19 de Noviembre de 2017 | 11:43
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

¿Justicia es para todos o sólo para quien pueda pagarla?

21 de Julio de 2017

La financiación de juicios como medio de pago en la defensa de tus derechos

Pilar de Dios López,
Socia de Proinda Consultores


Hoy en día pocas son las personas que en un momento u otro de su vida no hayan financiado la adquisición de algún bien, desde un inmueble hasta un vehículo, pasando por unas vacaciones o un frigorífico...

Y no hablo del mero aplazamiento o fraccionamiento del pago en el que el establecimiento vendedor asume el riesgo de un posible impago futuro, sino de la intervención de un tercero especializado (la entidad financiera) para la financiación de la adquisición del producto por parte del consumidor.

La reciente crisis económica ha impulsado estas nuevas fórmulas que inicialmente se establecían para productos de elevado coste, pero que se van estandarizando a todo tipo de bienes y servicios. Y es precisamente en el campo de la adquisición de servicios donde se está produciendo una auténtica revolución.

Quizás uno de los primeros sectores fue el sanitario, ya que la financiación externa pero gestionada a través de los establecimientos sanitarios privados (centros de estética, clínicas dentales, clínicas de fertilidad, etc.) ha sido uno de los pioneros en introducir este sistema de pago. Y ahora PROINDA CONSULTORES suma la prestación de servicios jurídicos a esta fórmula de adquisición con la que "todos ganan": el cliente recibe el servicio con un pago cómodo, el profesional cobra por su trabajo y la entidad financiera obtiene su rentabilidad.

En los últimos diez años hemos ido viendo como los clientes renunciaban a la defensa de sus derechos ante la dificultad de hacer frente a las minutas profesionales y como muchas veces esos profesionales, para captar los asuntos, "tiraban" sus honorarios muy por debajo de los criterios recomendados por los Colegios Profesionales. Las consecuencias en todo caso eran nefastas: o bien el cliente quedaba desprotegido al no poder contar con defensa jurídica o bien el profesional se veía menospreciado en la prestación de sus servicios.

¿Por qué no contar entonces con entidades profesionalizadas en la financiación? Si, por ejemplo, una clínica dental cuenta con el respaldo de una entidad para financiar un tratamiento de implantes, también el despacho de abogados puede contar con una financiación para que el cliente defienda sus derechos laborales o civiles.

Un ejemplo sencillo: una enfermera que tras un largo proceso de incapacidad temporal ve como el tribunal médico le deniega la incapacidad permanente total para su puesto de trabajo; no recurrir esa decisión le supone una tortura diaria al tener que acudir cada día a realizar un trabajo que físicamente ya no puede hacer, pero la defensa letrada, dada la entidad de lo que está en juego y la complejidad del asunto, ronda los 3.000 €. Pues bien, el desembolso para la enfermera, aún fraccionándolo en dos plazos (demanda y juicio) era demasiado gravoso, pero con el sistema de financiación que le propusimos, con una cuota aproximada de 100 € al mes durante 3 años puede hacer frente a los gastos del juicio.

Y en el ámbito civil, con la posibilidad añadida de la condena en costas, las ventajas son más importantes, puesto que en caso de vencimiento total en la pretensión defendida, el cliente puede recuperar el 100 % del principal habiendo pagado entonces sólo los intereses.

Evidentemente, nuestro despacho no deja de ser una empresa privada pero, al igual que pasa con los servicios sanitarios, en nosotros late siempre también una vocación de defensa y ayuda y resulta frustrante ver como muchas veces quien más lo necesita no puede luchar por sus derechos ante el importe de una minuta, cuando la solución está al alcance de la mano.

Si para comprarnos un ordenador, para irnos de vacaciones, para arreglarnos la dentadura, etc., no tenemos reparos en acudir a los servicios financieros, no hay ninguna razón que impida que para defender nuestros derechos, bien sea mediante la interposición de una demanda u otra acción procesal, acudamos también a esa misma posibilidad.

Desde PROINDA CONSULTORES lo que pretendemos es facilitar el acceso de todos nuestros clientes a una defensa digna y profesional, en aquellos supuestos en que el cliente no tiene acceso a la justicia gratuita porque su capacidad económica, sin ser excesiva, supera los límites legales que permiten contar con un abogado de oficio. Y para ello contamos con el respaldo de una entidad financiera de prestigio, porque PROINDA CONSULTORES no es ningún banco ni pretende serlo, simplemente queremos facilitar el acceso a la financiación de los clientes que lo precisen.  


Vote:
|| || || || |
Resultado:
6 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

La Cara y la Cruz

Opinión

Caso Ryanair: importancia de eficiencia y previsión a nivel organizativo

Cristina Escribano Uriarte El pasado mes de septiembre Michael O'Leary, CEO de la compañía aérea Ryanair, informó en un comunicado la futura cancelación ...

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar