23 de Agosto de 2017 | 04:11
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

La autoformación del abogado, el pan de cada día

26 de Febrero de 2015

En mis anteriores post he tratado sobre algunas de las tareas que he estado llevando a cabo en mi periodo de formación, así como he venido haciendo alusiones a consejos personales por situaciones que me he encontrado en el desenvolvimiento de esta nuestra profesión. En el post de hoy voy a hablaros de algo que considero muy importante en ella, la autoformación necesaria de todo abogado.

María José Nogueras Valdés,
Graduada en Derecho por la Universidad de Sevilla, realizando sus prácticas en LeónOlarte Abogados


Cuando hablo de la autoformación del abogado, puedo referirme a distintas cosas como, por ejemplo, el hecho de conocer todas las novedades legislativas diarias o el hecho de realizar cursos complementarios a nuestra formación ya existente. En este caso voy a centrarme en las novedades diarias y en el beneficio que nos reportan.

En los grandes despachos de abogados, como he podido saber estudiando el asunto, cuentan con un personal encargado de la gestión documental y el conocimiento. Las funciones de estos profesionales son recopilar toda aquella información que puede ser relevante para cualquier miembro del despacho: se suscriben en las distintas revistas para que éstas les manden sus newsletter, examinan el BOE a diario así como la prensa diaria y también, entre otras cosas, son los encargados de buscar sentencias cuando son solicitadas por otros miembros del despacho. Tras la realización de estos trabajos informan a toda la plantilla proporcionándoles las novedades más importantes.

En los despachos más pequeños no suele haber documentalistas si no que cada uno de los miembros tiene que buscar la información y las sentencias que necesite.

En estos meses que llevo en LEÓNOLARTE Abogados, me he encargado semanalmente, en mi caso los miércoles, de enviar a todos mis compañeros las novedades más relevantes de la semana. La tarea de obtención de estas novedades la realizo personalmente por las mañanas cuando llego, justo después de la reunión que tenemos al empezar el día.

Cuando termina la reunión, me siento frente al ordenador y repaso una gran variedad de periódicos para encontrarme "actualizada" con todo lo que ocurre. Además de los periódicos, leo diversas revistas jurídicas, las cuales se centran de lleno en publicar noticias, doctrina, jurisprudencia, etc relacionadas con nuestra profesión. Todas las noticias que considero más importantes o que pueden servirle a alguno de mis compañeros las registro para añadirlas cuando les envío el correo electrónico semanal.

Todo esto resulta muy beneficioso, ya que la profesión de abogado requiere una actualización casi diaria, dado por todos los cambios que existen con respecto a la legislación, y por ello, tenemos que renovar nuestros conocimientos constantemente.

Los beneficios de este proceder son los siguientes:

  • Nos vamos haciendo con las nuevas legislaciones o cambios que existen.
  • No tenemos la necesidad de cuando nos llegue un asunto ponernos a estudiar el tema por completo porque ya sabemos los cambios que han surgido en el tiempo.
  • Vamos a evitar errar en nuestras demandas o recursos en una legislación que ya no se encuentra vigente ya que ha sido actualizada.
  • Nos encontramos con que podemos hablar de diversos temas jurídicos con solvencia ya que sabemos de lo que hablamos.
  • Incluso en el caso de encontrarnos en un despacho con más compañeros podemos ayudarlos, hasta sin darnos cuenta, en algo que les era necesario o que les iba a ser necesario en un futuro, etc.

A modo de ejemplo puedo contaros que el otro día una amiga de la facultad me llamó para contarme que estaba preocupada porque tenía que encontrar una sentencia que se pronunciara de algo en concreto y no la encontraba. Al contarme su problema, recordé que había encontrado una sentencia en días anteriores refiriéndose a lo que ella necesitaba. Su respuesta cuando se lo dije fue "¡Eres un genio!".

Por esto, os aconsejo que dediquéis 15-30 minutos de vuestro valioso tiempo al día en hacerlo. Dedicando tan poco tiempo, podemos encontrar numerosos beneficios gracias a ello y además es una buena costumbre para no quedarnos obsoletos en nuestro trabajo.

Hasta la próxima.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
347 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • II Concurso ProView Game para Estudiantes

    II Concurso ProView Game para Estudiantes

    Consiste en la resolución de un caso jurídico mediante la consulta de 2 ó 3 libros en formato electrónico y a través de la aplicación ProView, disponiendo para ello de 72 horas.

La Cara y la Cruz

¿Hay un momento en el que un abogado tiene que decidir irse del despacho?

¿Hay un momento profesional en que un abogado tiene que decidir irse del despacho?

Opinión

Aprender de la experiencia: el empleo público en el horizonte inmediato

Alberto Palomar Olmedo Es realmente fácil señalar que la gestión de la crisis económica en el ámbito de la gestión del personal de ...

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar