy difícil reaccionar diligentemente tras haber padecido semejante hecho y muchas veces, las víctimas desconocedoras de los pasos a seguir, mal asesoradas, o simplemente por inacción tras la experiencia traumática, pueden poner en peligro el futuro de la investigación judicial y la futura condena que pudiese recaer sobre el supuesto autor.

Sergio Nuño Díez de la Lastra Martínez,
abogado penalista especialista en Derecho Procesal-Penal por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y en Derecho Penal Económico por la Universidad Rey Juan Carlos.


Si bien el Derecho no es una ciencia exacta, vamos a intentar dar unas nociones o pasos que son los que tiene que seguir la víctima primero y los profesionales que le asistan después, para que con mayores probabilidades de éxito, conseguir una sentencia condenatoria frente al criminalmente responsable. Estas cuestiones se hacen extensibles también a los familiares, amigos y terceras personas que asistan y ayuden a la víctima ya sea en un primer momento, en el desarrollo de los protocolos de actuación de las Administraciones Públicas para delitos de índole sexual, o una vez iniciado el procedimiento judicial.

  • Las nociones básicas que toda víctima de un delito de agresión sexual debería conocer y llevar a cabo, serían las siguientes:

    1. Si te encuentras sola o en un sitio que desconoces, intenta mantener la calma y pide auxilio llamando por teléfono algún familiar o amigo, al número de emergencias 112 o pidiendo ayuda a terceros o personas que se encuentren en las proximidades. Si no te encuentras bien o con fuerzas, llama a emergencias y pide que te asista una ambulancia.

    2. Intenta contactar con alguna persona de tu máxima confianza para que te acompañe al Hospital o Centro de Salud más próximo. Aunque nadie te pueda acompañar, es muy importante que acudas directamente al centro médico y no te cambies de ropa ni te laves. Es una situación terriblemente desagradable, pero es muy importante (y vital para el devenir del procedimiento judicial) el análisis y recogida de posibles vestigios que hayan podido quedar del agresor.

    3. Una vez seas atendida en el centro médico, pide que sea este el que de parte a la Policía para que una patrulla se persone in situ en el centro médico y te puedan tomar declaración ahí. También puede iniciar los trámites policiales un amigo o familiar en tu nombre facilitando todos los datos que se dispongan en ese momento para el inicio de las averiguaciones policiales, después puedes acudir con la documentación médica para completar la denuncia y proseguir con los trámites de identificación del agresor. Es muy importante pedir que de forma inmediata, se de parte y traslado al Juzgado de Guardia. Normalmente en las grandes ciudades tienen protocolos establecidos para estos casos, pero en otras ciudades o poblaciones más pequeñas no, por lo que es importante pedir la coordinación entre todos los organismos intervinientes.

  • La indicaciones para los profesionales sanitarios y médicos forenses que hagan una primera asistencia médica a la víctima, deberán emitir el correspondiente parte de lesiones donde es muy importante que contenga o haga referencia a las siguientes cuestiones:

    a) Se observen sus lesiones y se refleje, además, su estado emocional, resultando conveniente que el parte de lesiones sea cumplimentado por el personal médico forense.

    b) Sean requeridas, en aquellos casos en los que no recuerden los detalles de su agresión, para que faciliten la extracción de sangre y muestra de orina, a fin de determinar la posible existencia de sustancias que alteren la conducta o voluntad de la persona. Dichas sustancias pueden causar amnesia retrógrada y ser absorbidas por el organismo en corto espacio de tiempo sin dejar rastro.

    c) Se les tomen muestras vaginales, anales y/o bucales en seco y/o lavado para su estudio genético y determinación de posibles restos biológicos del agresor, y para su estudio toxicológico en penetraciones con preservativo u otros objetos.

    d) Se valore la resistencia de muchas víctimas a ser agredidas sexualmente y se considere la importancia de la recogida de restos hallados entre las uñas, mediante el recorte de las mismas, para su posterior estudio, análisis y cotejo genético y toxicológico.

Las muestras deben ser recogidas en su integridad por el personal médico forense para la salvaguarda de la cadena de custodia y directamente remitidas a los laboratorios de la Policía Científica de la Dirección General de la Policía y Guardia Civil para el cotejo del perfil genético. La exploración médica de la víctima tendría que ser coordinada entre el ginecólogo del hospital de guardia y el médico forense adscrito en ese momento al Juzgado de Guardia.

Estas cuestiones que debe recoger el informe médico, pueden ser revisadas por la propia víctima o persona de su confianza para en caso de que se hubiese omitido algún paso, pueda ser requerido para su subsanación inmediata y poder completar el informe que será enviado a la Policía Científica.

En grandes ciudades como Madrid, cuentan con su propio protocolo de actuación donde se explica y se hace referencia al centro médico de referencia que resulta ser el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital La Paz, y el departamento de la policía encargado de asistir y tramitar estos asuntos es la Unidad especializada de la Policía de servicio de atención a la mujer (actualmente conocido con las siglas SAF) dependiente de la Jefatura Superior de la Policía Nacional.

Una vez la víctima termine de ser asistida en el centro médico y si no hubiese podido acudir una patrulla de policía a recoger su testimonio, deberá acudir a dependencias judiciales para poder ampliar su relato de hechos intentado aportar de forma minuciosa, todos aquellos detalles que rodeen el hecho y que recuerde la víctima. Igualmente deberá acudir a dependencias judiciales en caso de que se hubiese detenido algún posible sospecho para la práctica de la correspondiente rueda de reconocimiento.

El cumplimiento de todo este procedimiento no asegura dar con el responsable ni conseguir una sentencia condenatoria, pero si aumenta las probabilidades de que en caso de ir a juicio, las probabilidades de condena aumenten. Ante la situación traumática experimentada por la víctima, es muy importante que amigos, familiares y profesionales conozcamos los pasos a seguir en estos casos con el fin de asistir, dar protección a la víctima y así poder recabar los datos suficientes para identificar al agresor con el objetivo de conseguir una sentencia condenatoria.


Sergio Nuño Díez de la Lastra Martínez,
Número de artículos del autor 5
Posicionamiento en el ranking de contenidos 445

Vote:
|| || || || |
Resultado:
42 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Delitos contra la libertad e indemnidad sexual de los menores

    Delitos contra la libertad e indemnidad sexual de los menores

    En la obra se aborda el contenido de la normativa regional e internacional protectora de los menores frente a los atentados contra su indemnidad sexual, así como el nivel de cumplimiento de dichos estándares internacionales por parte del Derecho interno español.

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar