19 de Agosto de 2017 | 11:22
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

MARTA DEL COTO, CONSULTORA DE ITERLEGIS LEGAL STAFFING SOLUTIONS

“Las firmas en su aventura de expansión internacional tienen el foco en crear redes que eviten poner en riesgo sus priority accounts”

21 de Julio de 2016

Una voz autorizada para hablar de los Recursos Humanos como punto crucial en el negocio internacional en la Abogacía es Marta del Coto, consultora de la firma de headhunting Iterlegis, con un bagaje de diez años en el departamento de Derecho Mercantil de Landwell-PricewaterhouseCoopers en Barcelona y cinco años en el equipo gestor de la red internacional de abogados de PwC (PwC’s Global Legal Services network). Con Marta del Coto tomamos el pulso al mercado de la selección de abogados de las firmas en expansión fuera de nuestras fronteras, considerando que “las políticas de RR.HH. de las firmas de abogados se encaminan de manera más directa a la proyección del abogado como un medio para el desarrollo de la propia firma en un mercado maduro y marcado por la alta competitividad”.

  • "Las políticas de RR.HH. de las firmas se encaminan a la proyección del abogado como un medio para el desarrollo de la propia firma en un mercado maduro y marcado por la alta competitividad".
  • "Cuando nos referimos a profesionales (individuos), y particularmente a los abogados, la experiencia profesional internacional es cada vez más demandada"
Legal Today

 

¿Qué peculiaridades más relevantes cree que tiene una firma de abogados en su política de RR.HH. respecto a otro tipo de empresas?

El servicio que prestan las firmas de abogados pivota no solo en torno al asesoramiento jurídico en sí mismo, sino también en quienes lo prestan: los abogados, que constituyen el "activo" fundamental de este tipo de compañía. Sus conocimientos, talento, habilidades comerciales, reputación junto con otros tantos aspectos constituyen elementos clave en el desarrollo y crecimiento de estas organizaciones. Al tiempo, todo ello contribuye además al propio posicionamiento del letrado en el mercado legal.

En este aspecto, las políticas de RR.HH. de las firmas de abogados se encaminan de manera más directa a la proyección del abogado como un medio para el desarrollo de la propia firma en un mercado maduro y marcado por la alta competitividad. Por ello, el plan de carrera, incentivos, sistema de evaluación continua, etc. constituyen elementos sobre los que se vertebra la estrategia de estas firmas, lo que claramente las distinguen de compañías de otros sectores.

En este sector, ¿qué tipo de preguntas cree que se hace una firma de abogados española cuando quiere salir fuera de nuestras fronteras?

El Derecho (la ley) -con la excepción de algunas prácticas como el derecho de la Competencia, algunas de las variantes de las operaciones de M&A y otras materias que han sido acuñadas al hilo del marco fijado por Directivas Comunitarias, o directamente reguladas por Reglamentos-, sigue marcado por un perfil muy local. Es decir, el marco regulatorio es notablemente distinto en función del país o jurisdicción de que se trate.

Con ello quiero decir que, lejos de pretender replicar sus conocimientos en materia de derecho positivo a otros territorios, las firmas en su aventura de expansión internacional tienen el foco en crear redes que eviten poner en riesgo sus priority accounts; se trata de seguir a sus clientes estrella allá donde les lleven sus negocios. El abogado es, hoy más que nunca, un business partner estratégico.

Otro de sus puntos de interés de las firmas en expansión es también la captación de clientes en sectores o ámbitos de actividad concretos. Sectores o ámbitos que desde un punto de vista estratégico sean clave para la firma que pretenda distinguirse internacionalmente por su expertise y particular conocimiento de dichos sectores o materias.

En efecto, los clientes no solo buscan soluciones legales, pretenden obtener soluciones para sus problemas concretos, escapando de meras entelequias intelectuales, más propias de la academia.

¿Qué proporción de plantilla española y del país de destino cree que es el ideal para una firma que se abre camino fuera?

Es importante que las directrices del país de origen se capilaricen a lo largo y ancho de toda la estructura, y por tanto que parte de los socios que abanderen la expansión internacional de la firma se desplacen a las jurisdicciones consideradas clave para dirigir el "desembarco". No obstante, una vez superada la fase de apertura y estabilizada la operativa, es fundamental que un sólido cuerpo de abogados local preste el asesoramiento al cliente, convirtiéndose en el núcleo duro de los recursos de la compañía. Y ello, no solo por la experiencia y el conocimiento del marco normativo -que también- sino fundamentalmente por razones de índole cultural, de conocimiento de la idiosincrasia legal y negocial del país y también por motivos comerciales.

El personal que se manda desde España, aparte del idioma, ¿qué formación cree que necesita?

En estos procesos, el conocimiento de la lengua es sin duda imprescindible, como vehículo de comunicación y también de proximidad cultural.

Más allá de la lengua, el personal directivo desplazado con el propósito de la apertura e integración, debe tener evidentes habilidades de planificación, dirección y gestión estratégica y de recursos humanos, comunicación corporativa y capacidad de transmitir con claridad y empatía las directrices y filosofía que la firma pretende imprimir a su red internacional. Además, es más que deseable que conozca y sea sensible a cuestiones de naturaleza cultural, así como los usos y costumbres del doing business en el país o territorio de que se trate.

Desde hace un tiempo, la expansión internacional es una de las salidas estratégicas a la actual situación económica para las empresas, ¿cree que lo es también para los profesionales?

Sin duda. En entorno que vivimos en todos los sentidos es cada vez más global y por tanto las oportunidades de crecimiento -dependiendo del momento de madurez en que se encuentre un negocio- en muchas ocasiones se encuentra más allá de nuestras fronteras.

Cuando nos referimos a profesionales (individuos), y particularmente a los abogados, la experiencia profesional internacional es cada vez más demandada. Tanto las firmas de abogados como las empresas multinacionales buscan en el mercado legal -cada vez con más ahínco- profesionales con este tipo de experiencia, siendo los aspectos más valorados de estos perfiles ya no el bagaje exclusivamente técnico sino la multiculturalidad, apertura de miras, capacidad de adaptación a distintos entornos/culturas, y el enfoque internacional del asesoramiento jurídico.

Animo desde aquí a nuestros abogados a que persigan experiencias profesionales en el ámbito internacional durante una parte de su vida laboral (mucho mejor pronto que tarde), y comprueben hasta qué punto el mercado les reconoce esa experiencia como un elemento diferenciador que aporta un innegable valor a sus estructuras.

Los abogados españoles, ¿cree que están abiertos a un LIM en el extranjero?

Si, cada vez más. Es cierto que el nuestro es un país con una curva de adaptación al cambio no demasiado rápida. Pero todo llega; y nuestros abogados, tanto durante la reciente recesión como ahora ya afortunadamente en fase de recuperación, miran y proyectan sus carreras hacia el exterior.

Un modo de hacerlo es participar en proyectos temporales en otros países, que en ocasiones constituye una manera más fácil de acceder al mercado legal de un país que no es el suyo. Lo cierto es que el Legal Interim Management (LIM) es una figura muy extendida en el mundo anglosajón y resto de Europa, y la movilidad de los abogados y su participación en el mercado de trabajo por la vía de los proyectos temporales está perfectamente normalizado. Los nuestros paulatinamente han entrado en la rueda y deberán y tendrán la oportunidad de hacerlo más intensamente en el futuro.

¿La expatriación es ya una nueva forma de vida profesional?

Mercado único, libre circulación de personas, servicios ... en el marco europeo no deberíamos ni siquiera llamarle expatriación. Pero sí, más que una nueva forma de vida profesional, es un complemento cada vez más necesario para un adecuado desarrollo profesional en un entorno verdaderamente global.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
219 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin


Te recomendamos

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar