26 de Abril de 2017 | 03:55
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

Los miedos en la profesión

7 de Marzo de 2012

Los miedos o pavores nos invaden en forma permanente en el ejercicio de la profesión. Hoy más que nunca, al tal punto que se habla de la ¨generación del miedo¨. Hay temores que los tenemos instalados desde siempre, aún antes de nuestro ingreso a la vida de abogados.

Santiago Sinópoli,
abogado y consultor psicológico


Estos son componentes de nuestra personalidad, que según las circunstancias, en el ejercicio profesional, nos pueden jugar a favor y en algunos casos ser perjudiciales. Hay otros miedos que si encuentran su génesis en uno, pero en relación con la actividad profesional. La falta de conocimientos técnicos dan pavor a la hora de ¨ caminar como abogado ¨, los cambios que se producen en el mundo jurídico nos ¨ desacomodan ¨ ya que el ámbito legal conocido se nos diluye ante las ¨ necesidades políticas ¨, sobre todo en época de crisis como las que viven en Europa y otros continentes. Estos cambios que siempre se invocan bajo la ¨emergencia social y económica ¨ son los que más miedo pueden ocasionar a la mujer y hombres de derecho, porque de golpe quedan hecho añicos los paradigmas del estado de derecho. Se erige así la ¨exceptocracia ¨ en lugar de la ¨ democracia ¨. Esto aunque uno no lo haga consciente, le está afectando la ¨ subjetividad   profesional ¨, y obviamente la personal toda. Ahora bien todos lo miedos profesionales como los humanos, encuentran su punto de partida en la ¨ incertidumbre ¨ que acompaña a la mujer y al hombre en razón de su ¨ finitud ¨. Alguien lo llamo a este estado natural de miedo humano, el ¨ miedo cósmico ¨ en clara alusión a la insignificancia de la mujer y el hombre ante la inmensidad del cosmos. Es que, volviendo a la profesión, uno nunca termina de saber a ciencia cierta - sobre todo en épocas de crisis- que factores condicionan nuestra situación, y así, no sabemos que factores son preciso implementar y accionar para que podamos resolver los problemas jurídicos que llegan a nuestra oficinas. No obstante las Facultad y todos los postgrados que supimos conseguir, nos vemos humillados y derrotados ante la adversidad sufrida en los casos bajo nuestra responsabilidad profesional. De golpe sentimos que la profesión se nos escapa y los ¨ cimientos jurídicos ¨ de nuestro edificio de abogado se resquebrajan como cualquier casa ante un terremoto. Este nos es tema de ahora. Su tratamiento encuentra cientos de pasajes bíblicos y reflexiones filosóficas. Y está consideración no es menor, ya que es el punto de partida para ¨administrar los miedos profesionales ¨, no erradicarlos porque ello sería  una empresa humana ¨ antinatural ¨, pero si saber manejarlos, mitigarlos y hasta aprovecharlo, ya que el miedo a veces es el mejor consejero. Por algo el dicho popular:¨el miedo no es sonso¨.  Por lo expuesto,seguro usted se estará preguntando colega: ¿cuáles son las reglas para encausar el miedo y hacer que no me domine?. El espacio de la publicación y el temor a nos satisfacer su inquietud, me limita en la respuesta, pero puedo decirle que el primer paso de la ¨terapia ¨ del miedo  y su madre la incertidumbre, es saber de los limites humanos y profesionales. Aceptarlos como lo normal. Somos hombres y mujeres del derecho por lo tanto ¨ finitos ¨ , no somos Dioses del mundo jurídico. Como dice Anselm Grün, no se pueden superar los miedos. Hay que convivir con ellos. La reconciliación con el temor, hace que este se transforme y ya no nos domine, por lo menos eso, que no se apropie de nosotros de nuestro Yo profesional.

¿Le interesó el tema colega?. ¿Le interesa que lo continuemos? . Espero su comentario, no tenga miedo. Hasta la próxima.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
215 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

La Cara y la Cruz

Efecto retroactivo pleno de la nulidad de las cláusulas suelo. ¿El paso definitivo en la transparencia de las hipotecas?

¿Es el efecto retroactivo el paso definitivo en la transparencia de las hipotecas?

Opinión

La obligación de secreto profesional en la Abogacía

Guillermo Padilla Martínez Tal y como ha señalado la Sala 3ª, Sección 6ª, del Tribunal Supremo en su sentencia de fecha 3 de ...

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.