LegalToday

Por y para abogados

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

14/08/2020. 22:01:27

LegalToday

Por y para abogados

El pro bono y la ‘resubjetivización’ profesional

abogado y consultor psicológico

La subjetividad profesional, el Yo profesional es una manifestación más de la personalidad de cada uno de nosotros, abogadas o abogados, personalidad que se caracteriza por su “singularidad” -única e irrepetible-

Esta no es producto de le escuela de derecho – solamente-, es el resultado de una biografía psíquica que tuvo su base casi permanente con las identificaciones de la temprana edad – padres, hermanos, otros familiares-, que luego se ve engrosada por identificaciones posteriores – maestros, amigos, profesores de la universidad – y por todo otro impacto a la psiquis que provenga del entorno cultural y social. Así YO abogado, TÚ abogada, somos subjetividad que tiene su arista científica, pero esta es parte de un todo psíquico, originado allá en la niñez, forjado en la adolescencia, que llego a la adultez y que su dinámica -el Yo no es inmóvil- lo expone en forma permanente a un proceso en donde juegan en una punta: la desintegración y en la otra la integración de la psiquis. Por eso se habla de la subjetividad en riesgo. Hay circunstancias internas a uno o exteriores, que nos des- subjetivizan y uno tiene que luchar para volver a integrar su personalidad o sea re-subjetivizarse.

Este proceso de ser y de no ser, envuelve a la profesión. En la medida que uno se aleje de la razón de ser de la abogacía, que es servir socialmente en la aplicación de la ley que es lo justo objetivo -lo humanamente pactado como lo equitativo-, indudablemente padece de un estado de des- subjetivización profesional. Podría decirse de una pérdida del estado psicológico de abogado. No necesariamente este pasaje del ser abogado a ser menos abogado o cero abogados, es consciente. A veces sin que nos demos cuenta, los "reflectores" de la sociedad de consumo, no iluminan, sino que encandilan y enceguecen. Los profesionales de la abogacía vamos detrás de todo lo que encandila y da brillo, sin importar el rumbo que intentan imponer los valores éticos que son el cimiento del jurista. La  subjetividad  de cada uno de nosotros – incluido el Yo profesional – es como un tejido de varios pliegues que nos recubre, pero como alguien dijo es una "textura subjetiva deshilachable", dando cuenta con esta metáfora de  la vulnerabilidad subjetiva.

Ahora bien: ¿cómo evitar que el "ropaje" profesional de convierta en harapos? ¿Cómo puedo revertir la des-subjetivización profesional? ¿Cómo me re-subjetivizo en la profesión? Sin duda los caminos son muchos, pero hay uno que parece sencillo de transitar, pero la luz reflector que nos encandila, nos impide ver con frecuencia donde está. Es el camino que nos presenta a la abogacía ante todo como una función social. Esta es la ruta profesional que hay que redescubrir en forma permanente, ya que el no caminarla es alejarse de la esencia de la abogacía. Y una manera de volver a tomarla parecería ser  el ejercicio de la abogacía "para el bien público" -pro bono público o simplemente pro bono- . Si uno lee las experiencias de quienes practican o promueven el  pro bono, encuentra testimonios que muestran como se podría volver a la (po) ética de la abogacía, como se entra en un proceso de "volver a ser abogado", en un re- subjetivización del Yo profesional. Así leo en distintas publicaciones de Legal Today expresiones tales como: "A los abogados que se puedan dedicar esto les va a llenar el corazón y les va a dar más fuerza para que luego en su trabajo profesional, tengan argumentos suficientes para hacerlo mejor" (Jesús Mediavilla, presidente Patronato Fundación Banco de Alimentos Valladolid ). "Es una motivación enorme para cualquier abogado" (Cristina Puigdengolas,  de la Fundación Fernando Pombo). "El pro bono es la persona, ya en el Derecho Romano se recogía que la asistencia jurídica provenía del honor y que tenía que ser hecho desde el honor y no desde la remuneración…" (Anabel Martín, Directora del Voluntariado y Cooperación al Desarrollo de la Comunidad de Madrid). "La intención es aquí poner el pro bono en el contexto de la Responsabilidad Social, de devolver a la sociedad una pequeña parte de lo mucho que nos da a los abogados…los abogados tenemos el ejercicio de los Derechos Humanos de los demás. Esto es un auténtico privilegio que comparto naturalmente obligaciones en el ámbito de la Responsabilidad Social" (Antonio Hernandez Gil, ex- Decano del Ilustra Colegio de Abogados de Madrid ).

Lo expuesto evidencia que la abogacía es ante todo lazo social, servicio al Otro, que la abogacía con la  ¨vestimenta" de una subjetividad basada en la solidaridad social, se aleja psicológicamente hablando, del extremo que  caracteriza del esplendor maníaco  de las telas bordados en hilos de oro y plata y la degradación melancólica de los harapos.

Dejo la inquietud sobre estas palabras, queda en usted saber conjugarlas: des-subjetivizar el Yo profesional, re-subjetivizar el Yo profesional y Pro Bono.

Hasta la próxima.

 

¿Estamos volviendo a los orígenes? El anhelo por la seguridad jurídica

Oigo a los empresarios en estos días pedir seguridad jurídica. Asisto a seminarios, coloquios, conferencias y parece unánime en muchos sectores y...

Una ópera sobre el inventor de la bomba atómica

Se cumple estos días el 75 Aniversario del lanzamiento de las dos bombas atómicas sobre Japón. Hay una ópera especialmente indicada para...

¿Se considera tiempo de trabajo efectivo el empleado en los desplazamientos de los trabajadores desde su domicilio hasta el cliente?

El Tribunal Supremo considera que el tiempo empleado por los trabajadores en los desplazamientos desde sus domicilios hasta el de los clientes...

Seguro de vida: obligación del asegurado de declarar las circunstancias agravatorias del riesgo 

En el seguro de vida el tomador tiene el deber de comunicar al asegurador las circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo. Se incumple este...