20 de Agosto de 2019 | 05:39
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

La ignorancia del derecho...

10 de Mayo de 2011

Que la ignorancia del derecho no excusa de su cumplimiento es un principio de general conocimiento. Pero parece ser que, a su lado, se ha construido una teoría conforme a la cual hay una extensión no escrita de este principio que supone, o presupone, que cualquiera puede opinar, y hacerlo ex catedra, sobre cualquier cuestión jurídica. Algo así como que la ignorancia del derecho no impide opinar sobre él.

Javier Fuertes,
Abogado


Esta extensión del citado principio, constatable a casi cualquier hora del día o de la noche, en especial en las tertulias radiofónicas o televisivas, me trae, eso sí, instintivamente, a la mente, otro dicho de la sabiduría popular: la ignorancia es atrevida... pero que muy atrevida, añadiría yo para el caso que nos ocupa.

Vivimos tiempos convulsos y confusos. Tiempos en los que valores y principios pesan poco y valen menos. Tiempos en los que el principio de autoridad es continuamente cuestionado y desacreditado. El Derecho, las normas emanadas conforme al procedimiento establecido de las instituciones del Estado que lo tienen atribuido por la sociedad, es continuamente denigrado. Cualquier interés individual puede justificar la ablación de las normas generales realizadas para la defensa de la colectividad y de los intereses públicos.

Cualquiera, sin conocimiento alguno, puede poner en cuestión cualquier norma, cualquier efecto de las mismas, cualquier interpretación de los órganos judiciales... y hacerlo porque sí. Sin título de autoridad, sin argumentar los motivos que le llevan a realizar esa crítica (las más de la veces destructiva) y sin exponer los verdaderos intereses que sustentan su posición.

Todo es discutible. Una vez liberados del rigor, del análisis concienzudo, del conocimiento, de la experiencia... cualquiera puede decir lo que quiera. Basta, en la mayoría de los casos, con añadir al principio de la frase la expresión presunto o presuntamente, y el charlatán se convierte, por arte de magia, en un sabio, en un jurista de reconocido prestigio.

Creo que no. Tan cierto como que la ignorancia del derecho no excusa de su cumplimiento es que la ignorancia del derecho... exige prudencia, estudio y, sobre todo, silencio.


  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar